A pesar de todo

26.05.2020 | 08:14

Lo que estamos viviendo reafirma lo que llevo diciendo toda la vida. La gente es maravillosa, el ser humano merece mucho la pena. Lástima que sobresalga casi siempre cuando las situaciones son tan duras y dramáticas como las que estamos viviendo, y la cantidad de personas que dejan mucho que desear, por no utilizar descalificaciones más graves, son una minoría pero muy muy molesta. Así que hablemos con propiedad, focalicemos los problemas sobre él o la que los provoca y dejemos de generalizar sobre razas, religiones, patrias, sexo... Dejemos de ser ridículos y atrevámonos a hablar con hechos reales. Por ejemplo, si vemos flotando en un río cristalino tres botellas, la sociedad no es guarra: guarras han sido las personas que han tirado las botellas.