¿Una multa de Tráfico por correo electrónico? No es una sanción, es un estafa

La DGT nunca comunica sanciones por e-mali y los ciberdelincuentes pretenden acceder a nuestros dispositivos y hacerse con nuestros datos

25.04.2022 | 13:33
Dos agentes imponen una sanción a una conductora.

La picaresca de los ciberdelincuentes parece no tener límites. Uno de los últimos señuelos utilizados para intentar estafarnos es utilizar el nombre, el correo electrónico y los logotipos de la Dirección General de Tráfico (DGT).
Por eso si recibes un e-mail de la DGT avisándote de que debes pagar una multa, no cliques en los enlaces sus ya que se trata de una estafa.

No es la primera ni la última vez que lo amigos de lo ajeno intentan estafar a los conductores hablando en nombre de la Dirección General de Tráfico (DGT). Ya te habíamos hablado de algunos intentos de fraude en anteriores ocasiones, a través de notificaciones falsas de multas de tráfico, y ahora vuelven a la palestra.

Los ciberdelincuentes ahora se dedican a enviar a algunos usuarios un correo electrónico que nuevamente intenta suplantar a la DGT y en el que se señala que se tiene una multa pendiente. En dicho e-mail viene incluido un enlace para acceder supuestamente a la Sede Electrónica de la DGT, pero al clicar en el mismo se descarga un malware en el dispositivo que da acceso a los ciberdelincuentes a todos nuestros datos.


En esta ocasión, el correo electrónico parece muy real, pues el remitente que aparece es el Ministerio del Interior, siendo la dirección del correo desde el que se envía notificaciones_vehiculos@sede.dgt.gob.es. El asunto del e-mail es "Bloqueo del Vehículo – Multa no pagada" y en el mismo se nos recuerda que tenemos una sanción sin abonar y se nos conmina a ver los detalles de la misma.

Esto debemos hacerlo pinchando un enlace que debería llevarnos a comprobar esa infracción no pagada. Ese sería nuestro mayor error, ya que realmente nos estaremos descargando un archivo que contiene un malware específico. Si descargamos y ejecutamos este archivo, nuestro móvil u ordenador podría convertirse entonces en el mejor aliado de los delincuente para hacerse con nuestros datos.

La Oficina de Seguridad del Internauta apunta que si no se ejecuta el archivo (únicamente se descarga) lo más seguro es que no se haya infectado el sistema. Para mayor certeza deberemos borrar el archivo de la carpeta de descargas, eliminar definitivamente el correo electrónico y ejecutar un antivirus para comprobar que nuestro dispositivo está limpio.



Tráfico ha recordado ante este último intento de ciberestafa que la DGT nunca comunica sanciones por correo electrónico, con lo que si recibimos un correo electrónico de estas características, siempre será falso y podrá incluir un intento de estafa.

Por ello debes de tener siempre muy en cuenta que las multas de tráfico nunca se notifican por correo electrónico. Para ello Tráfico utiliza el correo certificado (en el que debes dar acuse de recibo personalmente) o, si este sistema no es efectivo, con la publicación de la sanción en los boletines oficiales, tablones de anuncios municipales o el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (TESTRA) o en el Tablón Edictal Único (TEU).

En el TESTRA o en el TEU podrás comprobar la veracidad y la existencia real de cualquier multa. Sólo tienes que acceder a ellos e introducir tu DNI, nombre y apellidos, o matrícula de tu vehículo para realizar una comprobación que te evitará caer en una de las últimas estafas a través del correo electrónico
noticias de deia