El dragón barbudo, un perro con forma de reptil

Idoia Hurtado Aldecoa tiene uno de estos curiosos animales en casa. "Cuando nuestra hija se va de viaje, nos toca cuidar de Pepito, que así se llama", cuentan sus padres, Julio Hurtado y Garbiñe Aldecoa. No tienen miedo de él porque es "muy dócil y tranquilo", aseguran

08.08.2021 | 19:36
Una cría de color marrón y negro.

A pesar de su temible apariencia, es considerado, tanto por su docilidad como por su tranquilidad, el equiparable al perro en el mundo reptil. Y es que el 'pogona vitticeps', popularmente conocido como dragón barbudo, es un animal que actualmente es comercializado como mascota en diversos lugares del mundo.

Se trata de una especie de saurópsido escamoso, perteneciente a la familia de los agámidos. Originario de las regiones desérticas y semidesérticas de Australia, este lagarto de paso firme es un animal diurno, omnívoro y terrestre semiarborícola. Sus garras no son retráctiles, pero sus párpados, son móviles, es decir, pueden cerrarse y abrirse. Su curioso nombre hace referencia a su cuerpo, recubierto de espinas blandas, y a su cabeza triangular, cuya piel, rugosa y replegada, se corona con una especie de barba formada por una hilera de escamas puntiagudas bajo la garganta, con las que intimida a rivales y depredadores.

Y es que, cuando se siente amenazado, el dragón barbudo abre su boca de par en par, al tiempo que desplega su impresionante barba de pinchos, que se torna de color negro, con el fin de atemorizar a sus adversarios. En su edad adulta pueden llegar a pesar en torno a los 450 gramos y miden hasta 60 centímetros de largo.

Existen dragones barbudos de una gran variedad de colores: desde castaño, pardo o gris, hasta verde, rojizo, y anaranjado. Además, al igual que el camaleón, es capaz de experimentar cambios muy leves de color. En su caso, lo hace para regular su temperatura, pero también para expresar su estado de ánimo.

sus cuidados

Tal y como hemos señado, se deja manipular con facilidad. Por eso, no es tan sorprendente que se haya convertido en un animal que puede convivir con los humanos. Pero, ¿qué cuidados debes seguir si decides tener un dragón barbudo en casa?

Lo primero de todo debes hacerte con un terrario de grandes dimensiones y que cuente con espacios para que se coloque en altura, ya que debesa saber que en libertad, vive en los árboles y al caer la noche desciende al suelo en busca de un escondite para descansar. Es aconsejable cubrir el terrario por la noche con una tela para que pueda dormir tranquilamente y no le molesten las luces externas.

Otra de las cosas que debes saber es que es muy sensible a la temperatura. Cuando quiere almacenar el calor, se aplana, con el objetivo de recibir los rayos de sol de forma perpendicular. En cambio, si lo que quiere es refrescarse, abre la boca para favorecer una mayor transpiración y en consecuencia una mayor pérdida de calor.

No obstante, debemos alarmarnos si el animal tiene la boca abierta todo el tiempo, porque eso es señal de que la temperatura dentro del terrario es demasiado elevada. A modo de referencia es conveniente mantener su cubículo a una temperatura constante, que oscile entre los 30 y los 35 °C durante el día y entre los 20 y los 23°C por la noche. En ningún caso se debe dejar que la temperatura caiga por debajo de los 18 °C, ni que supere los 43°C, pues podría llegar a morir.

Su alimentación debe mezclar vegetales, frutas, insectos y carne, porque lo adecuado es que coman de todo, para no enfermar. Eso sí, debe evitarse lechuga, las espinacas y los tomates, o consumirlos en bajas cantidades, ya que el fósforo y los oxalatos les resultan tóxicos. Por contra, los caracoles con concha tienen mucho calcio, así como la morera, que les gusta mucho, y el caroteno presente en la zanahoria potencian su colorido.

Se debe tener en cuenta lo corto y delicado de su aparato digestivo. Las heces normales de estos animales deberían ser como un "gusanillo" de tono marrón oscuro, con una parte añadida de color amarillento blanquecino, que es la orina. Si no es de este aspecto, se debe llevar a la pogona al veterinario. El agua se suministrara con un pulverizador, 2 o 3 veces por semana, ya que las pogonas beben del rocío del campo. Es recomendable dejarle un recipiente con agua limpia para que tomen sus baños que les son buenos para la muda de piel.

Por último, si decides tener más de un dragón barbudo, ten en cuenta que no es recomendable tener más de un macho en el mismo terrario, a no ser que dicho cubículo sea grande y cuente con varios sitios elevados. El lugar más alto lo ocupará el individuo dominante del grupo, ya que son animales muy jerárquicos, que luchan cuerpo a cuerpo para conseguir el liderazgo y la atención de las hembras.

noticias de deia