El coqueteo de la empresa vasca Pukas y el surfista Taj Burrow

El surfista australiano elige a una tabla creada por la empresa vasca como la tercera mejor del mundo

17.02.2021 | 00:52
El surfista australiano Taj Burrow posa con tablas de la marca Pukas.

EN 1997, Taj Burrow se llevó el Pukas Pro Zarautz, un campeonato organizado por la empresa de tablas guipuzcoana, que figuraba como una de las citas más destacadas del circuito de plata del surf mundial. Por aquel entonces, el australiano no llegaba a la veintena. Era un casi desconocido en el panorama internacional. Un chavalín imberbe que apuntaba maneras, pero que mantuvo pegados a la arena a las miles de personas que se acercaron a la playa zarauztarra para disfrutar de la antesala de lo que acabaría siendo el surf de aéreos. El caso es que Burrow se caló la txapela del Pukas Pro. Y la victoria le metió tantos puntos en la licra que, a final de temporada, terminó por clasificarse para el top mundial. Es decir, gracias a su actuación en el evento de la marca vasca, el australiano compitió, por primera vez, en el mejor circuito de surf. Fue entonces, en ese verano de 1997, cuando comenzó el idilio entre Burrow y Pukas. Un coqueteo que se ha ido alargando con los años, con las décadas, y que tuvo la pasada semana episodio; cuando el surfista designó a una tabla creada por la empresa guipuzcoana como la tercera mejor del mundo.

Fue dentro del marco del Stab in the Dark (Stab en la oscuridad), un programa en el que las empresas tienen que diseñar tablas específicas para un surfista de reconocido prestigio, del que conocen su altura y su peso; pero no su identidad. Mientras que el rider en cuestión debe de probarlas a ciegas, sin saber a qué marca pertenecen, para garantizar la más absoluta imparcialidad. El caso es que en esta edición, el protagonista escogido fue Taj Burrow. Y el australiano, tras dos meses de rodaje, seis horas de surf al día durante tres semanas y trece tablas que catar, esgrimió su veredicto. Así, la nueva versión de Pukas Tasty Treat, diseñada por Axel Lorent, consiguió un meritorio tercer puesto. "Esta tabla me gustó mucho desde el momento en que la probé en la primera sesión. Me sentí muy bien con ella inmediatamente e hizo su camino hasta la final. Es una tabla muy buena; pensé que podía ser la ganadora pero hay otras dos que anduvieron muy fuertes. Pero buen trabajo Axel, es una tabla hermosa", comentó Burrow al descubrir que su medalla de bronce iba a parar al cuello de Pukas.

Por delante de la creación de Lorent quedaron la Channel Island (vencedores de la pasada edición) modelo Two Happy Groveler y la ganadora de la competición, la Sharp Eye Disco Inferno de Marcio Zouvi. Con todo, en las redes sociales Pukas celebró por todo lo alto su tercer puesto en el Stab in the Dark: "¡Un podio! Un tercer resultado que se siente como la felicidad, como satisfacción, como que queremos ir a surfear y celebrar. De un trillón de marcas de tablas y shapers no es poca cosa estar en la lista de los trece elegidos de Stab, siendo además los únicos europeos".

De hecho, el portavoz de la marca guipuzcoana, Adur Letamendia, también quiso hacer hincapié en lo complicado que resulta simplemente entrar en el concurso de Stab Magazine: "Solamente ser invitado es un honor, por lo que entrar en las tres últimas elegidas es algo muy bonito que afianza a Pukas como fabricante".

otro podio
 

No es la primera vez que una tabla de Pukas se cuela en el podio de esta competición porque durante la pasada edición consiguió la medalla de plata gracias a Mick Fanning. El surfista australiano escogió a la marca guipuzcoana como la segunda mejor del mundo. El ejemplar de la firma Pukas Dark, también del shaper Axel Lorent, solamente fue superada por Sharp Eye y Marcio Zouvi.

"Es una tabla muy buena, me gustó desde el primer momento. Pensé que podía ser ganadora"

taj burrow

Surfista

"Solo ser invitado es un honor, por lo que quedar tercero afianza a Pukas como fabricante"

Adur Letamendia

Portavoz de Pukas

 

noticias de deia