La Euskal Selekzioa no jugará en Navidades

La Federación Vasca, que primero negoció con Chile y después con Nigeria, destaca que le ha resultado "imposible" cerrar un partido de calidad. Los cambios de horarios de LaLiga han sido clave

15.12.2021 | 15:00
Último partido de la Euskal Selekzioa ante Costa Rica (2-1)

Definitivamente no habrá partido de la Euskal Selekzioa estas Navidades. Solo faltaba la confirmación oficial por parte de la Federación Vasca de Fútbol, que ha llegado este miércoles. "Nos ha resultado imposible cerrar un partido con todas las garantías y de la máxima calidad posible. Ese ha sido nuestro objetivo prioritario durante estos meses. Lo hemos intentado hasta el final pero nos ha sido imposible juntar todos los ingredientes para que un partido tan importante como este se pudiera celebrar. Sinceramente, estamos muy contrariados por esta situación. No es lo que esperábamos", ha declarado el presidente Javier Landeta.

Primero, la FVF barajó la posibilidad de jugar contra Chile, un compromiso que estaba prácticamente cerrado entre ambas federaciones, pero el cambio de fecha del partido entre el Athletic y el Real Madrid, que se disputará el día 22 tras ser adelantado debido a la presencia de los dos clubes en la Supercopa, frustró los planes de los dirigentes de la Euskal Selekzioa. Según adelantó DEIA a principios de noviembre, la idea inicial era jugar en San Mamés el 21 de diciembre, pero la decisión de LaLiga de fijar la disputa del clásico 24 horas después lo hizo inviable. La Federación Vasca había hecho un esfuerzo importante para consumar el encuentro ante la selección sudamericana, número 21 en el ranking FIFA.


NEGATIVA DEL VESTUARIO DE LA REAL


Desactivada la opción de La Roja, Landeta y su equipo buscaron una alternativa, una segunda fecha, en plenas vacaciones de los posibles jugadores seleccionados, que pasaba por el 27 de diciembre, posiblemente en Mendizorrotza. La elegida era Nigeria, que se encuentra en fase de preparación de la Copa África. Las negociaciones con los dirigentes del combinado africano parecían avanzados, pero el problema emergió del propio grupo de jugadores vascos que podían ser convocados para el duelo.

Según pudo saber este periódico, representantes de la Federación Vasca de Fútbol contactaron con los capitanes del Athletic y de la Real Sociedad, los dos equipos que más nutren al combinado vasco. Si Iker Muniain, en nombre del vestuario rojiblanco, mostró la predisposición total de sus compañeros para acudir a la llamada de Euskadi pese a que los leones se miden a Osasuna en El Sadar el 2 o 3 de enero; Asier Illarramendi, por el contrario evidenció las pegas de los jugadores de Imanol Alguacil a participar en el partido, al no considerar conveniente la fecha elegida para el mismo.


"NOS HA SIDO IMPOSIBLE"


La Federación, según ha indicado en el comunicado, "ha buscado en todo momento juntar tres variables": realizar una convocatoria con jugadores de primer nivel, encontrar un estadio de fútbol que pudiera albergar al máximo número de asistentes posible e invitar a un rival de entidad para que el partido fuese atractivo. "Pero nos ha sido imposible. En todo este proceso ha sido fundamental el cambio de horarios planteados por LaLiga. No hemos podido hacerlo realidad", ha añadido Landeta.

"Entendemos perfectamente la frustración que todo esto haya podido generar y, por supuesto, la compartimos. No era lo que queríamos y aceptarlo ha sido duro. A partir de ahora, nuestro principal objetivo es poder lograr que estas tres variables se den en el mes de marzo. Seguiremos trabajando muy duro porque nuestra meta es ver a la Euskal Selekzioa con los mejores jugadores, en el mejor campo y contra el mejor rival posible", ha finalizado el presidente de la Federación Vasca de Fútbol.

noticias de deia