Liga de campeones

Enfangado en su fragilidad defensiva

El brujas arranca un empate en el Bernabéu, ridiculiza a Courtois y mete al Real Madrid en apuros

09.02.2020 | 17:03
GRAF2666. MADRID, 01/10/2019.- El defensa español y capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, lamenta una acción durante el encuentro ante el Club Brujas correspondiente al Grupo A de la Liga de Campeones, celebrado este martes en el estadio Santiago Bernabé

El brujas arranca un empate en el Bernabéu, ridiculiza a Courtois y mete al Real Madrid en apuros

Real Madrid2

Brujas2

REAL MADRID: Courtois (Min. 46, Areola); Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Nacho (Min. 46, Marcelo); Casemiro, Kroos, Modric; Lucas Vázquez (Min. 67, Vinicius), Hazard y Benzema.

BRUJAS: Mignolet; Mata, Mechele, Deli, Diatta, Sobol; Vormer, Rits, Vanaken; Tau (Min. 93, Schrijvers) y Dennis (Openda, m.71 (Min. 87, Cools).

Goles: 0-1: Min. 9; Dennis. 0-2: Min. 39; Dennis. 1-2: Min. 55; Ramos. 2-2: Min. 86; Casemiro.

Árbitro: Georgi Kabakov (Bulgaria). Amonestó a Hazard, del Real Madrid; y a Mignolet y Openda por el Brujas. Expulsó por doble cartulina a Vormer (78 y 84).

Incidencias: Santiago Bernabéu, 65.112 espectadores.

madrid - El Real Madrid fue víctima de su fragilidad defensiva, que provocó su segundo pinchazo en Champions para quedar en situación compleja, castigado con dos goles del Brujas en el primer acto que igualó agarrándose a la locura, con exhibición de casta para acabar acariciando una de sus clásicas remontadas.

El Real Madrid tiró por tierra su reconstrucción. Toda la seguridad ganada en duelos grandes, en los que la concentración es máxima como mostró en el Sánchez Pizjuán y el Wanda Metropolitano. En su regreso a la inestabilidad, la defensa quedó señalada. Sin respuesta ante la velocidad de los puntas del Brujas, que apostó por fútbol directo y encontró toda la facilidad para encontrar un premio soñado que pudo ser mayor.

Solo Zidane sabe las razones de dejar en la grada a James y Bale. Exceso de confianza si no sufren molestias físicas. Jugó con los mismos de una temporada para el olvido más Hazard. Caras que la grada se ha cansado de ver y lo muestran con silbidos cuando pierden la paciencia. Le faltó acierto rematador en el primer acto al Real Madrid y exhibió una debilidad que parecía enterrada desde París.

Adelantó unos metros la línea defensiva y fue un regalo al rival. Los balones en largo a la velocidad de Tau fueron un continuo dolor de cabeza. Había perdonado Benzema la primera cuando llegó el primer golpe. A los 9 minutos, con Courtois reculando por mala colocación en una rápida contra del Brujas. Fue un gol conseguido de forma casi cómica. Dennis fue a controlar, el balón le golpeó y engañó a Courtois.

El Real Madrid se acerca al año sin ganar en Liga de Campeones en el Bernabéu. Regresar al dominio que ejerció en Europa pasa por recuperar su fortaleza de local. Pero la defensa que temblaba a cada ataque del Brujas en el primer acto. Courtois había salvado una a disparo cruzado de Tau, pero nada pudo hacer en otro gol con una factura increíble. El regalo fue de Modric en salida de balón, Dennis puso velocidad, se tropezó mientras su cabeza daba vueltas a la definición, y cuando parecía que se caía, picó el balón con calidad a la red.

Se presentaba noche de arrebato en el Bernabéu. Entró Areola en el cierre de una noche negra para Courtois, con problemas estomacales, y Marcelo para ganar un arma en ataque si tuviese un buen estado físico. Por momentos el Bernabéu visionó la gesta. Cuando el fútbol se convierte en corazón siempre aparece Ramos, que anotó de cabeza.

En botas de Lucas y Hazard estuvo el empate rápido. Modric chutó arriba con Benzema solo para marcar cuando la entrada de Vinicius agitaba el ritmo que decaía. Y así llegó el empate. Un premio al coraje en un testarazo de raza de Casemiro. Restaban cuatro minutos en los que acarició la remontada y la derrota. Varane la tuvo con dos cabezazos pero Schrijvers perdonó completamente solo en plena locura.