El fruto de un trabajo de muchos meses

La Federación Vizcaina de Remo, muy orgullosa del papel de los botes de Bizkaia en la clasificatoria para la concha

09.02.2020 | 13:54
Ondarroa celebra su clasificación para la Bandera de La Concha, adonde regresa 23 años después.

EL remo vizcaino vivió en la clasificatoria de la Bandera de La Concha una jornada histórica. Los clubes del territorio superaron las expectativas puestas en ellos y de las siete plazas disponibles coparon cinco. Santur-tzi, Zierbena y Urdaibai cumplieron con los pronósticos. Kaiku dio la campanada al entrar en quinto lugar y Ondarroa fue el gran protagonista del día al conseguir el mejor tiempo y clasificarse por la puerta grande 23 años después. La otra cara de la moneda fueron las embarcaciones femeninas. Mañana y el siguiente domingo no habrá ninguna trainera femenina de Bizkaia compitiendo en la bahía donostiarra. Deusto, Kaiku, Isuntza y Ondarroa se quedaron fuera por solo quince segundos. Su papel no fue malo, pero fue insuficiente para ganarse un hueco en una regata cada año más privilegiada.

Santurtzi, Zierbena, Urdaibai, Kaiku y Ondarroa ejemplificaron en la clasificatoria el buen momento del remo en el territorio. Lograron hacer historia en la regata más prestigiosa y desde la Federación Vizcaina se muestran orgullosos de lo vivido en la bahía donostiarra. "El remo vizcaino goza de buena salud y hay que seguir aprovechándolo. Esperemos que de aquí a unos años en vez de cinco, haya siete, y en la ACT también aumenten el número", cuenta Edriga Aranburu. Este buen deseo también es trasladado a las embarcaciones femeninas. Este jueves no tuvieron su mejor día, pero el presidente de la Federación es optimista con respecto al devenir de estas tripulaciones: "Esperemos que se asienten los clubes femeninos y eso nos traerá que dentro de diez años entren en el relevo del remo. Tenemos los mimbres para que eso se vea".

Una vez acabada la clasificatoria del jueves, la rampa del muelle donostiarra se llenó de camisetas rojas y azules para celebrar la hazaña lograda por Ondarroa. Estar en la Bandera de La Concha ya es todo un logro para la localidad, que llevaba desde 1996 sin competir en los dos primeros domingos de septiembre. Sin embargo, lograr la clasificación de la manera que lo hizo fue un motivo más para celebrar y para soñar con algo grande. "Tenemos que estar orgullosos de todos los equipos vizcainos. Kaiku dio la campanada al entrar quinto, pero la gran sorpresa fue Ondarroa. Hizo el mejor tiempo en la ciaboga también y parece que está en la pelea", comenta Aranburu. De cara a la primera jornada, todos los equipos guardarán alguna bala, pero Ondarroa dio el primer aviso y demostró que el que se relaje puede ser fácilmente superado por la Antiguako Ama.

regata femenina No hubo tantas alegrías en la clasificatoria femenina. Deusto, Kaiku, Isuntza y Ondarroa quedaron fuera de la pelea. Sin embargo, Aranburu opina que lo sucedido no debe ser tomado como un desastre: "El que no entró se quedó fuera por pocos segundos y hasta el último momento parecía que Deusto iba a entrar. Hay que recordar que hace unos años no había ni clubes vizcainos en el agua". Desde la Federación piden paciencia y no exigir a unas tripulaciones que lleguen a un nivel demasiado rápido. Hacer las cosas bien y con calma. "El remo femenino en Bizkaia goza de buena salud y está cogiendo fuerza. El jueves no pudo ser, pero hay que mencionar también todo el trabajo realizado durante el año para llegar a ese día", añade.

Con todo, el remo vizcaino está de celebración. Esta Bandera de La Concha ya es histórica pase lo que pase en las dos jornadas. Sin embargo, las casualidades no existen y para llegar a este momento hay mucho trabajo por detrás. "Esto es el fruto del esfuerzo del trabajo que están haciendo los clubes durante todo el año con los chavales en todas las modalidades del remo: traineras, trainerillas, bateles, banco móvil? cada uno aporta lo que puede aportar", cuenta Aranburu, que espera que el apoyo a esos clubes se mantenga desde los estamentos: "Hay que agradecer la ayuda que nos aporta la Diputación desde la figura de la diputada de Cultura, Lorea Bilbao, y tenemos que seguir yendo todos de la mano. Por parte de la Federación, apoyarles todo lo posible a esos clubes que al fin y al cabo son los que hacen el trabajo duro".