Malenia Alterio actriz en ‘señoras del (h)AMPA en telecinco

“Las mujeres de esta serie somos reales y auténticas, no de diseño”

Es una de las actrices más solicitadas para televisión y cine. Ahora es una de las cuatro ‘Señoras del (h)AMPA’, la serie que triunfa en Telecinco

09.02.2020 | 07:40
Malena Alterio, en una secuencia de la serie que está emitiendo Telecinco, ‘Señoras del (h)AMPA’.

BILBAO. - Ha combinado en los últimos meses la ficción en televisión en abierto y también en plataforma digital. En ambas series, da vida a dos mujeres que no dejan indiferente al espectador. Pero son muy distintas. Lourdes, a la que da vida en Las señoras del (h)AMPA, es de fuerte carácter. A Nuria, su personaje en Vergüenza, la considera pusilánime. Pero reconoce que quiere mucho a estas dos mujeres.

¡Vaya delincuentes que están ustedes hechas!

-Todo es por accidente. Matar no matamos ni a una mosca, pero si alguien se pone por delante en nuestra camino, no paramos.

Usted es Lourdes en 'Las señoras del (h)AMPA'. ¿Cómo es ella?

-Una mujer muy cuadriculada, es funcionaria y se considera bastante independiente, autónoma y con un carácter un poco agrio, aunque tiene un buen fondo. Tiene una niña adoptada y vive con su marido, es un poco así, también es funcionario y trabaja en la policía. Somos una familia del montón tratamos de sobrevivir y, sobre todo, de llegar a fin de mes.

¿Cómo definiría la serie, drama, comedia, las dos cosas??

-Creo que es todo: comedia, drama, thriller, suspense, intriga, una historia romántica. Salvando las distancias, esto es un cruce entre Almodóvar y Álex de la Iglesia. Es algo costumbrista, es una historia de barrio, de mujeres al borde de un ataque de nervios, pero con el gore de algo que les va a hacer cambiar la vida a todas las mujeres de esta serie.

¿Una serie de mujeres y amistad?

-Exacto. Nuestros personajes son mujeres reales, auténticas, no de diseño; mujeres que ríen, mujeres que sufren, mujeres que saben que la amistad es muy importante. Lo bueno de esta serie es que no hay una visión hermosa de la vida, que saltan todos esos pedazos de vida que nos acercan a los demás. Creo que a las mujeres se nos presenta en esta serie tal y como somos, con todos nuestros defectos y algunas de nuestras virtudes.

¿Se da una visión muy edulcorada de las mujeres?

-Sí, en ocasiones. Aquí no hay mujeres de porcelana que si las tocas se rompen?

¿Qué pasa si tocas a esas mujeres?

-Que depende cómo se haga y quién lo haga pueden morder o pueden sonreír. Son madres, son esposas y tratan de combinar su vida laboral con su vida familiar. Son las mujeres que yo me encuentro en el súper o en el parque?

Las que se encuentra usted no han matado a nadie, ¿no?

-Todavía, todavía. No me digas que no te han dado ganas de matar a alguien nunca.

Una vez a la semana, más o menos. ¿Una serie de asesinas?

-Ja, ja, ja? En todo caso es un homicidio y no matamos queriendo, te lo juro.

Que se les fue la mano un poquito, ¿no?

-Más o menos. Es accidental, pero hay un cadáver y todo va a girar alrededor de esa idea que tienen estas cuatro señoras para que no se descubra el crimen. Pero la muerta era odiosa, una de esas personas que te dan ganas de matar en la vida real, aunque, claro, no lo haces.

Volvamos a usted, Malena Alterio no se puede quejar para nada de cómo le va vida laboral.

-Estoy feliz. ¿Quejarme? No, no soy tan idiota. A veces pienso: ¿Cuándo llegará el momento en el que estos que me contratan se enteren que no valgo na?? Pero, de momento, siguen sin enterarse, en la inopia y yo sigo trabajando. Cuando acabo un trabajo, me da la sensación de que no van a volver a llamar más.

No me diga que es una mujer pesimista.

-Fatalista y dramática, para eso soy actriz, ¿no? Tengo mucha suerte, pero mucha. Además, puedo ir alternando el teatro, la tele y el cine?

¿Supersticiosa?

-No, qué va, aprensiva. ¿Te puede ir bien durante tanto tiempo? Uy, ya ves? Siempre existe ese miedo a que lo bueno acabe de golpe.

¿No descansa?

-Cuando puedo. Me gusta trabajar y para los actores no trabajar o estar de vacaciones puede significar estar en paro. Me siento muy afortunada

'Vergüenza', una serie?

-Que da mucha vergüenza. Estamos a punto de terminar la tercera temporada, ya sabéis para cuando vuelvan a emitirla, son seis capítulos de media hora cada uno, está muy bien aunque da mucha vergüenza. Ja, ja, ja?

Conténgase que no ha empezado la promoción de esa serie. ¿Quién es más extrema Lourdes o Nuria?

-Son muy dispares los dos, están en mundos distintos y los dos son personajes muy bien escritos. Nuria se deja llevar, es más pusilánime, lleva menos la acción de la vida en pareja o en sociedad. Ella vive en continuo estado de asombro, vive insatisfecha tratando de soportar las meteduras de pata de su marido. Pero vamos a hablar de la Lourdes.

Hablemos.

-Es una mujer con un carácter mucho más seco que el de Nuria. Son bastante distintas. Lourdes corta más el bacalao en su casa. No se para ante nada. Nada que ver la una con la otra. Creo que de conocerse ambos personajes, no serían muy amigos el uno del otro.

¿Y usted con quién se queda o con quién se identifica más?

-Tengo cosas de las dos. Pero si profundizamos, tal vez más con Nuria.

Perdóneme, que se lo recuerde ha dicho que Nuria es pusilánime. ¿Los es Malena?

-Ja, ja, ja? Espero que no en eso. Cuando saco el carácter me voy más con la Lourdes. Pienso que todos los personajes que interpreto tienen algún punto de identificación conmigo, si no fuera así, no los podría defender. Pero si me tengo que pronunciar por alguna, quizá me identifico más, solo en algunos aspectos, con Nuria.

También son totalmente opuestos los maridos que le han colocado en las dos series, nada que ver.

-Me hace gracia que me hagas estas preguntas, nunca los había puesto en comparación. Alfonso Lara se presenta como un policía bonachón, incluso calzonazos, pero el arco dramático que va a representar y el giro de la trama sobre él es muy interesante. No voy a desvelar nada, a ver la serie todos los miércoles. A Jesús, el personaje de Gutiérrez, ya lo habéis visto, es un ser para echarle de comer aparte, mete la pata en cualquier momento.

¿Le gusta?

-Bueno, mientras todo sea ficción. Yo les decía a los creadores, pero cómo es posible que Nuria aguante a ese hombre?

¿Y?

-Todo lo justificábamos con el amor. Jesús y Nuria se quieren, y Nuria también es una metepatas, ella no se queda atrás. También es una metepatas profesional.

Dice que se parece a Nuria o que tiene puntos en común. ¿Mete la pata mucho en la vida real?

-No se me da nada mal, pero no llego al nivel de profesional. Te iba a decir que no, pero sí que lo soy. Tengo con Nuria bastante en común, el despiste. Malena Alterio es una mujer muy despistada, lo puedes poner tal cual. No me acuerdo mucho de los nombres, de las caras, y eso hace que sea un problema en la profesión en la que trabajo.

Lo será en todas, ¿o no?

-Sí, cierto. Pero esta te obliga a relacionarte de una manera muy precisa, se me acerca alguien, sé que le conozco, pero no me acuerdo el nombre y puedo estar hablando de un tema con una persona y esta es totalmente ajena a él.

Lourdes en 'Las señoras del (h)AMPA' es una incontinente verbal, ¿lo es usted también?

-No, yo soy mucho más contenida, precavida y cautelosa. Me pienso muy bien las cosas antes de decirlas. Me cuesta mucho insultar a la gente a la cara como hace tan descaradamente Lourdes.

Cuatro amigas con las manos manchadas de sangre.

-Dicho así, nos estás llamando asesinas.

Más o menos, sí.

-Ja, ja, ja? Seguramente si el caso fuera real y nos sentaran en el banquillo, iríamos a la cárcel. Pero hay que ver toda la serie para entender a esas cuatro mujeres. Es el destino el que las pone en un brete?

No creo que sirva como atenuante en un juicio.

-Supongo que no. Pero a partir de unas circunstancias, lo que ellas intentan es hacer todo lo mejor posible.

¿Y lo mejor posible es esconder el cadáver?

-Ja, ja, ja? No, creo que no. Estas cuatro la van cagando capítulo a capítulo. Estoy muy contenta con esta serie y con el resultado que tiene. Hay mucho corazón metido en este trabajo por parte de todos los que hemos participado en él. Eso se nota.