Delantero de Baiko

Mikel Urrutikoetxea: "He recuperado la confianza y en los últimos partidos me he sentido mejor"

Urrutikoetxea y Aretxabaleta, que sustituye a Imaz, tienen que ganar este domingo a Ezkurdia y Ladis Galarza para lograr un billete en el 'play-off'

02.04.2021 | 00:58
Mikel Urrutikoetxea.

Otra vez más la amenaza de la eliminación vuela sobre Mikel Urrutikoetxea en la última jornada del Parejas. Ya en la primera fase vivirá su primera final. Un encuentro en el que solo vale la victoria. En un campeonato en el que ha crecido a base de partidos hasta volver a sentirse cómodo en los cuadros alegres, el zaratamoztarra quiere alargar esta progresión con una victoria ante Ezkurdia y Ladis Galarza el domingo en Zarautz.

¿Cómo está el cuerpo antes de un partido tan importante?

—De momento bien. De manos estoy bien y de lo demás, también. Donde hay que responder es el domingo en la cancha. Siempre hay ese punto de tensión.

El domingo tiene uno de esos encuentros que gusta jugar.

—El deportista entrena para jugar las mejores competiciones y en este caso sería el Manomanista, el Cuatro y Medio, el Parejas y los torneos de verano. Nos preparamos para ello y en este campeonato nos jugamos el pase al play-off en esta última jornada. Al final son encuentros que gustan jugar y nos gusta estar ahí.

¿Cree que haberse visto en esta situación en anteriores ocasiones le puede servir?

—Me hubiera gustado estar ya clasificado pero tanto el año pasado como este tuvimos varios partidos que eran finales para nosotros y en el campeonato pasado también nos jugamos el pase a ese play-off en la última jornada. El pelotari tiene que estar acostumbrado a jugar con esa presión y esa tensión que conllevan este tipo de encuentros.

Si la historia del año pasado se repite, sería buena señal.

—Al final siempre que toque a favor es difícil, pero intentaremos sacar el partido adelante.

¿Cómo ve a sus rivales del encuentro decisivo de esta última jornada?

—En la primera vuelta les conseguimos ganar en Zierbena y nunca se sabe. Cada partido hay que pelear y ya estamos viendo que de una jornada a otra las cosas cambian mucho, con resultados ajustados y muy abultados. Nunca se sabe lo que puede pasar en un partido.

Por lo tanto, no se puede coger de referencia el partido de Zierbena.

—No, aquí cada semana las cosas cambian mucho. El día de cada uno, el frontón€ todo cambia y tomar ese partido como referencia no sirve de nada. Sobre todo porque desde aquel encuentro ya ha pasado más de un mes y el frontón será diferente. Habrá que centrarse en el día de cada uno y salir enchufados y con cierta agresividad.

En su caso solo le vale ganar para pasar de ronda. ¿No tener que andar pensando en posibles carambolas facilita la tarea?

—Nunca se sabe. Al final estamos centrados y sabemos lo que tenemos que hacer. Si ganamos, pasamos y si no, nos quedamos fuera. En nuestra situación está claro. De aquí al domingo intentaremos desconectar un poco y a medida que se vaya acercando el partido centrarnos e intentar saber en cada momento lo que hay que hacer y desde el principio salir serios.

Ezkurdia y Ladis Galarza podrían llegar clasificados si Jaka y Martija pierden. ¿Eso supondría una ventaja para ustedes?

—Cuando uno está clasificado, ese punto de tranquilidad hace que a la hora de entrar lo hagas con más facilidad. No tendrían ese punto de tensión que podemos tener nosotros. Pero nunca se sabe y habrá que ver el día del partido.

En este partido no podrá contar con la ayuda de Imaz.

—Al final es una pena para él. Todo el campeonato peleando, intentando hacerlo lo mejor posible y en el partido clave, en la última jornada, no va a poder estar por un positivo por covid. Lo tendrá que ver desde casa y es una pena, pero al final son cosas que pasan y tengo que estar centrado en el partido. Juego con Andoni (Aretxabaleta), tenemos muy buena relación y las veces que me ha tocado jugar con él he estado muy a gusto.

Por falta de conocimiento mutuo no será.

—Desde que debutó en profesionales hemos coincidido muchas veces y nos tocó jugar un campeonato, aunque no tuvimos la suerte de acabar juntos por ciertas lesiones. Hemos jugado muchas veces juntos y tenemos buena relación fuera de la cancha, eso también se nota en la compenetración dentro de la cancha.

¿Qué tal se siente después de haber jugado prácticamente toda la liguilla de nuevo de delantero?

—Al principio me costó, pero ya sabía que eso iba a ocurrir. A medida que han ido pasando las jornadas sí que me he encontrado más cómodo. Es cierto que he tenido partidos que no he podido dar mi nivel por ciertos motivos, porque no he tenido el día o porque no he tenido buen cuerpo. Pero sí que he recuperado esa confianza que en su día, cuando jugué de zaguero y empecé otra vez adelante, había perdido totalmente y en los últimos partidos me he sentido mejor.

En las últimas jornadas se le ve con un punto más de agresividad a la hora de acabar el tanto.

—Los que jugamos a pelota sabemos que el cambio de atrás a delante es complicado y al revés también. Los primeros partidos me faltaba ese punto de agresividad, esa confianza a la hora de entrar, que la tenía un poco perdida. Llevaba tiempo sin acostumbrarme a jugar en esa distancia, a entrar a tanta pelota de aire y me estaba costando recuperar ese punto de confianza a la hora de acabar el tanto, pero poco a poco lo estoy haciendo.

¿Piensa que todavía tienen margen de mejora?

Creo que sí, pero esperemos que no sea tarde. El campeonato llega a la última jornada y habrá que ver qué pasa.

"El pelotari tiene que estar acostumbrado a jugar con esa tensión que conlleva este tipo de encuentros"

"Es una pena para Imaz. Ha estado todo el campeonato peleando y no va a poder estar en el partido clave"