José Montero Socio director de Montero Rocha Abogados

“Las reclamaciones del IRPH han de hacerse cuanto antes y sin miedo, esperar es un error”

Inmerso en la batalla contra las cláusulas abusivas de los bancos, el socio director del bufete Montero Rocha Abogados conmina a los afectados a no esperar para hacer sus reclamaciones

09.02.2020 | 04:44
El abogado José Montero,a las puertas del bufete quedirige. Fotos: Jose Sampedro

bilbao- José Montero, socio director del bufete Montero Rocha Abogados, cuenta con 15 años de carrera profesional, tan intensos como incesantes, fruto de su obsesión confesa por la perfección. Con la vista puesta en Europa por vocación y una nítida visión de futuro, se declara un apasionado del derecho internacional. Ya en la universidad de Viena representó a España durante dos años ante la Comisión Europea.

En medio del ajetreo que envuelve su actividad cotidiana al frente del bufete y recién llegado de Madrid, donde ha asistido a unas conferencias de derecho procesal europeo en las que han participado los presidentes del Tribunal Constitucional y del Supremo, la ministra de Justicia, jueces y letrados del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y abogados dedicados a la defensa y aplicación del derecho desde Europa, este abogado zornotzarra desvela los entresijos de la nueva Ley Hipotecaria y el papel del hipotecado ante los cambios que le afectan, mientras desgrana los éxitos sobresalientes conocidos al frente del despacho en relación con las cláusulas abusivas, reclamaciones del IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios) y todo lo relacionado con los avales y la muerte civil. De ello tratará el día 5 de junio en una reunión informativa organizada en Bilbao.

Montero Rocha fue el primer despacho de abogados en empezar a reclamar en Euskadi las cláusulas abusivas de las hipotecas. ¿Ello ha marcado un hito en la andadura del bufete?

-En la vida del bufete y de los numerosos clientes que han pasado por aquí, muchos de los cuales han recuperado cantidades importantes de dinero o incluso su casa. La semana pasada pasaron por aquí los primeros clientes de España que después de ganar una sentencia de IRPH han cobrado su dinero. En concreto han recuperado 70.000 euros con una hipoteca de 180.000 euros a 30 años. Si bien otros bufetes han conseguido alguna sentencia positiva en este sentido, no han cerrado el tema de manera que el cliente llegue a cobrar.

Otro logro interesante ha sido la primera sentencia favorable en España de anulación total de un aval de unos padres a su hijo?

-Sí, ha sido un logro interesante. Hemos conseguido que los padres dejen de sufrir y que el hijo conserve su casa por la aplicación de los diferentes protocolos que tenemos. Nosotros no solo reclamamos los gastos sino que con el derecho europeo, de acuerdo con las directivas aplicadas en el derecho interno español, hacemos que la gente no pierda sus casas, que los desahuciados dejen de deber dinero y puedan empezar de cero sin quedar en muerte civil.

Un éxito extraordinario del bufete Montero Rocha es también la primera sentencia de cláusula suelo con retroactividad total antes de pronunciarse el TJUE?

-Cuando nadie conocía la cláusula suelo se devolvía todo el dinero, luego hubo una alarma social y durante un tiempo no se devolvió nada, después el Tribunal Supremo obligó a devolver desde mayo de 2013, con lo cual se devolvía menos de la mitad, y al final ha tenido que venir el TJUE a dictaminar que había que devolverlo todo porque la cláusula no ha existido. Pues bien, un mes antes de que el TJUE se pronunciara, nosotros conseguimos esa primera sentencia en España que daba ya la retroactividad total. Fue en el Juzgado nº 1 de Barakaldo. La cláusula suelo ha sido solo la más famosa de esta familia de cláusulas malignas pero hay otras muchas que provocan efectos muchísimo más devastadores . Mucha gente ha perdido su casa y hasta su vida en la aplicación de estas cláusulas. Por eso hemos ido al TJUE a reunirnos con letrados y jueces para hablar de estos temas y adelantarnos a esa situación.

A las sentencias a su favor se suma una derivada del IRPH donde un cliente ha cobrado 80.000 euros y ha recuperado su dinero...

-No solo la sentencia a favor sino las ejecuciones de la misma, de lo que nadie habla, porque ¿cuántas de las sentencias a favor pueden ejecutarse con éxito de manera que el cliente pueda cobrar y liberarse, sin que le recurran, se gaste el dinero y al final no cobre nada? Mis clientes terminan, cobran y se marchan, y eso nos diferencia de plataformas, asociaciones? Nosotros somos abogados especializados, "guerreros" especializados en conseguir objetivos concretos.

¿Cuál es el porcentaje de resoluciones favorables en los temas que han pasado por el bufete?

-Alcanza el 99%, lo que tiene mucho que ver con mi personalidad altamente obsesiva. Trabajo para que mi obsesión esté al servicio de mi vida, de mi empresa y de mis clientes.

¿Cómo se consigue alcanzar esa cota?

-Requiere ser muy minuciosos en la metodología de trabajo, estudiando cada caso al detalle, con un seguimiento muy próximo al cliente, porque cada caso es único y diferente. Los que formamos este bufete, cuyos profesionales tienen una formación potente, en estos últimos años hemos adquirido una experiencia que nos permite ir con seguridad muy deprisa. Nos gustan los casos difíciles, resolver problemas complicados, como el último objetivo conseguido, que pueda volver a España un cliente de Andalucía en muerte civil, quien además de quedar limpio va a cobrar dinero que le debe el banco.

IRPH, avales, muerte civil... ¿son problemas con solución?

-Son temas que aún se desconocen y queremos dar a conocer que aunque no lo parezca, estos problemas sí tienen solución, con el conocimiento que hemos adquirido en las instituciones europeas y luchando sin miedo incluso para llevar el tema de los avales a la empresa. En el caso de la muerte civil, en el que a las personas ahogadas por los acreedores les queda mermada la capacidad de obrar, la rehabilitación civil les permitirá volver a la vida, empezar de cero.

Hace escasos días ha estado en Estrasburgo y Luxemburgo en visita institucional donde ha podido conversar con jueces acerca de la resolución que sobre el IRPH tienen que tomar después del verano. ¿Cuáles han sido las principales conclusiones extraídas?

-Una conclusión muy positiva, y es que en las altas esferas europeas, el TJUE no tiene miedo a la aplicación de las leyes. Sabe muy bien que las leyes nacidas del Parlamento Europeo, traducidas en directivas y traspuestas en el ordenamiento español, como es el caso, deben ser aplicadas. La situación es positiva y de confianza. Las conclusiones del abogado general de la UE sobre el IRPH se conocerán el 10 de septiembre pero no conviene esperar para reclamar.

¿Cómo está la situación y cómo se prevé en un futuro próximo?

-Quiero denunciar el colapso en los juzgados nº 11 y 15 en España y, en concreto, en Bizkaia. Los jueces que tenían que venir a avanzar los procedimientos no terminan de llegar por un problema de voluntad política. Entonces, si los juzgados ya están colapsados y los bancos llevan años haciendo sus artimañas para comerse a los bufetes pequeños, alargando los procedimientos todo lo posible y haciendo que el cliente se desespere? creo que va a haber una especie de embudo y sin ánimo de generar alarma, habrá una horquilla en la que los primeros van a poder ver que su caso va con normalidad y van a cobrar sin verse envueltos en una situación muy complicada. Después se va a producir un colapso bastante importante, lo que significará que sus procedimientos durarán años y durante ese tiempo habrá muchos cambios en los juzgados. Básicamente porque es insostenible, hay muchísimo dinero en juego. Nosotros no estamos en disposición de aceptar todos los casos que nos vengan sino solo unos cientos que lleguen al principio y poco más.

¿Cuál es su recomendación a este respecto?

-Reclamar cuanto antes. Hay una idea generalizada que sugiere esperar a lo que diga el TJUE pero desde mi conocimiento y mi experiencia pienso que esperar es un error, porque con el IRPH va a pasar lo mismo que ha sucedido con las clausulas suelo. Cuando no hay alarma social, la gente reclama y, aunque con dificultades, consigue la devolución pero cuando salga la sentencia habrá un revuelo, se generará una alarma social y todo el mundo que está esperando reclamará en masa. Entonces se van a poner miles de obstáculos. Ese buenismo de "yo tengo derecho y me lo van a dar" desgraciadamente no es así. Gran parte de nuestro éxito como bufete radica en saber dónde y cuándo hacer las cosas. Cuanto más se tarde en reclamar menos posibilidades hay de que esto acabe rompiendo. Además, estoy convencido de que la banca tiene un acuerdo con el Gobierno, sea del color que sea, para que emita una orden de transparencia y en cuanto esto ocurra derogar el IRPH y cambiarlo por un Swap, que es un IRPH pero con otro nombre. Con lo cual, es de vital importancia estar bien representados y no esperar para reclamar". En la conferencia se dará a conocer esta cuestión.

¿Se abre la puerta a miles de reclamaciones de familias afectadas?

-Ahora hay un momento de puerta abierta para reclamaciones del IRPH, lo que es bastante más complicado que la cláusula suelo.

¿Hay una repercusión económica importante?

-Sí, pero debemos romper la idea de que "pobres bancos?". Es un dinero que se lo han cobrado a sus clientes indebidamente. Que echen la culpa al pobre consumidor al que le han robado y está reclamando lo que es suyo, de que la banca cambie su modelo no es justo, lo está haciendo ya por sí misma.

¿Se puede avanzar alguna conclusión de cómo va a quedar el IRPH en cuanto a la sentencia del TJUE?

-No ha sido aplicado de manera totalmente transparente, con lo cual, ha sido impuesto sin otra alternativa. Toda la gente que ha contratado un IRPH viene contando la misma historia. No les dieron opción y les dijeron que les beneficiaría por ser más estable que el Euribor, lo que es mentira, porque a quien le beneficia es al banco. Es igual de estable que el Euribor pero está tres puntos por encima. Al no darles más oportunidades ni explicárselo adecuadamente, es decir, al no cumplirse una serie de circunstancias que las directivas europeas exigen en la contratación como consumidores, a más con los empresarios, -porque también hemos roto esa barrera de poder defenderles-, van a decir en cada caso que el IRPH es nulo de pleno derecho. El juez no solo nos está quitando el IRPH y poniéndonos el Euribor, es decir, devolviéndonos esa diferencia, sino que al considerar que lo han hecho o impuesto de forma tan taimada, desaparece y todo lo que el banco ha cobrado de interés debe ser devuelto. A partir de ahí se podrá llegar a un acuerdo entre banco y cliente, pero eso estará ya en mis manos como abogado de mis clientes. No hay miedo.

¿En el caso del aval a cuántos afectados representan?

-A casi centenas de afectados en Bizkaia, porque en el 85-90% de los casos era innecesario.

Y respecto a la muerte civil, el bufete Montero Rocha ha ideado la manera de rehabilitar a las personas. ¿Cuál es el procedimiento?

-Es muy sencillo, haciendo que la situación jurídica y las cláusulas que hicieron que yo me quedara en la calle con esa deuda nunca hayan existido y esa deuda ya nunca exista. Podemos hacerlo, además, a un precio muy asequible, porque sabemos la situación que tienen los afectados. Es el banco el que nos paga a nosotros y si hay alguna devolución, pactamos un porcentaje sobre eso.

Con todo, ¿en la reunión abordará la nueva Ley Hipotecaria que entrará en vigor en próximo 16 de junio?

-La nueva Ley Hipotecaria viene a organizar un poco la litigiosidad que ha habido en los últimos años, abarata los intereses de demora y la amortización anticipada, regula el reparto de los gastos entre el consumidor y la entidad financiera, los meses que se pueden dejar de pagar antes de que el banco te quite la casa? y sobre todo, la concesión del crédito. Esta ley estará muy relacionada con los desahucios, de lo que también hablaremos en la reunión informativa, de cómo afecta esto y de los derechos de las personas cuando entre en vigor.

¿Es una ley más proteccionista con el consumidor?

-Teóricamente debería ser así. Pero hay que conocer los aspectos concretos, por ejemplo, cómo van a quedar por ley los gastos, cuánto me va a costar hacer una hipoteca, qué va a pasar si me retraso poco o mucho tiempo, y si no la puedo pagar, etc. Conviene saberlo para no verse indefenso. La cultura financiera y jurídica no está de más, porque el conocimiento es una forma de defender los derechos.

Reclamar es importante y urgente pero ¿y si no se dispone de recursos para hacerlo?

-En el bufete Montero Rocha Abogados dedicamos un 5% de nuestra facturación a defender a personas que no tienen medios económicos a través del llamado Pro-Bono. Intentamos que sean los bancos los que paguen la minuta. En el tema del IRPH, el cliente solo paga una provisión muy pequeña al principio para cubrir gastos y será el banco el que pague su defensa. Lo que haremos es financiarles para que puedan acceder a la defensa, les damos todas las facilidades para hacerlo, como explicaremos también en la reunión informativa.

¿Se puede hablar de un protocolo de defensa particular del bufete?

-Sí, es un protocolo de defensa particular y secreto, que está inscrito en el Registro de Propiedad Intelectual. Todos nuestros protocolos están inscritos en él y son propiedad intelectual de este bufete. Eso significa que somos diferentes a los demás. Primamos la calidad y no aceptamos todos los casos que nos llegan, sino que tenemos un criterio de selección. Es decir, el cliente nos elige pero nosotros también elegimos al cliente.

¿Incluso el bufete aspira a crear una cátedra en la UPV sobre el ámbito de los abusos hipotecarios?

-Ya está en marcha, sobre Derecho Internacional del Consumidor, donde vamos a poner en conocimiento de la UPV/EHU todo lo que sabemos y hacer que la justicia, el bufete y la universidad fluyan. Estamos también creando un postgrado para enseñar a los abogados esta teoría.