Nueva campaña de la AEPD

Protección de datos: el "clic" que te puede arruinar la vida

28.01.2021 | 09:11
Redes sociales.

"Un solo clic puede arruinarte la vida"; es el nombre de la campaña que hoy lanza la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) para informar y concienciar a los ciudadanos del daño, pero también de las responsabilidades, que puede acarrear la difusión y el reenvío de imágenes sensibles.

La campaña se lanza hoy, durante un evento que se celebra en la Agencia Española de Protección de Datos en el que participan, además de su directora, Mar España, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado.

El acto se ha programado con motivo de la celebración del Día Internacional de Protección de Datos, y en el mismo se dará a conocer el "Pacto Digital" que ha promovido la Agencia Española de Protección de Datos para favorecer la convivencia en el entorno digital, un acuerdo al que se han adherido ya más de cuarenta asociaciones empresariales, fundaciones y grupos audiovisuales.

El pacto persigue hacer compatible la innovación, la ética y la competitividad empresarial con la adecuada protección de los datos personales, ha subrayado la Agencia de Protección de Datos, que va a dar a conocer este acuerdo durante el I Foro de Privacidad, Innovación y Sostenibilidad, que se celebra hoy.

El acuerdo, abierto a todas las organizaciones y empresas que se quieran sumar, incluye, además de una carta de adhesión, el compromiso de asumir un decálogo de buenas prácticas para los medios de comunicación y las organizaciones que tienen canales de difusión propios.

Las entidades que lo suscriban se comprometen además a difundir entre sus usuarios, clientes y empleados el "Canal Prioritario" que la AEPD puso en marcha para que cualquier persona pueda solicitar la eliminación urgente de contenidos sexuales y violentos y tratar de evitar así el daño extra y la humillación pública que sufren las víctimas cuando se viralizan ese tipo de imágenes.

La campaña "Un solo clic puede arruinarte la vida" incide en esos daños, pero sobre todo en las responsabilidades -penales, laborales o disciplinarias- en las que puede incurrir una persona al difundir ese tipo de contenidos o al reenviarlos de una forma irreflexiva.