Qué tiempos aquellos...

09.02.2020 | 10:27

... En que Javier Maroto se postulaba defensor de que "Treviño Araba da". Pero como lo que vale es la pela, aquí está el aguerrido señor Maroto que se postula para el Senado por Segovia y lo consigue, gracias al señor Casado. Ver para creer, sin votos, sin elecciones y sin consultar a las bases; el señor Maroto es propuesto por la puerta de atrás como senador por Segovia. Y seguidamente anuncian el sueldo que se le propina al susodicho. Es de vergüenza; cuando un ciudadano se queda en el paro como el señor Maroto, le queda una insignificancia para subsistir mientras que a Javier Maroto le queda un bonito sueldo, incluso mejor que algunas trabajadoras y trabajadores. Y así está este mundo podrido de la política, salvo algunas frutas maduras e incluso sabrosas de pocos políticos, el resto a coro siguen los dictados de sus líderes sin rechistar, pues en ello le va el puesto.

noticias de deia