Asamblea de Innobasque en Getxo

Innobasque insta a incidir en la digitalización para reducir riesgos

La agencia de innovación aconseja a las empresas explotar sus fortalezas ante las amenazas

09.02.2020 | 05:12
El lehendakari clausuró ayer la asamblea de Innobasque en Getxo.Foto: Efe

La agencia de innovación aconseja a las empresas explotar sus fortalezas ante las amenazas

getxo - La digitalización, la robótica y la ciberseguridad son a grandes rasgos los tres puntos fuertes que deben explotar las empresas vascas para amortiguar el impacto de las amenazas que pueden restar empuje a su actividad. La Agencia vasca de Innovación, Innobasque, presentó ayer un informe pionero que analiza el impacto de las tendencias de la I+D en Euskadi. La conclusión es una recomendación: contraponer las fortalezas a las áreas más débiles de la actividad económica, de modo que las compañías puedan definir una hoja de ruta que garantice un crecimiento constante.

Innobasque celebró ayer su asamblea general en la terminal de cruceros de Getxo. Es el día en el que la agencia pone en común las conclusiones de los debates internos que se generan entre las 911 entidades socias. Ese ejercicio anual contó en esta ocasión con el apoyo de un estudio que detecta seis tecnologías "clave", muy ligadas a la digitalización -big data, inteligencia artificial, ciberseguridad, robótica, Internet de las cosas y sensórica y biosensórica- para minimizar en Euskadi los riesgos y aprovechar las oportunidades de la industria 4.0 y la importancia de los datos como "materia prima de nuevos modelos de negocio y procesos de producción".

En la asamblea también se presentó un balance de los resultados de los principales proyectos de innovación llevados a cabo en 2018, entre los que destacan el programa de ayudas para pymes Hazinnova, un proyecto piloto sobre nuevos modelos de negocio para pymes, la iniciativa interinstitucional de gobierno abierto OGP Euskadi y el citado Informe Innobasque de Prospectiva 2019.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, presidente de honor de Innobasque, fue el encargado de clausurar la cita, que contó asimismo con la presencia de representantes de las principales instituciones, agentes científico-tecnológicos y del mundo empresarial vasco, todos ellos socios de Innobasque. Entre los asistentes estaban la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, la de Educación; Cristina Uriarte; el de Vivienda, Medio Ambiente y Planificación Territorial, Iñaki Arriola; el presidente de Confebask, Roberto Larrañaga y el presidente de Mondragon Corporación, Iñigo Ucín, entre otros.

El presidente de Innobasque, Manuel Salaverria, presentó el primer Informe Innobasque de Prospectiva 2019, elaborado por la propia Agencia Vasca de la Innovación y en el que han colaborado 261 representantes del ámbito empresarial, institucional, investigador y social.

El trabajo analiza el impacto que tendrán los cambios demográficos, el creciente protagonismo de China, el cambio climático y la revolución tecnológica, "principales tendencias mundiales que marcarán el rumbo de la innovación vasca las próximas décadas". Así, detalla las oportunidades que se abren para la economía vasca y también las amenazas. Simplificando los resultados, el informe detecta "dos oportunidades prioritarias" para Euskadi: la digitalización y la importancia de los datos como "materia prima de nuevos modelo de negocio y procesos de producción". El informe destaca también oportunidades vinculadas a la economía circular y a la aparición de nuevas formas de abordar la salud y los servicios sociales.

Entre las amenazas, destaca la pérdida de protagonismo europeo en innovación y tecnología, especialmente, frente a China, ya que el gigante asiático continúa realizando grandes inversiones en infraestructuras, I+D, industria de tecnología local y educación. A esta situación, según explicó Salaverria, hay que sumar la falta de adecuación del talento a las necesidades de un mundo en el que la digitalización "marca los tiempos", las fluctuaciones en los precios y los problemas de suministro de materias primas, de las que tanto Europa como Euskadi "tienen una alta dependencia".

Según indicó, el desarrollo de las tecnologías que permiten conocer en tiempo real todos los datos de producción a través de sensores y de procesos automatizados "es prioritario tanto para los ámbitos de la estrategia de especialización inteligente RIS3 (fabricación avanzada, energía y biociencias/salud), como en las administraciones públicas y la sociedad en general", destacó. Innobasque aprovechó el encuentro anual con sus socios para hacer balance de 2018.