El Renove vasco ayuda a que en la CAV la venta de coches solo caiga el 2,7% este año

El sector de concesionarios de automóviles de Euskadi prevé otra reducción del 2,2% de cara al próximo ejercicio

09.02.2020 | 15:43
Los presidentes de los concesionarios de Gipuzkoa y Bizkaia, Javier Bagues y Jon Lekue, respectivamente, con Mikel Amundarain y Gerardo Pérez.Foto: José María Martinez

bilbao - Las ventas de automóviles en la Comunidad Autónoma Vasca caerán este año en torno al 2,7% pese al entorno de crecimiento económico y el recorte será inferior al previsto para el conjunto del Estado español gracias al plan Renove que articuló el Gobierno vasco antes del verano y que ha ayudado eliminar 2.337 vehículos antiguos, en la mayoría de más de diez años, mucho más contaminantes que los nuevos, según señalaron ayer los concesionarios de automóviles en el transcurso de la I Jornada de Automoción del País Vasco organizada por la organización empresarial Faconauto en Bilbao.

Los concesionarios de automóviles vascos, según los datos que maneja Faconauto, consideran que la tendencia a la baja en las ventas de coches nuevos se prolongará en el próximo 2020, con un nuevo recorte del 2,2%.

Los técnicos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción se mostraron críticos con el calendario del coche eléctrico porque "hoy por hoy todavía no es la alternativa ya que le falta progreso tecnológico y precios adecuados" y recordaron que la evolución del mercado de automóviles en España podría ir mejor, más a tono con la evolución de la economía, si "los mensajes que se lanzan a la ciudadanía fuesen otros", en referencia a las críticas gubernamentales a la tecnología diésel o a supuestas prohibiciones de los motores de combustión en los coches nuevos que se vendan en el horizonte de 2040.

Sintonía con Euskadi

En este sentido, el presidente de la organización empresarial española del sector Faconauto, Gerardo Pérez, aprovechó la introducción para agradecer públicamente el buen trabajo del Gobierno vasco en defensa de la industria del automóvil y de la propia descarbonización del sector. "El Gobierno vasco consulta al sector, escucha nuestras opiniones y luego adopta medidas como el Renove vasco que ha conseguido devolver la tranquilidad a los compradores y propiciar la renovación del parque desde la neutralidad tecnológica".

Según Pérez, en el sector se quiere cumplir con los retos medioambientales que se plantean pero con un calendario más acorde a la realidad del mercado y de la tecnología disponible. "De un parque de 25 millones de coches en España, quince millones tienen más de 10 años de antigüedad", y sustituir estos vehículos viejos, que son los que más contaminan, solo es factible combinando los modernos vehículos de combustión y la progresiva implantación del coche eléctrico. Gerardo Pérez defendió una transición "ordenada y justa y el mantenimiento de la unidad de mercado en España".

El director de Desarrollo Industrial del Gobierno vasco, Mikel Amundarain, recordó que es política del Ejecutivo "estar cerca de la industria e intentar detectar las necesidades". En ese contexto, recordó Amundarain, hay que entender la puesta en marcha del plan Renove vasco para favorecer la renovación del parque más contaminante de automóviles que cuenta con cerca de 12 años de vida media y paliar los efectos de "los mensajes sobre el futuro del automóvil que han generado confusión en la ciudadanía".

La I Jornada de Automoción del País Vasco organizada por Faconauto, junto a la Asociación de Empresarios de Automoción de Gipuzkoa (AEGA), la Asociación de Concesionarios de Bizkaia y SEA Empresas Alavesas, contó con la intervención de diversos expertos del sector como la consultora Irene Benavides, de MSI, que analizó las perspectivas del sector.

En este sentido los concesionarios estiman que la CAV finalizará 2019 con 40.488 matriculaciones de vehículos y todoterrenos, lo que representa un 2,7% menos que en 2018. Para el próximo año se prevén 39.579 unidades matriculadas, un 2,2% menos.

Desde el sector se considera que hay una demanda real estancada y que a poco que se lancen propuestas realistas y mensajes adecuados que pasen por no dejar de lado ninguna tecnología se puede lograr que "la tendencia cambie en el último tramo del año dado el gran esfuerzo promocional que está haciendo el sector y porque hay stock en los puntos de venta al que se le dará salida a precios más competitivos".

Desde Faconauto recordaron el notable efecto económico que tiene el sector del automóvil en el Estado español, en especial la red de concesionarios, en general, y en Euskadi, en particular. "El sector de la distribución en esta comunidad autónoma tiene un gran peso" en la economía ya que facturó el pasado ejercicio 1.914 millones de euros lo que supone el 2,5% del PIB.

noticias de deia