Amorebieta 1 - 1 Eibar | Empate con sabor a victoria en el derbi

El Amorebieta, con Santamaría como héroe al detener un penalti a Burgos en el minuto 92, resiste en inferioridad numérica ante el asedio del Eibar

25.09.2021 | 21:01
Amorebieta 1 - 1 Eibar | Empate con sabor a victoria en el derbi

AMOREBIETA: Santamaría; Larrazabal, Luengo, Arregi, Markel Lozano, Seguín (Min. 80, Ozkoidi), Álvaro Peña (Min. 80, San José), Iker Bilbao (Min.. 75, Etxaburu), Orozko (Min. 66, Guruzeta) y Obieta (Min. 80, Irazabal).

EIBAR: Cantero, Correa, Burgos, Etxeita, Glauder (Min. 85, Aketxe) Toño, Javi Muñoz, Edu Expósito (Min. 85, Sielva), Corpas, Stoichkov (Min. 71, Franchu) y Sol (Min. 62, Leschuk).

GOLES: 1-0: Min. 22; Obieta. 1-1: Min. 42, Edu Expósito, de penalti.

ÁRBITRO: Javier Iglesias Villanueva (comité gallego). Expulsó en el Amorebieta a Luengo por doble amonestación (Min. 52 y Min. 79) y mostró la cartulina amarilla a Larru (Min. 59).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la séptima jornada de LaLiga SmartBank disputado en Lezama ante 1.236 espectadores. Antes del inicio del encuentro se rindió un homenaje en memoria de Alfonso Barasoain, exentrenador de Amorebieta y Eibar fallecido en mayo.


El primer derbi del Amorebieta en Segunda División, trepidante de principio a fin, se quedó sin dueño, pero dejó un dulce sabor de boca al conjunto azul, que aguantó en pie los últimos minutos en inferioridad numérica con Santamaría como héroe y muro para un potente Eibar que no pudo pasar del empate en Lezama.

Los zornotzarras, con Arregi y Seguín como únicas novedades en la alineación, plantaron cara al conjunto armero desde el pitido inicial. Respeto sí, miedo ninguno. Con esa máxima saltaron al césped los de Iñigo Vélez y sirvió para mantener a raya de entrada a un rival diseñado para lograr el ascenso que buscó la velocidad de sus puntas para generar peligro en las inmediaciones de Santamaría. Lo consiguieron por momentos los armeros en los primeros compases de un disputado, intenso y vibrante encuentro en el que, sin embargo, fueron los azules los primeros en golpear. Perdonó Arregi, de cabeza y con todo a favor en boca de gol a la salida de un córner cuando corría el minuto 20, pero no Obieta en la siguiente jugada. Un balón al espacio de Iker Bilbao dejó al delantero gernikarra en el mano a mano con Cantero, que nada pudo hacer para evitar el tercer zarpazo del curso del vizcaino.

Por delante en el marcador por tercera vez en la temporada, tocaba no dar dos pasos atrás como sucedió ante Ibiza y Burgos a fin de mantener la renta adquirida en el luminoso. Intentó no caer de nuevo en el error el Amorebieta, pero el creciente asedio del Eibar dio sus frutos al cuadro guizpuzcoano, que dio el paso al frente que le demandaba la situación para embotellar paulatinamente a los locales. Avisó Corpas pasada la media hora de juego con un disparo franco desde dentro del área que detuvo un salvador Santamaría y al filo del descanso, en una de las innumerables subidas de Toño por el carril izquierdo, convertido en una autopista para el madrileño, llegó un clamoroso penalti de Arregi que no desaprovechó Edu Expósito.

Igualó así la contienda el capitán del Eibar, de menos a más en un derbi al que el Amorebieta agradeció el pitido que dio paso al tiempo de descanso. Con la necesidad de cargar piernas y mente para afrontar con garantías los segundos 45 minutos ante uno de los rivales de mayor exigencia en la categoría, los vizcainos regresaron al verde sin cambios en la formación. Con la misma estructura y el mismo plan a seguir, los de Iñigo Vélez respiraron aliviados tras la reanudación al ver cómo Stoichkov, en otra internada de Toño, no encontraba la portería de Santamaría con un disparo desde dentro del área que se marchó fuera por escasos centímetros para desesperación de Gaizka Garitano.

Marcó poco después Orozko, pero en claro fuera de juego instantes antes de que el diluvio adquiriera un inesperado protagonismo en Lezama que pareció favorecer al Amorebieta, que logró asentarse en el terreno de juego, sacudirse el dominio visitante y rozar el 2-1 en un testarazo de Orozko en un córner que dio paso a su sustitución en favor de Guruzeta.

LA EXPULSIÓN 

Con las espadas en todo lo alto y la suerte del partido aún por decidirse, llegó la hora del protagonismo de Iglesias Villanueva, quien mostró la segunda cartulina amarilla a Larru, se la retiró con la ayuda del videoarbitraje y se la mostró a Luengo para mandar a la caseta al central vizcaino como consecuencia de una falta sin aparente relevancia en el centro del campo.

La expulsión dejó en inferioridad numérica por primera vez en la temporada al Amorebieta y la ofensiva del Eibar fue total. Franchu, en el 84, estrelló el esférico contra el poste y en el 91 llegó el penalti por manos de Ozkoidi. Santamaría, homérico, se hizo gigante para negar el gol desde los once metros a Burgos, repeler también el rechace y mantener invicto en Lezama a los azules, que sumaron un punto con sabor a victoria.

noticias de deia