La UE impondrá desde este martes aranceles a productos de EE.UU.

Bruselas ya ha tenido los primeros contactos "informales" con el equipo de Biden, con quien espera avanzar en una agenda comercial "positiva"

09.11.2020 | 16:16
El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis

La Unión Europea impondrá desde este martes aranceles por valor de 4.000 millones de dólares (3.360 millones de euros) a la importación de una serie de productos procedentes de Estados Unidos como compensación por las subvenciones que Washington concedió a la compañía del sector aeronáutico Boeing, declaradas contrarias a las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

La Comisión Europea ha confirmado la decisión en un comunicado en el que ha subrayado también que la medida es un "reflejo exacto" de los aranceles que la administración estadounidense impuso a algunas exportaciones del bloque por las ayudas de la UE a Airbus, rival de Boeing.

En concreto, la UE aplicará un arancel del 15% a productos del sector aeronáutico y aranceles adicionales del 25% a una gama de productos agrícolas e industriales procedentes de Estados Unidos.

"EE.UU. ha impuesto sus aranceles tras el fallo del caso de OMC sobre Airbus. Ahora tenemos fallo también en el caso Boeing que nos permite imponer nuestros aranceles y es lo que vamos a hacer", había avanzado unas horas antes el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis, en una rueda de prensa en el marco de la reunión por videoconferencia de los ministros del ramo de los Veintisiete.

El letón ha afirmado que Bruselas sigue "abierta" a lograr una "solución negociada" con Estados Unidos, así como que la parte europea está "preparada" para retirar sus aranceles en cuanto la administración norteamericana elimine los suyos por las ayudas a Airbus. "Nuestra propuesta sigue sobre la mesa", ha subrayado.

Dombrovskis también ha recordado que la UE siempre ha sido partidaria de "resolver esta disputa tan duradera", pero atribuye la decisión del bloque a "la falta de avances por el lado estadounidense" a pesar de los "esfuerzos" europeos.

"Pedimos a EE.UU. llegar a un acuerdo para que ambas partes retiren las medidas vigentes con efecto inmediato, de forma que podamos dejar atrás esta cuestión. Eliminar esos aranceles representaría una victoria para los dos lados", ha enfatizado el titular de Comercio de la Comisión.

Este anuncio llega pocos días después de las elecciones estadounidenses, en las que el candidato demócrata Joe Biden se ha impuesto al republicano Donald Trump. Dombrovskis ha recordado que Biden siempre se ha pronunciado a favor de las "alianzas internacionales", del "sistema multilateral" global y de "mejorar los lazos con la UE".

El letón ha confirmado que Bruselas ya ha tenido los primeros contactos "informales" con el equipo de Biden, con quien espera avanzar en una agenda comercial "positiva", incluyendo los casos de Boeing y Airbus, pero también otras cuestiones como la reforma de la OMC.

La UE obtuvo a finales de octubre la autorización de la OMC para imponer aranceles sobre productos procedentes de Estados Unidos por un valor máximo anual de 4.000 millones de dólares como medida de compensación por las ayudas de la administración estadounidense a Boeing.

A falta de conocer los productos que serán sometidos definitivamente a estos aranceles, la UE ya había preparado una lista en la que, además de productos del sector aeroespacial como aviones o helicópteros, también se encontraban alimentos, videoconsolas, aparatos para hacer ejercicio físico y componentes de motos y bicicletas.

La disputa entre ambas partes por los subsidios que cada una conceden a su gigante del sector aeronáutico se remonta a mitad de la pasada década: EE.UU. pidió a la OMC la creación de un panel que investigara las subvenciones a Airbus en 2005, mientras que la UE hizo lo propio con las ayudas a Boeing en 2006.

MAROTO CONFIA EN RETOMAR EL DIALOGO


En un comunicado, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha señalado que la decisión de imponer estos aranceles a productos procedentes del país norteamericano "tiene como principal objetivo convencer a EE.UU. para que retome la negociación y, por otra parte, evitar una escalada en el conflicto comercial, algo que no beneficiaría a ninguna de las partes".

Así, Maroto ha confiando en que, tras la victoria de Biden en las elecciones de la pasada semana, "se retomen las conversaciones y se aproveche la oportunidad para reducir el impacto de estas medidas", que a su juicio "han penalizado de forma desproporcionada e injusta a la industria agroalimentaria española", un sector que "es ajeno al conflicto".

Según ha explicado su departamento, la lista definitiva de productos afectados quedará dividida en cuatro grandes grupos: aeronaves (44%), bienes industriales (29%), bienes agrícolas (18%), y productos agrícolas transformados (9%).