calientan el consumo en euskadi

Las rebajas avivan las ventas del comercio vasco con el mayor repunte desde 2016

El sector factura un 4,5% más en el mes de julio y confirma el buen momento del consumo de los hogares en Euskadi

09.02.2020 | 13:54
Varios clientes en un centro comercial durante el inicio de las rebajas de verano.

El sector factura un 4,5% más en el mes de julio y confirma el buen momento del consumo de los hogares

BILBAO - Las rebajas de verano han calentado el consumo en Euskadi, confirmando que la demanda interna será este año el principal motor de la economía vasca. Las ventas del comercio minorista en Euskadi crecieron el pasado mes de julio un 4,5% en relación al mismo mes de 2018. Las campañas de descuentos estacionales no son siempre sinónimo de repunte en las ventas, pero el periodo iniciado el 1 de julio sí lo ha sido, según los datos hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), y además se ha registrado una gran intensidad en las operaciones.

Hasta el punto de que para encontrar un crecimiento similar en la facturación de las tiendas y grandes superficies de Euskadi hay que remontarse a hace tres años.

En agosto de 2016 las ventas del comercio minorista vasco aumentaron un 4,8%, confirmando que la recuperación de la economía también había llegado a los hogares con la mejora de su poder adquisitivo. Tras el inicio en 2008 del desplome de las ventas con la crisis, hasta el año 2016 el único incremento registrado en un agosto fue el de 2012 y la tónica fue negativa casi todos los meses hasta finales de 2014.

protagonismo del consumo De modo que las rebajas no tuvieron el efecto tractor del sector hasta la campaña de descuentos de verano de 2015, cuando se registró un crecimiento de las ventas del 3%. Un año después se confirmó la nueva tendencia, pero hasta este pasado mes de julio la intensidad de las ventas no ha sido especialmente llamativa y los altibajos han sido una constante en la estadística del INE en lo relativo a Euskadi.

El arranque de este año fue discreto, pero salvo el pequeño bache de junio (-0,3%), la facturación de los comercios vascos ha aumentado de forma constante mes a mes. De forma que se refuerza el papel del consumo de los hogares como uno de los principales alimentos de la economía de la CAV en un periodo en el que la actividad de las empresas empieza a resentirse por la desaceleración de la economía europea y la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Si se analiza la estadística de comercio minorista del INE en términos de creación de empleo, también se perciben síntomas de mejora. Así, la ocupación en el sector aumentó en Euskadi un 0,5% interanual en julio, lo que supone dos décimas más que en junio, y refuerza la buena marcha en esa variable en lo que va de año. El crecimiento acumulado del empleo hasta julio es del 0,8%, el doble del que se registraba hace doce meses a esas alturas del curso. A falta de hacerse públicos los datos desglosados del segundo trimestre de este año, cuando la economía vasca creció un 2,3%, la composición del Producto Interior Bruto en el primer trimestre es reflejo del buen momento que atraviesa el comercio vasco.

Junto a la construcción, que registró un avance del 5,1% entre enero y marzo, el sector servicios (2,7%), amortiguó el parón en la industria (0,3%). Y dentro del sector terciario el epígrafe comercio, hostelería y transporte repuntó un 2,9%.

impacto en el pib De este modo, el gasto en consumo final de los hogares creció en el primer trimestre del año un 2,1%, dando un notable empujón al PIB de Euskadi y reduciendo el impacto negativo de las exportaciones (-1,4%). Eustat ya ha adelantado que el comportamiento en el segundo trimestre fue positivo en todos los sectores, pero que la construcción moderó su crecimiento. De modo que probablemente el consumo interno siguió aumentando su aportación al PIB.

En comparación con el resto del Estado, las ventas del comercio minorista vasco crecieron en julio dos décimas menos que la media (4,7%) y el resultado también fue más discreto en lo relativo al empleo, que aumentó un 1% en el conjunto de España, el doble que en Euskadi.

En el apartado laboral, la comunidad vasca siempre tiene el inconveniente de medirse con regiones en las que la actividad turística, incluida la comercial, tiene un mayor impacto en los periodos vacacionales.

Las ventas del comercio al por menor crecieron en julio en tasa anual en todas las comunidades autónomas, en mayor medida en Comunidad de Madrid (6,5%) y en Andalucía y Castilla-La Mancha (ambas con un 5,8%), mientras Principado de Asturias (2,4%), Extremadura (2,5%) y Canarias (3,1%) arrojaron los menores incrementos.

El empleo, en tasa anual, creció en todas las comunidades autónomas salvo en Extremadura (-0,4%) y Principado de Asturias (0,0%). El mayor incremento de los últimos doce meses lo registró Baleares (2%). Con el avance de julio en la ocupación en el comercio ya se encadenan en el Estado 63 meses consecutivos -cinco años y un cuarto- de ascensos interanuales en el sector.

producto interior bruto