CAF se fija en Thales en su apuesta por la diversificación

Estaría interesada en la división de señalización ferroviaria del grupo francés

21.05.2021 | 01:27
La fabricación de trenes, como el Civia, ya aporta menos del 50% de la facturación de CAF Beasain.

El grupo industrial vasco CAF estaría interesado en adquirir la división de señalización ferroviaria del gigante tecnológico francés Thales, según Expansión. Aunque la empresa de Beasain se niega a valorar su posible interés, una operación en este sentido se enmarcaría en la lógica de la estrategia de la empresa guipuzcoana.

En principio, CAF sería uno de los grupos interesados en el negocio de señalización de Thales junto a otros competidores como Alstom o Hitachi

El importe de la operación podría ascender a unos 1.600 millones de euros, una cifra demasiado grande para la firma vasca por lo que CAF habría contactado con PWC para la búsqueda de un socio financiero que le acompañe. El fondo de capital riesgo Tower-Brook parece estar mejor posicionado para tomar una participación minoritaria en el citado negocio de Thales.

Para hacerse una idea de la magnitud de la referida operación hay que tener en cuenta que CAF es una empresa competente pero con una dimensión relativamente reducida en un mercado global, que el pasado año facturó 2.762 millones de euros. Por su parte, la cifra de negocio de la división de señalización ferroviaria de Thales asciende a alrededor de 1.700 millones de euros y genera un resultado bruto o Ebitda del orden de los 125 millones de euros.

CAF en el caso de poder articular su oferta económica tendría ventaja respecto a Alstom, por ejemplo, porque en principio, dada la menor dimensión de la firma vasca tendría menos problemas para recibir luz verde las autoridades europeas de competencia.

El negocio de señalización aporta ingresos recurrentes debido al mantenimiento asociado a los contratos. Además, situaría a CAF como uno de los principales jugadores en este sector a nivel mundial.

Para hacer frente a la operación, a la vista del Ebitda que generan tanto CAF como la división de Thales, el grupo vasco precisaría de unos 600 millones de euros de financiación adicional de un socio ajeno.

La señalización es una de las partes más críticas en materia de seguridad dentro de un sistema ferroviario, contando con una elevada parte de mantenimiento, máxime si el futuro pasa por los trenes autónomos sin maquinista. CAF ya ha trabajado en el pasado con Thales y tiene experiencia en la integración de sus sistemas de señalización. Además, Thales es uno de los líderes en los sistemas CBTC (utilizado en sistemas automáticos)

La estrategia de CAF por la diversificación porque con su masa crítica tiene complicado competir en precios con constructores de trenes gigantes como Alstom-Bombardier o CRRC. De hecho, el material rodante ya sólo supone el 44% de la facturación de la empresa vasca, con datos de 2020, más volcada en sectores de mayor futuro como los autobuses eléctricos, con su filial Solaris, o los servicios asociados al ferrocarril.

noticias de deia