Ghosn afirma que es víctima de un complot de Nissan y Japón

El Gobierno nipón reta al expresidente de Nissan y Renault a defender su inocencia en el país

09.01.2020 | 06:21

beirut/tokio - El expresidente de Renault y Nissan, Carlos Ghosn, denunció ayer la persecución política a la que dijo haber sido sometido y acusó a Nissan y a la Fiscalía japonesa de ataques contra su persona, durante la primera comparecencia pública tras su fuga, en la que defendió su inocencia.

"No he huido de la justicia sino de la injusticia y de la persecución política" en Japón, aseguró Ghosn, que fue detenido en noviembre de 2018 y estaba en libertad bajo fianza desde el 25 de abril pasado, con sus comunicaciones y movimientos restringidos y la prohibición de salir del país asiático, señaló ayer en una rueda de prensa en Beirut. Fue su primera comparecencia desde que huyó de Japón a finales del pasado mes de diciembre.

El exdirectivo denunció ayer que fue blanco de "vergonzosos y continuos ataques de los medios orquestados por los fiscales japoneses y los ejecutivos de Nissan" durante su estancia en el país, donde consideró que "nunca tendría que haber sido arrestado".

Así, destacó que "durante los 130 días de detención, cada día luché por mi inocencia", ante acusaciones de personas "sin escrúpulos" tanto de Nissan como de la Fiscalía de Tokio. "Los hechos, la verdad y la justicia eran irrelevantes para estos individuos", apuntó. De forma solemne y dramática, Ghosn declaró que escaparse de Japón fue "la decisión más difícil" de su vida pero la tomó para "protegerse" a sí mismo ante la "imposibilidad de un juicio justo" en los tribunales nipones. Las autoridades le acusan de irregularidades financieras, cargos que él siempre ha negado y por los que podría enfrentarse a largas condenas de cárcel en Japón.

"Voy a morir en Japón o tengo que salir de Japón", se dijo a sí mismo Ghosn, tal y como relató en la rueda de prensa, en la que aseguró que no pretendía "hacerse la víctima" sino que, por primera vez, podía "hablar libremente". El expresidente del consorcio automovilístico, de 65 años, agradeció a las autoridades libanesas "no haber perdido la fe" en él, que tiene la nacionalidad del país árabe, la francesa y la brasileña, y afirmó que fue "rehén" de un país al que le dedicó su vida profesional.

Tras conocer las palabras de Ghosn en su primera aparición tras la rocambolesca fuga de diciembre, la ministra de Justicia de Japón, Masako Mori, retó este jueves al expresidente de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, a defender su inocencia en los tribunales japoneses, y rechazó las críticas contra el sistema judicial nipón que viene realizando.

respuesta de tokio "Si el acusado Ghosn tiene algo que decir (...), debe buscar la justicia que le ofrecen las instancias judiciales japonesas", afirmó Mori en una rueda de prensa, poco después de la medianoche en Tokio, tras terminar Ghosn su rueda de prensa en Beirut.

Por su parte, el fiscal general libanés, Ghasan Oueidat, ha citado al expresidente de Renault-Nissanpara tomarle declaración hoy, jueves, después de que las autoridades del Líbano hayan recibido una circular roja de Interpol sobre el fugitivo, informó este miércoles la agencia de noticias estatal ANN.

La agencia agregó que la cita en la Fiscalía también tiene que ver con "las reuniones con oficiales israelíes", por las que se ha presentado una demanda judicial contra Ghosn en el Líbano, país técnicamente en guerra con Israel.

Durante la rueda de prensa en la capital libanesa, Ghosn aseguró estar "preparado" para presentarse ante cualquier tribunal "si es un proceso justo", tras poner en duda el sistema de justicia japonés y denunciar que en ese país sufrió "persecución política" y judicial.