Ceprede y AIReF mejoran las previsiones del PIB vasco

El Centro de Predicción rebaja cinco décimas la caída de la economía

04.11.2020 | 00:32
La industrialización de la economía vasca le da ventaja respecto a otras comunidades.

 Dos agentes económicos del ámbito estatal, el Centro de Predicción Económica Ceprede y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal AIReF, dieron a conocer  sus cifras y estimaciones sobre la evolución de la economía vasca que, sin dejar de ser malas maneja el Gobierno vasco y sitúan a Euskadi como un territorio en el que los efectos de la crisis generada por el coronavirus no se manifestarán de forma tan intensa como en otras comunidades del Estado.

Ceprede avanzó que, según sus previsiones, la economía vasca caerá un 9,6% en el conjunto de 2020 como consecuencia de la incidencia del covid-19 en la actividad del territorio. Este porcentaje es cinco décimas inferior al descenso que espera el Gobierno vasco y que anunció a finales de septiembre, cuando el Ejecutivo que dirige Iñigo Urkullu realizó una revisión de sus anteriores predicciones para adecuarlas a la evolución de la pandemia y sus efectos económicos.

En aquella ocasión, Lakua consideró que el PIB vasco retrocedería un 10,1% durante el presente ejercicio y lo condicionó a los diferentes escenarios que pudieran surgir según se desarrollara la crisis sanitaria. Dentro de sus cálculos, la caída de 2020 no sería del todo mitigada por la evolución económica del siguiente año, puesto que en 2021 el PIB ascenderá un 8,9% de cumplirse las estimaciones. Ayer el Centro de Predicción Económica consideró que el resultado final dependerá de qué medidas se adopten para frenar el avance del coronavirus .

digitalización


La mejor base de la CAV para afrontar la crisis generada por la pandemia debido en buena parte a las características específicas de su tejido económico con una mayor presencia del sector industrial inmerso en un proceso de digitalización para adaptarse a la nueva economía, también se refleja en las previsiones dadas a conocer ayer por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal AIRef, en esta ocasión con datos referidos al tercer trimestre del presente ejercicio en lugar de predicciones.

Este organismo cifró en un 5,6% la caída de la economía vasca entre julio y agosto de 2020 en comparación con la evolución registrada en el mismo periodo del año anterior. Este porcentaje también mejora los datos que ofreció el Instituto Vasco de Estadística Eustat, que constató un retroceso del 7,7% del PIB de la CAV en el tercer trimestre del año 2020.