Casi 50.000 trabajadores vascos pendientes de los ERTE

Mañana vuelven las negociaciones para prolongar su vigencia, sobre todo en ciertos sectores

07.01.2021 | 01:18
La ministra de Trabajo confía en una negociación rápida porque la hostelería los necesita. Foto: Efe

BILBAO – Los cerca de 50.000 trabajadores vascos, 41.073 en la CAV y 8.586 en Nafarroa, que han terminado el año sometidos a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) estarán pendientes desde mañana, viernes, de las reuniones entre el Gobierno español, los sindicatos y las organizaciones empresariales, para iniciar una nueva negociación con el objetivo de prorrogar el plazo de vigencia de los ERTE, a los que están acogidas en el conjunto del Estado español, más de 755.610 personas, cifra que está lejos de los 3,4 millones de trabajadores que llegaron a estar en el mes de abril por culpa del parón de la actividad económica derivado de la pandemia de coronavirus y las medidas restrictivas adoptadas para combatir sanitariamente el auge del covid-19.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, remarcó días pasados que iba a instar a que no se agotasen los plazos de negociación. De hecho, pidió que la negociación no fuese más allá del 15 de enero.

Asimismo, dijo que los ERTE eran una herramienta que estaba "funcionando muy bien" y que se han dotado de una "enorme flexibilidad", aunque apuntó que le gustaría pedir que "haya más simplicidad".

Esta semana, el secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, afirmó que no se esperan "enormes cambios" en la negociación para prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo. De hecho, dejó claro que los ERTE "se han venido trabajando y adaptando" y apuntó, según Europa Press, que las piezas clave "están ya muy consolidadas".

"Seguramente intentemos trabajar en una línea de simplicidad de la gestión de estos elementos de empleo y sus elementos centrales, pero el modelo no puede ser objeto de revisión, porque está constatado su buen funcionamiento en los meses que llevamos", afirmó.

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, destacó que el modelo de los ERTE es "exitoso" y que "lógicamente tendrá que ser objeto de cambios, pero que estos serán paramétricos o de matiz".

Gobierno, sindicatos y empresarios coinciden en que siguen necesitándose los ERTE, sobre todo en sectores que no han podido recuperar su actividad, como el turístico, o que se están viendo sometidos a restricciones obligadas para frenar los contagios de covid, como la hostelería, los espectáculos o el comercio.