Portugal 2 - 2 Francia

Portugal y Francia firman tablas

Francia, primera, y Portugal, tercera, avanzan a octavos y el luso iguala los 109 goles de Ali Daei como máximo artillero a nivel de selecciones

24.06.2021 | 00:57
Cristiano Ronaldo y Karim Benzema, abrazados camino al túnel de vestuarios al pitarse el descanso.

Portugal 2

Francia 2

PORTUGAL: Rui Patrício; Semedo (Min. 79, Dalot), Pepe, Rúben Dias, Guerreiro; Renato Sanches (Min. 88, Sérgio Oliveira), Danilo (Min. 46, Joao Palhinha), Joao Moutinho (Min. 73, Rúben Neves); Bernardo Silva (Min. 72, Bruno Fernandes), Diogo Jota y Ronaldo.

FRANCIA: Lloris; Koundé, Varane, Kimpembe, Hernández (Min. 46, Digne; min. 52, Rabiot); Pogba, Kanté; Mbappé, Griezmann (Min. 86, Sissoko), Tolisso (Min. 66, Coman); Benzema.

Goles: 1-0: Min. 31; Cristiano Ronaldo, de penalti. 1-1: Min. 45; Benzema, de penalti. 1-2: Min. 47; Benzema. 2-2: Min. 60; Cristiano Ronaldo, de penalti.

Árbitro: Antonio Mateu Lahoz (España). Amonestó a Lloris, Lucas Hernández, Griezmann y Kimpembe.

Incidencias: Partido de la tercera y última jornada del Grupo F, disputado en el estadio Puskas Arena de Budapest ante unos 60.000 espectadores.

Un duelo goleador entre Cristiano Ronaldo, que igualó las 109 dianas del iraní Ali Daei como máximo artillero de la historia a nivel de selecciones, y Karim Benzema marcó un intenso e igualado partido que selló el pase de Francia, como primera, y Portugal, como tercera, a los octavos de final de la Eurocopa. Empataron a dos goles en un duelo de gran calidad, igualado y lleno de emoción que sirvió como broche de oro para el denominado Grupo de la Muerte con protagonismo especial para Antonio Mateu Lahoz, que señaló tres penaltis, uno especialmente dudoso a favor de los de Didier Deschamps.

Portugal arrancó paciente y bien plantada en defensa y los franceses buscaron aumentar el ritmo del encuentro, con entradas por las bandas a cargo de Tolisso y Mbappé y un Pogba más adelantado y participativo. Todo parecía ir de cara para los de Deschamps, pero la situación cambió en el ecuador del primer tiempo, cuando un saque de falta lateral de Moutinho, que parecía inofensivo, acabó en penalti a favor de Portugal. Lloris salió a despejar con los puños por delante y tumbó a Danilo de un puñetazo. Cristiano Ronaldo no falló, puso a los lusos por delante y se convirtió en el máximo artillero (20) de la historia de las fases finales de Eurocopas y Mundiales.

Tras el tanto, el guion del partido cambió por completo. Portugal comenzó a estar más cómoda con el balón y Francia, anulada por el buen repliegue de los rivales, mostró su cara más errática. La historia volvió a repetirse, pero a la inversa, y es que, cuando peor estaba pasándolo el combinado galo, Mateu Lahoz señaló pena máxima por un empujón en carrera de Semedo a Mbappé que los portugueses protestaron. Benzema, previa supervisión del VAR, anotó con contundencia al filo del descanso.

Sin dar margen de reacción a sus rivales, Francia le dio la vuelta al partido nada más arrancar el segundo tiempo con un nuevo tanto de Benzema, que definió con un disparo raso de gran calidad tras una excelente asistencia de Pogba. Con el paso de los minutos, ambas selecciones empezaron a mostrar signos evidentes de cansancio por las altas temperaturas en Budapest, por encima de los 30 grados, y el juego se volvió más impreciso. En una de sus pocas aproximaciones al área rival, Portugal volvió a encontrarse con un penalti a favor, en este caso por una mano clara de Koundé tras un centro lateral de Ronaldo. Al portugués no le tembló el pulso y volvió a poner la igualdad en el electrónico con su segundo tanto, que le sirvió para igualar la marca de Ali Daei.

Francia no bajó los brazos y se lanzó, con un inspirado Rabiot al frente, a completar su remontada. Pudo llegar el gol en el minuto 66 tras un espectacular disparo de Pogba desde fuera del área, pero Rui Patricio sacó una mano salvadora y mandó el balón al larguero para después despejar también un segundo chut de Griezmann al rechace. Después de un partido intenso y lleno de idas y venidas, Francia y Portugal, conscientes del empate de Alemania que clasificaba a ambas escuadras, dieron por buenas las tablas y esperaron sin ocasiones claras el pitido final.

noticias de deia