La economía vizcaina crece... pero un poco menos, según Cebek

La organización empresarial prevé un incremento del PIB de Bizkaia del 2,1% este 2019, dos décimas menos que el inicial

09.02.2020 | 03:07

BILBAO - La economía vizcaina, y la vasca, sigue creciendo por encima del 2% pero aunque los empresarios son "prudentemente optimistas", en Cebek ya han constatado que hay una cierta desaceleración en las tasas de crecimiento hasta el punto que han rebajado ligeramente del 2,3% al 2,1% su previsión de incremento del PIB del territorio de Bizkaia para el conjunto de 2019.

Pese a ese retoque a la baja, el presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, reiteró el "optimismo" de la organización empresarial en base a las estimaciones de generación de empleo, pues vistos los datos del primer cuatrimestre, que las mejora de 7.000 a 7.500 nuevos puestos de trabajo los que espera a fin de año.

Estos datos se desprende de la encuesta de coyuntura realizada por la patronal vizcaina en mayo entre un colectivo de cerca de 500 compañías del territorio.

Un 69% de las empresas de Bizkaia prevé mantener sus ventas en el segundo semestre, el pasado año en igual fecha era el 71%, aunque aumenta hasta el 17% (desde el 7%) las que piensan que disminuirán.

Y si esas cifras son estimaciones, ya hay datos reales del inicio del año que muestran que el 78% de las empresas ha mantenido o aumentado sus ventas y sólo un 22% señala que se han reducido.

Otro hecho que avala el optimismo empresarial vasco sobre la marcha de la economía es que, según Cebek, el 73% de las empresas están utilizando más del 70% de su capacidad productiva, que es la segunda cota más alta de las últimas nueve encuestas realizadas desde el año 2014.

En la misma línea sólo un 10% de las compañías contempla una recesión en el mercado interno español durante la segunda parte del presente ejercicio.

Estas previsiones tienen más valor teniendo en cuenta el marco macroeconómico mundial caracterizado por las importantes incertidumbres ligadas al desenlace del Brexit, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y la situación del automóvil en su transición hacia vehículos menos contaminantes. Estas incertidumbres lastran especialmente al sector industrial, que es la base de la economía vasca.

Por ello, la organización empresarial vizcaina constata una desaceleración económica derivada de un menor incremento del PIB en las economías desarrolladas pero mantiene su optimismo ya que el crecimiento económico es "sólido, no es pequeño".

Iñaki Garcinuño concluyó señalando que se está lejos de una posible recesión o nueva crisis. - X.A.

noticias de deia