LAB, dispuesto a negociar salarios para salvar empleos

El sindicato aceptaría medidas temporales para mantener las plantilla

28.07.2020 | 00:09
La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu.

BILBAO – La secretaria general de la central sindical vasca LAB, Garbiñe Aranburu, aseguró ayer que el sindicato está dispuesto a sentarse a negociar sobre salarios y flexibilidad en empresas en crisis siempre que se mantenga el empleo en Euskadi y las medidas sean reversibles cuando se recupere la situación económica.

Con todo, el sindicato vasco no dudó en criticar a la consejera vasca de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, porque, según Garbiñe Aranburu, "siempre defiende los intereses de la patronal".

La dirigente de LAB afirmó, según Efe, que "estamos dispuestos a analizar los problemas coyunturales que puede tener una empresa porque en momentos difíciles los primeros interesados en mantener la empresa son los trabajadores. Por eso, según Aranburu, podemos hablar de salarios, de medidas de flexibilidad... siempre, con una condición muy clara: mantenimiento del empleo y con un compromiso de revertir los derechos perdidos una vez superada la coyuntura adversa".

En cualquier caso, la representante sindical advirtió que "en esta nueva crisis" derivada de la pandemia de coronavirus también se pretende que "los únicos paganos" sean los trabajadores, por lo que, según afirmó, es necesario "organizarse y seguir movilizándose en los centros de trabajo y en la calle, al tiempo que es preciso "seguir tejiendo alianzas e impulsando acuerdos sociales, entre quienes defienden otro modelo económico y social".

Otro dirigente de LAB, Dabid Lizarralde, recordó que las consecuencias de esta crisis económica y social "están siendo muy graves", y aseguró que el número de personas en situaciones de pobreza y exclusión social "está en aumento" y que los datos de la evolución del desempleo muestran esta gravedad, dado que a finales de febrero había 151.000 personas en paro en la CAV y Nafarroa mientras que a finales de junio, ya eran 185.000, lo que supone un incremento del 22%.

Rechazo de ELA Frente al discurso de LAB de estar dispuesto a negociar para salvar el empleo, ELA, en el caso de Aernnova, reiteró su postura tradicional y mostró su rechazo "frontal" a la pretensión de la compañía alavesa de recortar la plantilla en un 20% de la plantilla, alegando que se enfrenta a "la era post-covid", a la vez que exigió una "posición firme" del Gobierno vasco ante estas decisiones empresariales de ajustes de personal conocidas en los últimos días.

Huelga en el puerto

BILBAO. La Asociación de Consignatarios de Buques y Estibadores del Puerto de Bilbao, ha rechazado el preaviso de huelga de los sindicatos para el 3 y 23 de agosto en el puerto vizcaino porque, en su opinión, resultaría "muy lesiva" y dañaría "gravemente" la dinámica de la operativa portuaria. La citada a asociación censuró que los sindicatos de la estiba de Bilbao "amenacen con una huelga para impedir que se cumpla la ley". A su juicio, estos sindicatos "no permiten trabajar a sus compañeros de ETT en los turnos extraordinarios", como festivos, nocturnos y dobles.