Catedrático de lenguajes y sistemas informáticos en la UPV-EHU

Eneko Agirre: "Intentamos que las máquinas adquieran sentido común"

04.07.2021 | 00:09
Desde su centro de investigación HiTZ, que dirigen en la UPV-EHU. Foto: Fundación BBVA

donostia– "Ahora estamos intentando que las máquinas adquieran sentido común, sobre todo los agentes conversacionales como Siri, los altavoces inteligentes", sostiene el profesor Eneko Agirre, catedrático de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), en Donostia, distinguido con tres premios de Google relacionados con este área. "Lo ideal es que las máquinas aprendan por sí solas, porque enseñar a las máquina es muy costoso; tiene que haber una persona dándole constantemente datos para que aprenda. Para que los agentes conversacionales sepan hay que facilitarles las informaciones preparadas por las personas. El reto actual, de hecho está funcionando, es hacer unos motores que entiendan el lenguaje de tal forma que con menos datos funcionen mejor los sistemas conversacionales", explica a DEIA.

Reconoce que hace cinco años hubiera sido impensable que Siri nos entendiera y mucho menos que ejecutara nuestras órdenes: "La posibilidad de hablar por la máquinas con voz se va a extender, no solo al altavoz inteligente y al móvil, sino también a otros aparatos que nos rodean en la industria".

Al profesor Eneko Agirre, galardonado con el premio Aritmel, por sus contribuciones de excepcional valor en el ámbito del procesamiento de lenguaje natural, le interesa sobre todo "cómo las personas nos entendemos y qué mecanismos hay que añadir a una máquina para que entienda de qué hablamos".

¿Cómo se puede lograr que las máquinas entiendan a las personas, y en concreto que nos entiendan en los muchos idiomas en los que hablamos? Es la pregunta que le sigue fascinando.

Distinguido por la "excepcional calidad de sus publicaciones científicas, Agirre ha pasado a ser un referente internacional en su campo, ejerciendo como profesor visitante en la Universidad de Stanford y colaborando con el European Lab for Learning and Intelligent Systems, la sociedad que aglutina a los mejores investigadores europeos en Inteligencia Artificial.

En el centro de investigación HiTZ que dirige en la UPV-EHU, Agirre supervisó la tesis de Mikel Artexte –premiado en la categoría de Jóvenes Investigadores–, en la que se ha comprobado por primera vez que una máquina puede aprender a traducir sin basarse en ningún recurso bilingüe. "Hasta ahora, se creía que para traducir entre dos idiomas hacía falta una especie de piedra Rosetta con traslaciones entre ambas lenguas", explica. "Pero con nuestro trabajo hemos demostrado que, por ejemplo, para traducir entre el árabe y el chino, basta que la máquina lea muchos textos en estos dos idiomas", añade. Gracias a este avance, Agirre subraya que se ha ampliado "el campo de los traductores automáticos a idiomas para los que hay pocos recursos, como el euskera, el quechúa o el swahili".

Su grupo también está investigando cómo mejorar la capacidad de las máquinas para comprender el lenguaje informal. "La posibilidad de conversar de manera natural con una máquina empezará a ocurrir poco a poco. Ahora con el móvil o un altavoz inteligente hay tareas muy sencillas que podemos hacer, como poner música o llamar a alguien y la máquina te entiende perfectamente. Pero el campo de comandos que pueda entender va a ir aumentando cada vez más".

Además, Agirre también está liderando el desarrollo de sistemas para facilitar cualquier tarea que implique el procesamiento de un gran volumen de documentos. "Esto va a permitir", asegura, "que en vez de tener que buscar documentos y luego leerlos, podamos preguntar directamente a la máquina lo que queremos y será capaz de encontrar la respuesta que buscamos".

Reconoce que es el momento de la informática y la inteligencia artificial. "En nuestra área se está produciendo un auténtico boom, porque cada vez más las empresas y la administración van hacia la digitalización de sus datos para automatizar los procesos; con la IA se podrán hacer de forma más rápida y mejor". ¿Se generarán más puestos de trabajo? "La idea es que haya más puestos de trabajo de más valor añadido y que las tareas repetitivas que se han quedado obsoletas la hagan las máquinas".

"Se trata de que las máquinas sean capaces de entender cualquier idioma humano"

eneko agirre

Dtor del Centro de investigación HiTZ

"La Inteligencia Artificial propiciará más puestos de valor añadido y los trabajos obsoletos los harán las máquinas"

noticias de deia