Rikar Urrutia busca su lugar en el boxeo profesional

El polifacético peleador de mungia debuta en el ensogado ante el nicaragüense Reynaldo Mora

17.12.2019 | 20:49

Bilbao - Rikar Urrutia (Mungia, 1997) se estrenará el sábado en el Club Deportivo en el ensogado de pago de la mano de MGZ Promotions. Cumple un sueño. Da otro paso más en su carrera en los deportes de contacto, que comenzó casi como un "juego" cuando tenía quince años. Entonces, coqueteó con el kickboxing, el k-1 y hasta el full contact. Sin embargo, el veneno del boxeo siempre le recorrió por la sangre. "Aunque la gente piense que pueden ser cosas similares, son muy distintas. El boxeo me encanta", relata el mungiarra. Y es que, si bien compitió en todo tipo de disciplinas porque su intención era forjarse en el entarimado, el peleador vizcaino no se lo pensó dos veces cuando le dijeron si quería dar el paso. "Quizás mi forma de boxear se adapta mejor a la de profesionales. Soy rápido y técnico, pero también valiente. Me gusta ir hacia delante", define Urrutia, que contará con el apoyo de la afición de su municipio.

El vizcaino cuenta que sus referentes en el profesionalismo no están muy lejos. Habla de Kerman Lejarraga o Andoni Gago. Ahora están cerca. Entrenan mano a mano. "Pasan de ser referentes a ser compañeros. Me han dado consejos", confiesa el mungiarra, quien advierte que no es de los que se ponen "muy nerviosos" en momentos cumbre. "Sí que al salir al ring sientes algo dentro, pero cuando suena la campana me concentro en el trabajo que tengo que hacer", concreta. Por ahora, el principal objetivo de Urrutia es dar pasos hacia delante. "Quiero aprender y sumar peleas poco a poco. No tengo metas más allá de ir haciendo combates", remacha. El adversario es el experimentado Reynaldo Mora (7 victorias, 51 derrotas y 2 nulos).

Pelea 'nany' suárez Además, la velada, que comienza a las 20.00 horas, se complementa con el enfrentamiento entre Joana Nany Suárez (4-1) y Oksana Romanova. La última pelea de la asturiana afincada en Bilbao fue en febrero en el frontón Bizkaia y superó a la rocosa Eloísa Rodríguez. - I. G. Vico