Estrenos

'Los salvajes', un thriller familiar que une y desune dos mundos

La serie se estrenará en Movistar+ el 14 de enero y es una de las más esperadas en 2020

28.12.2019 | 06:21
Imagen de una de las secuencias de la serie francesa.

BILBAO. El 14 de enero se estrena una de las grandes apuestas de la ficción europea, el thriller francés Los salvajes. En el tramo final de su campaña a la presidencia, el político Iddler Chaouch se sitúa como el gran favorito en las encuestas gracias, entre otras cosas, a la estrategia liderada por su propia hija, Jasmine. Pero ser el primer candidato de origen árabe en la historia de la república también genera muchas tensiones, especialmente entre algunas facciones radicales de la comunidad islámica del país.

Un conflicto que afecta directamente a la familia de Fouad Nerrouche, el prometido de su hija. Joven y carismático, Fouad disfruta de una exitosa carrera como actor, pero su nueva posición social, así como su relación con la hija del político, chocan con los orígenes humildes y la tradición religiosa de su familia.

El día de las elecciones, entre el tumulto de la celebración por su victoria, Chaouch recibe un disparo a manos de la persona más inesperada: se trata de Krim, el primo adolescente de Fouad. La realidad de las dos familias se cruza sin remedio. La cuestión es: ¿quién está realmente detrás del ataque? La serie francesa es un thriller familiar con tintes políticos y policíacos.

Está basada en la primera entrega de la trilogía de novelas escrita por Sabri Louatah. Está protagonizada por Roschdy Zem como Idder Chaouch; Amira Casar como su mujer Daria; Marina Foïs como Marion, jefa del cuerpo de seguridad de Chaouch; Dali Bensalah como Fouad; Sofiane Zermani como Nazir; Souheila Yacoub como Jasmine Chaouch, y Shaïn Boumedine como Slim.

Entre dos fuegos

Fouad Nerrouche, uno de los personajes principales, es el mediano de tres hermanos de una familia argelina de clase media-baja que vive en un barrio industrial y algo marginal al este de Francia, Saint-Étienne. Su éxito como actor de televisión y su apoyo público a la candidatura de Chaouch chocan con los orígenes humildes de su familia y sus tradiciones musulmanas. Su relación con la hija del político también le sitúa en otro plano. Se ve comprometido después del atentado: Marion, la jefa de seguridad cesada de Chaouch, le pide que haga indagaciones dentro de su familia. La guerra entre las dos familias es un hecho.