Presentador de 'Eztabaidan' en ETB-1

Klaudio Landa: "Yo soy plenamente Klaudio de noche, mis biorritmos funcionan mejor con nocturnidad"

Está a punto de estrenar la nueva temporada de 'Eztabaidan', compuesta de debates, entrevistas y reportajes. La cita, de lunes a jueves, a las 21.30 horas

30.08.2020 | 00:25
Klaudio Landa presenta 'Eztabaidan' en ETB-1

Al igual que muchos escolares, Klaudio Landa también empieza curso el 7 de septiembre. Lo hace con un programa que retomará el pulso de la actualidad. Un espacio que pondrá todo de su parte para que los espectadores reciban la información más completa y cercana sobre el coronavirus y otros temas con expertos y especialistas.

¿Cómo va a ser la nueva temporada de su programa?

—Iremos en directo todas las noches de lunes a jueves. Vamos a seguir con la línea marcada la temporada anterior y siguiendo la actualidad.

Coronavirus, imagino.

—Es lo que toca. Es el tema, uno de los temas, dominante.

¿No echa de menos las tardes de ETB-2? ¿Prefiere la nocturnidad y la alevosía?

—Lo de la alevosía lo dices tú. Lo de la nocturnidad es verdad. Además, me gusta, la cultivo y la prefiero, pero la alevosía no, que suena un poco a maldad. Eso no.

¿La nocturnidad no pierde interés con la edad?

—Ja, ja, ja€ En mi caso parece que no. A mí los biorritmos por la noche se me activan. Yo soy plenamente Klaudio de noche.

Así que le gusta más levantarse tarde y echarse la siesta.

—Lo de levantarme tarde, bueno. Pero la siesta no. Aunque sea un programa de noche, a la tarde hay que estar activo. Hay que comer pronto, sigo hábitos europeos, ligero para no tener modorra de siesta. Mi trabajo en ETB comienza a las cuatro, pero aprovecho la mañana para ir poniéndome al día de las noticias.

Va a levantar la persiana el día 7 con la información muy caliente.

—Desgraciadamente no nos faltan temas, no vamos a ir a buscarlos debajo de las piedras. Digo desgraciadamente porque el tema de la Covid va a condicionar el resto.

¿Va a haber novedades?

—Se van a reforzar varias líneas. La actualidad, por supuesto. Vamos a contar lo que está pasando en ese momento, lo que ha pasado durante el día y lo que va a pasar.

El coronavirus está nutriendo lo que se llama grandes titulares, ¿va a haber algo más?

—Sí, detrás de esos grandes titulares buscaremos también otras historias. Además, vamos a contar con especialistas que tienen una gran capacidad comunicativa, que en un lenguaje muy directo van a explicar la situación que estamos viviendo. Serán ellos los que expliquen qué significan todos estos titulares, todos los datos que recibimos a diario.

¿No hemos oído hablar demasiado de lo que rodea la pandemia?

—Por supuesto, hemos comentado con amigos y en familia todo lo que oímos o leemos en los medios, pero desde el programa se intentará llegar a la cercanía con los espectadores. Estamos a vueltas con la vacuna, pero ¿cómo se va a gestionar cuando llegue?

No hay vacuna y sí muchas dudas sobre cuándo llegará.

—Exacto. Vamos a explicar lo que creemos que la gente quiere saber y lo dirán los especialistas, qué puede pasar cuando esa vacuna sea una realidad. He puesto como ejemplo la vacuna, pero pueden ser mil cosas más.

Esta enfermedad está teniendo consecuencias más allá de la salud.

—Es cierto. Viene un otoño complicado en lo económico, el tema del trabajo. Lo primero que vamos a hacer es escuchar a la gente, saber cuáles son sus dudas, sus situaciones€ Con especialistas, no solo en lo que es la Covid, también en Derecho, en Economía, lo que vamos a intentar es ayudar.

'Eztabaidan' se puede llamar el programa de la pandemia... empezó casi con el estado de alarma.

—Efectivamente. Con él hemos descubierto muchas cosas. Hemos sido testigos del fortalecimiento de las relaciones basadas en los sentimientos de comunidad. Vamos a seguir por esta línea, vamos a escuchar historias de la gente, historias que nos dicen que la vida está cambiando. Esta pandemia también ha tenido como consecuencia un cambio de nuestras relaciones sociales, familiares, de pueblo o de barrio€ Como programa queremos ser testigos de ese fortalecimiento.

¿No cree que tenemos motivos para estar un poco hartos de versionar siempre el mismo tema?

—Ha cambiado nuestra vida€

¿O ha obsesionado nuestra vida?

—También. Pero hay cambios que tienen visos estructurales. Ese del que hablábamos, el sentimiento de comunidad en Euskal Herria. Hace que se generen nuevas dinámicas, nuevas realidades. No hay que estar hablando siempre de cifras, de datos, también hay noticias sujetas a lo humano: los cuidados de las personas mayores, la atención sanitaria...

Supongo que el 7 abrirán con el tema estrella: la vuelta a las aulas.

—Por supuesto. A pesar de todo lo que se ha hablado, no creo que la gente esté cansada, todo lo contrario. Hay una necesidad por saber cómo se va a gestionar la educación. Tendremos testimonios en directo de gente que contará cómo vive ese primer día del curso.

Si hace un año nos hubieran dicho que íbamos a ir todos con mascarilla, nos hubiéramos reído.

—Muchos dicen que el punto de inflexión vendrá con la vacuna, con su aplicación masiva y universal. Se dice que en ese momento nos podremos liberar, entre comillas, de la mascarilla.

¿Entre comillas?

—Yo me siento libre con la mascarilla, me siento protegido. Las mascarillas, la higiene o las distancias nos hacen sentirnos protegidos.

Pensaba que la higiene era algo básico y asumido, que no necesitábamos esta situación para darle importancia. Lavarse las manos no es un acto extraordinario.

—Tienes razón, lavarse las manos debería ser una costumbre que teníamos que tener muy interiorizada, pero€ Si esto nos ha servido para tener una higiene correcta o para ser más limpios, será una buena lección. Lo mismo que dedicar más atención a la gente mayor. Fíjate lo que está suponiendo todo esto en el mundo de la investigación€ Esta situación nos ha hecho ver que algunas costuras no estaban del todo bien cosidas. Vamos a intentar aclarar muchas cuestiones pero a través de los expertos. Nosotros no somos ni microbiólogos, ni virólogos, ni nada. Somos periodistas y el vehículo para que una información se traslade.

¿Vamos a olvidar que el rey emérito se ha ido? Y está la formación del nuevo Gobierno vasco. Hay vida al margen del coronavirus...

—Claro que sí. Yo me despedí de la primera temporada con unas elecciones. Eztabaidan cubrió las elecciones vascas y ahora cubrirá la formación del Gobierno. Por todo esto, vamos a tener una mesa de contertulios de primera línea que van a hablar de política en general.

"Para este tipo de programa sigo hábitos europeos: hay que comer pronto y ligero, para no tener modorra de siesta, y a trabajar"

"Vamos a seguir por esta línea, vamos a escuchar historias de la gente, historias que nos dicen que la vida está cambiando"