Amaiur Sarriegi se marcha a la Real

La pichichi del filial del Athletic deja Lezama para firmar un contrato importante con el club don ostiarra

24.06.2020 | 01:30
Amaiur Sarriegi. Foto: Athletic Club

Bilbao – Al Athletic le está costando mantener el talento de su equipo femenino. Y es que, a las recientes salidas de Maite Oroz y Damaris Egurrola, que estaban llamadas a liderar el futuro rojiblanco, se le une la marcha de Amaiur Sarriegi, máxima goleadora del filial dirigido por Iraia Iturregi. "Ha llegado el momento de decir adiós a la que ha sido mi casa durante tres años. A partir del 30 de junio dejaré de ser jugadora del Athletic", quiso despedirse la jugadora a través de las redes sociales. La delantera donostiarra abandona Lezama para recalar en la Real Sociedad, un club con un proyecto ambicioso que ha sabido tentarla con un contrato profesional de larga duración –algo poco habitual en el fútbol femenino estatal– y con la promesa de otorgarle un rol importante. Se trata, pues, de otra salida controvertida que merma todavía más a un Athletic que está sufriendo una fuga de talentos. Con todo, Sarriegi solo tuvo "palabras de agradecimiento" para el club que le ha hecho crecer "no solo como futbolista, sino también como persona. Llevo el orgullo de haber dado lo mejor de mí en cada ocasión que he vestido la camiseta txuri-gorri".

De esta forma, Sarriegi, a quien le habían llegado algunas ofertas de la Primera Iberdrola, se convierte en el primer fichaje de la Real Sociedad de Natalia Arroyo. Una baja importante para el Athletic porque la delantera donostiarra no solo era la pichichi del filial rojiblanco, con 13 tantos en 17 partidos disputados esta temporada; sino también una fija en el bloque diseñado por Iturregi e incluso había debutado ya en el primer equipo. De hecho, Sarriegi tuvo la oportunidad de disputar cuatro encuentros ligueros y uno copero con Ángel Villacampa, que no dudó en convocarla desde que la hiciera debutar ante el Betis (2-1) el pasado 19 de octubre. Por eso, la donostiarra deja un gran vacío en Lezama y regresa a su casa para seguir creciendo como futbolista, aunque a partir de ahora defendiendo la camiseta de la Real Sociedad.