Gestamp anima a las empresas a competir en tecnología y no con bajadas sueldos

La compañía vasca pide a Europa que no sea "un mero espectador" de la guerra económica entre China y EE.UU.

24.11.2020 | 00:48
Foto de familia de autoridades y la junta directiva de Aefame en la Torre Iberdrola.

 Europa no puede asistir como "mero espectador" a la batalla de Estados Unidos y China por el liderazgo de la economía mundial, debe buscar su espacio y reforzar su histórico papel como agente tecnológico para ganar competitividad en unos mercados cada vez más globalizados. El presidente de Gestamp, Francisco Riberas, trasladó este mensaje durante la V Asamblea de la Asociación de Empresa Familiar de Euskadi, Aefame, donde resaltó que la inversión en I+D es el camino que deben seguir las empresas europeas, dejando a un lado la tentación de reducir los salarios de sus trabajadores para ganar productividad.

Riberas participó junto a Fidel Sendagorta, director general de Política Exterior del Gobierno central, en la reunión anual de la empresas familiar vasca, que en su quinta edición estuvo marcada por la pandemia y las tensiones entre las dos grandes potencias económicas mundiales.

El acto fue clausurado por el lehendakari, Iñigo Urkullu, y contó con la presencia del diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria; la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. El presidente de la Aefame y de Sener, Andrés Sendagorta, destacó que las empresas familiares "tienen un plus" en momentos críticos como el actual por la "fuerza de la familia".

"Las empresas son frías y se van, pero las familias se quedan, tienen apego a la tierra, y eso hay que combinarlo con la globalización", indicó. Tras subrayar que Sener mantiene cerca de un 50% de su producción en otros países, pero que no se sienten "lejanos por estar fuera", afirmó que la filosofía de la empresa familiar es "una ventaja competitiva también en momentos de crisis". La jornada se centró en el papel de Europa en el triángulo con EE.UU. y China. El presidente de Gestamp, una compañía vizcaina que se ha convertido en poco más de 20 años en el primer grupo industrial del Estado y un referente en el sector de la automoción, se mostró ambicioso al respecto. Los cuatro años de Donald Trump en la Casa Blanca han "dado razones" para que Europa tome sus propias decisiones en el tablero en el que se enfrentan las dos principales economías del planeta.

Las "tensiones del proteccionismo" se mantendrán los próximos años, añadiendo a la ecuación la salida de Reino Unido de la UE y el imparable proceso de globalización. Gestamp ha apostado fuerte por la internacionalización, abriendo fábricas "cerca de donde se montan los coches" y están su clientes. En estos momentos la multinacional vasca tiene 112 plantas en 23 países. Está presente tanto en EE.UU. como en China, donde el "intervencionismo" frena su desarrollo. Sin embargo, Gestamp intenta contrarrestar esa situación implantando allí las tecnologías "más avanzadas".

"Es la asignatura que tiene Europa, que no va ser donde esté la mano de obra más competitiva ni la que más mercado tenga, porque somos tres gatos comparados con los chinos. El foco es la tecnología, y los europeos hemos demostrado en los últimos 200 años que sabemos aplicarla", dijo.

"El foco está en la tecnología y Europa ha mostrado los últimos 200 años que sabe aplicarla"

francisco riberas

Presidente de Gestamp

"La empresa familiar tiene un plus, una ventaja competitiva también en las crisis"

andrés sendagorta

Presidente de Aefame


noticias de deia