Consejero director general de Zigor Corporación

Iñigo Segura: "Estamos trabajando al 100%, el sector de la energía solar tiene futuro"

El sector de la energía en Euskadi es uno de los que mejor están aguantando la pandemia. La empresa Zigor Corporación mantiene el 100% de su actividad

11.05.2020 | 00:09
Iñigo Segura: "Estamos trabajando al 100%, el sector de la energía solar tiene futuro"

BILBAO– El Eustat señala que en el pasado mes de marzo cayó la producción industrial en Euskadi en todos los sectores con la excepción del área de Energía. Es en esta actividad en la que desarrolla su trabajo la empresa vasca Zigor Corporación. La compañía alavesa centrada en la energía solar fotovoltaica acaba de cerrar un contrato con el operador de aeropuertos del Estado, Aena, para suministrar tres estaciones de potencia de 2,5 MW destinadas a una planta de autoconsumo solar del aeropuerto de Madrid-Barajas. El máximo responsable de Zigor, el ingeniero donostiarra Iñigo Segura, analiza la coyuntura, muy afectada por la pandemia de coronavirus "aunque nosotros, por ahora, estamos trabajando al 100% de nuestra capacidad normal. Otra cosa es lo que pase en la segunda parte del año porque nos tememos un parón de la demanda, especialmente del exterior. Países como México, un mercado muy importante para Zigor, donde el virus ha llegado más tarde".

¿Por qué es especialmente relevante este contrato con Aena?

—Hay que tener en cuenta que será la primera gran planta de autoconsumo solar que se instalará en un aeropuerto español y esperamos que en el futuro se contraten más. En este proyecto que realizamos a través de una UTE, Zigor procederá al diseño y entrega de las estaciones de potencia, que son sistemas de electrónica que permiten preparar la energía procedente de los paneles solares para poder ser utilizada. En concreto estas estaciones de potencia han sido diseñadas específicamente por nuestro departamento de ingeniería para este proyecto. ??Están construidas con inversores de 1,25 MW y dotadas de los sistemas de media tensión (transformador y celda) y cuentan, además, con un sistema de refrigeración y servicios auxiliares. Esta iniciativa permite avanzar en la reducción de la huella de carbono y en impulsar las energías limpias y renovables, y al ser un proyecto piloto de referencia para Zigor esperamos que tenga continuidad a futuro. De hecho Aena tiene previsto expandir este sistema.

El mundo energético está cambiando muy rápido con el auge de las renovables, la generación distribuida, las redes inteligentes etc. ¿Cómo se está adaptando Zigor?

—Somos una empresa que está en continua evolución de la mano de la tecnología y la innovación. Nuestro objetivo es implementar las mejoras que se están requiriendo a nuestros productos, sacar al mercado nuevos productos y ofrecer soluciones adaptadas a los clientes. Hemos pasado de ser fabricantes a ser un socio para nuestros clientes, aportando soluciones llave en mano sostenibles y eficientes en un marco de diseño participativo. Así, por ejemplo, de hacer inversores solares estándar hemos pasado a diseñar, fabricar y poner en servicio centros fotovoltaicos.

Sin innovación no hay futuro para las empresas a medio plazo. ¿Qué esfuerzo realizan ustedes?

—Nuestra seña de identidad es la innovación y de hecho invertimos el 10% de nuestra facturación todos los años. Desde sus inicios, Zigor ha apostado por las actividades de I+D+i como motor de generación de conocimiento y elemento clave de nuestra competitividad. En los dos últimos años hemos hecho un gran esfuerzo innovador y gracias al mismo, entre otros, vamos a aportar a una firma multinacional como Schneider Electric ciertos sistemas de control de tensión.

¿La actividad de la compañía en qué está focalizada?

—Zigor Corporación tiene hoy en día tres líneas de negocio fundamentales. Con ellas cubrimos y aportamos soluciones a toda la cadena que va desde la generación eléctrica a la industria como consumidor final. El foco principal lo tenemos en la generación eléctrica solar fotovoltaica. Luego en el área de transmisión y distribución, redes y demás hasta el consumidor final. En subestaciones hacemos equipos auxiliares para garantizar que puedan funcionar. En este área de actividad colaboramos con las utilities como Iberdrola. Y luego trabajamos con el usuario final en garantizar la calidad del suministro eléctrico a la industria. Tenemos una ventaja importante y es que contamos con un know-how tremendo y podemos dar al cliente la solución que precise en cierta forma a medida. No nos limitamos a entregar un equipo, aportamos soluciones. Y si tenemos que trabajar con el cliente una vez entregado el equipo para adaptarse a sus requerimientos, lo hacemos.

La empresa estaba creciendo.

—Así es. La compañía tenía previsto incrementar este año la facturación un 50% y el plan de negocio contempla crecer. Eso sí ya veremos este ejercicio como acaba. Ahora estamos trabajando al 100% y hasta junio-julio no hay problemas y no tenemos previsto ningún ERTE o similar. Eso sí la segunda parte del año va a ser complicada porque muchos proyectos se van a retrasar seguro aunque estamos bien posicionados en un sector con futuro.

Lo que sí parece claro es que tras ciertas dudas iniciales hace una década la energía solar fotovoltaica tiene un futuro importante.

—Sí. La solar es una energía con futuro pues los costes de generación se han reducido de forma dramática. En la actualidad es muy competitiva y la vamos a ver crecer de manera inmediata. No tanto en grandes plantas fotovoltaicas, que también, sino en instalaciones para el autoconsumo, y nosotros estamos ahí bien posicionados.

"Nos preocupa la segunda parte del año porque se van a paralizar proyectos por efecto de la pandemia"