Los sindicatos desconvocan la huelga en el Puerto de Bilbao para seguir negociando

Los estibadores consideran que la respuesta de la patronal a su última oferta acerca la posibilidad de un acuerdo

08.08.2020 | 00:15
Imagen reciente de varios basrcos realizando labores de estiba en el Puerto de Bilbao. Foto: Oskar M. Bernal

BILBAO – Los sindicatos Coordinadora, LAB y Kaia decidieron ayer in extremis, menos de 24 horas antes de iniciar los paros, desconvocar la huelga de estiba que debía haber comenzado hoy en el Puerto de Bilbao y se seguirá negociando el próximo lunes. El motivo es la respuesta de la patronal a la última propuesta de los trabajadores. No hay acuerdo todavía, pero sí un acercamiento de posturas que puede traducirse en un acuerdo la próxima semana y evitar un choque de trenes de inciertas consecuencias en un momento tan delicado como el actual.

Por su parte, el sindicato UGT está analizando con sus afiliados la posición que adopta, según manifestaron fuentes de esta central a Europa Press. Todo apunta a que en las próximas horas tomarán la misma decisión que sus compañeros, ya que la movilización pierde recorrido sin el respaldo del resto de trabajadores portuarios.

Esta huelga de los estibadores del puerto de Bilbao estaba convocada del 8 al 28 de agosto, ambos inclusive, en horas alternas, no se trataba de un paro total. Y, entre los motivos de este golpe sobre la mesa de las relaciones laborales, los sindicatos alegaban el "reiterado y continuo incumplimiento", durante años, del convenio colectivo en el apartado que regula la contratación de nuevo personal en Bilboestiba en función de las jornadas especiales (dobles) realizadas en el año anterior.

Esto hace, según denuncian, que los estibadores del puerto vasco tengan exceso de jornadas de trabajo, sobre las estipuladas en el convenio colectivo y exista, en la actualidad, una situación de falta de personal generalizada para las labores de carga y descarga en la principal dársena del Cantábrico.

Para abordar este conflicto estaba abierta desde hace semanas una negociación entre sindicatos y Bilboestiba y las empresas que participan esta sociedad (CSP Spain bilbao, Bergé, Toro y Betoloza, SLP). Todo hacía pensar en que el conflicto derivaría en una huelga parcial, lo que algunos trabajadores consideraban un duro golpe para la actividad en un momento en el que, a causa del coronavirus, el tráfico portuario y los ingresos de las empresas no pasan por su mejores momentos.

Sin embargo, este pasado jueves, Coordinadora y UGT les remitieron a los empresarios una contrapropuesta y Bilboestiba les respondió que todavía había diferencias pero que estaban dispuestos a seguir negociando el próximo lunes si se retiraba el preaviso de huelga, según informaron fuentes de UGT.

oportunidad para el diálogo Las mismas fuentes señalaron que Cordinadora, LAB y Kaia –otro sindicato sectorial del puerto vizcaino– habían decidido desconvocar los paros y desde el sindicato UGT se lanzaron criticas a que se haya adoptado esta decisión, romper la unidad de acción y aplazar las huelgas, sin convocar un asamblea general como se hizo cuando se acordó que era necesario presionar a la patronal con estos paros.

Las mismas fuentes precisaron que la desconvocatoria responde a "presiones políticas y de competencia bajo la amenaza de multas" con la intención de "diluir la huelga". Por su parte, UGT está consultado con sus afiliados para decidir finalmente si también desconvoca o no la huelga.

El resultado se conocerá previsiblemente durante el fin de semana, pero parece poco probable que el sindicato socialista mantenga en solitario una huelga que tendría efectos muy limitados al no estar secundada por gran parte de los estibadores. Además, supondría técnicamente que UGT se levanta de una mesa de negociación en la que se ha mostrado muy activo y cuya última oferta conjunta con Coordinadora ha sido clave para el nuevo escenario en el que se da una nueva oportunidad al diálogo.

Por su parte, Coordinadora comunicó a primera hora de la tarde de ayer que había celebrado una asamblea en la que se adoptó por mayoría la decisión de renunciar a la presión de la huelga, ya que, aunque no se ha cerrado un acuerdo, se han acercado "posturas notablemente" entre patronal y sindicatos las últimas horas.

Por ello, en señal de "buena fe" anunciaron la desconvocatoria de las movilizaciones y la voluntad de seguir negociando a partir de este próximo lunes "en un ejercicio de responsabilidad" para tratar de dar "una salida negociada al conflicto". Por último, espera que se puedan lograr acuerdos "beneficiosos" para todas las partes.

Según explicó la organización de estibadores portuarios en una nota, la decisión se ha adoptado después de analizar el desarrollo de las negociaciones en la última semana, "en la que se ha sucedido un cruce de propuestas entre patronal y sindicatos". Esas propuestas, "aunque no han desencadenado un acuerdo total, sí han acercado posturas notablemente", señalaron. La crisis del Puerto apunta a una pronta resolución.

Continúan las protestas. La plantilla de Novaltia se concentró ayer en Bilbao y, tras más de un año de huelga, reclamó a la dirección de la empresa una "negociación real". Según informó el sindicato ELA, a principios de 2019 Novaltia decidió "unilateralmente romper con la mesa de negociación del nuevo convenio para poder aplicar el convenio estatal". Desde el 22 de julio de 2019 la plantilla está en huelga indefinida para acabar con la doble escala discriminatoria para las nuevas contrataciones mediante un convenio colectivo propio digno". Los trabajadores también señalaron como responsables a las farmacias, "cuyos dueños son accionistas de Novaltia".