Amada y ahora despreciada Margarita Robles

14.05.2022 | 08:30
Margarita Robles, entre la directora del CNI defenestrada y su sustituta

¡Igual que su jefe! – Apenas hace una semana, Margarita Robles era aclamada por toda la prensa de orden. Hoy los despechados columneros se retractan a voces de su amor por la ministra. "Margarita Robles ha resultado ser la persona más parecida a Pedro Sánchez de entre todos los oportunistas que forman parte del Consejo de Ministros. Ambos entienden el poder de forma similar, y para ambos es la supervivencia personal el fin último", se enfurruñaba Irene González en Vózpuli.

Chacha del señorito – Antonio R. Naranjo ladraba su rencor en El Debate tirando de postas dialécticas: "Ahora ya sabemos que estábamos equivocados con Margarita y que nos tenía engañados: alguien que se siente orgulloso de pertenecer al equipo de Sánchez no puede ser nunca el freno de sus delirios. Y si los de Sánchez son inmensos, las tragaderas de Robles no le van a la zaga: iba de cuota seria de un Gobierno de broma, pero no pasa de chacha hiperventilada del señorito".

Lo peor – Hasta José Antonio Zarzalejos, que viene muy moderado últimamente, mojaba su pluma en bilis ardiente para marcarse en El Confidencial una filípica de una veintena de párrafos que terminaba así: "Lo peor de Margarita Robles es lo mejor para todos los demás: ya sabemos quién es en realidad Margarita Robles. Dentro de esta cochambre ética, algo hemos sacado en claro: Margarita Robles es exactamente lo contrario de lo que ella dice que es".

Una ficción – Carmelo Jordá ejercía de Capitán A Posteriori en Libertad Digital. Él ya la tenía calada desde hace tiempo,dice: "Entre unos y otros se había construido un ente de ficción que respondía por Margarita Robles, cuyo parecido con la realidad era pura coincidencia, que ha muerto políticamente este martes y que ahora es sólo otra lápida más en el cementerio de cadáveres políticos de Sánchez".

Blanqueamiento de ETA– Otro que lo sabía de antes es David Jiménez Torres. El hijo del latigador de Teruel aportaba en El Mundo la prueba definitiva de que Robles no era trigo limpio: "Esta servidora pública tan familiarizada, a causa de su trayectoria, con los años más duros de la lucha antiterrorista, no ha exhibido incomodidad alguna ante el blanqueamiento de los herederos de Batasuna".

noticias de deia