La negociación salarial se estanca en Euskadi por la incertidumbre sanitaria

La subida de sueldo media pactada en el arranque del año es del 0,76%, menos de la mitad que hace doce meses

19.04.2021 | 01:03
Trabajadores de Petronor, durante una protesta el pasado viernes ante la refinería de Muskiz.

La negociación colectiva ha arrancado el año en Euskadi con un ritmo muy bajo en el plano salarial. Según los últimos datos recopilados por el Consejo de Relaciones Laborales vasco, en los dos primeros meses del año se han firmado 74 convenios colectivos en Euskadi, que afectan a casi 22.700 trabajadores. La media mensual de acuerdos suscritos es similar a la del inicio de 2020, pero el incremento de los sueldos es sensiblemente inferior: un 0,76% frente al 1,87% del año pasado. Es decir, los sueldos están subiendo menos de la mitad.

Se refleja de esta forma la incertidumbre que sigue rodeando la actividad económica, pendiente de que se alcance un nivel de vacunación elevado y que se aflojen las riendas de las restricciones.

Si se baja al detalle del ámbito geográfico al que afecta el convenio, los acuerdos circunscritos a Bizkaia tienen una evolución más favorable. En concreto, la subida salarial media en las empresas vizcainas es del 0,95%, casi tres décimas por encima de las de Araba y Gipuzkoa y también de los convenios de ámbito vasco, que rondan en los tres casos el 0,7%. Son incrementos inferiores al IPC, que se situó en marzo en el 1,4%, lo que augura tensiones en la negociación colectiva en lo que queda de año.

Esos procesos de diálogo se desarrollarán con un ojo puesto en la evolución de la pandemia. Otra variable a observar será la evolución de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), cuyas condiciones actuales serán ampliadas previsiblemente hasta después del verano.

Son las fechas que han anunciado varios ministros económicos del Gobierno de Pedro Sánchez y que coinciden con el momento en el que el Ejecutivo central estima que el nivel de vacunación será lo suficientemente alto para reducir notablemente el riesgo de contagio.

Una cuestión que está sin embargo sujeta a la lentitud en el suministro de las vacunas y los efectos secundarios que se detectan constantemente en los productos de las farmacéuticas y que obligan a suspender temporalmente la inoculación.

No hay por tanto nada que invite a pensar en un desbloqueo de la negociación salarial los próximos meses. De hecho, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, acaba de enfriar ese frente en unas declaraciones a Efe. Según indicó el empresario vizcaino, la patronal española no tiene "ningún inconveniente" en sentarse a negociar con los sindicatos la renovación del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), que recoge la recomendación de patronal y centrales sindicales en materia salarial y que caducó en 2020.

Rigidez de la patronal
 

Lo hará en todo caso con una postura muy rígida, porque éste "es un año complicado en el que no toca hablar de salarios sino de ver cómo incorporamos a la gente de los ERTE o se crea empleo", advirtió Garamendi. Aunque la negociación colectiva avanza en Euskadi en muchos casos con otros parámetros, el AENC no deja de ser una referencia y marcará en gran medida el paso.

Se trata de una cuestión de gran importancia ya que 360.700 trabajadores vascos están con el convenio prorrogado y pendiente de renovar y casi 59.800 tienen un marco laboral que ha decaído. De modo que cerca de 420.500 vascos tendrán que negociar sus condiciones laborales los próximos meses. Es un cifra muy abultada ya que solo 308.200 empleados tienen en Euskadi un convenio vigente y de ellos apenas 22.674, un 7,35%, lo han renovado este año.

En cuanto al otro frente, el de los expedientes de regulación de empleo, el último día de marzo un total de 28.576 trabajadores vascos estaban acogidos a un ERTE, lo que supone un 3,84% del total del Estado español, en el que está en la zona templada debido a su menor exposición a las actividades turísticas.

La situación ha mejorado notablemente los últimos meses –Euskadi llegó a tener más de 216.800 trabajadores en ERTE el año pasado e incluso en marzo se produjo un importante descenso de más de 10.200 de las personas en regulación de empleo. O lo que es lo mismo, más de una cuarta parte de los trabajadores en ERTE salieron de esa situación en marzo.

A pesar de todo, hay un volumen importante empresas industriales que están en ERTE o implantando expediente de extinción de contratos de parte de la plantilla. Firmas como Petronor, Tubacex, ITP Aero o Aernnova, entre otras muchas, están pasando por esta fase. Una circunstancia que ya esta enrareciendo las relaciones laborales en Euskadi y que augura unos próximos meses similares.

convenios colectivos

Negociación. Un total de 22.674 trabajadores han renovado su convenio colectivo en los dos primeros meses del año. En total se han firmado 74 marcos laborales colectivos.

subida salarial

0,8%

Los sueldos de los convenios renovados han subido un 0,76%, una cifra significativamente inferior al 1,87% registrado en el arranque del año pasado. La diferencia con el IPC (1,4% en marzo) también es notable.

Erte

Afectados en Euskadi

Máximo de la pandemia216.837

Febrero38.783

Marzo28.576

noticias de deia