Segunda división B

A la tercera llegó la derrota

El Barakaldo sufre el primer tropiezo de la campaña a manos del izarra, que se adelantó en el minuto 2

09.02.2020 | 14:42
El Barakaldo no pudo remontar los dos tantos del Izarra en la primera mitad.Foto: Oskar González

Barakaldo1

Izarra2

BARAKALDO: Cacharrón, Agirrezabala, Sergio García, Gándara, Arbelo (Min. 46, Adri Hernández), Algarra, Josué, Héctor, Juan Delgado, Doncel y Olaizola (Min. 63, Bryan).

IZARRA: Ruiz, Eguaras, Pablo, Cabrera, Maestresalas, Cisneros, Toni García (Min. 83, Borja), Hinojosa, Laborda (Min. 75, Valdo), Almagro y Yoldi (Min. 65, Carlos).

Goles: 0-1: Min. 2; Cabrera. 1-1: Min. 7; Arbelo. 1-2: Min. 25; Toni García.

Árbitro: Víctor García, catalán. Mostró cartulinas amarillas a Gándara y Sergio García por el Barakaldo y a Almagro, Pablo e Hinojosa por el Izarra.

Incidencias: Un millar de espectadores en Lasesarre.

barakaldo - La victoria del Izarra en Lasesarre devolvió a la realidad a un Barakaldo que solo conocía la victoria en las dos jornadas disputadas. Dos goles de los navarros en la primera mitad, el primero de ellos nada más iniciarse el encuentro, pusieron la tercera victoria como un imposible para los fabriles.

Siempre es difícil ganar y más cuando el rival llega y besa el santo. Cuando apenas se habían disputado dos minutos de juego, una falta de entendimiento entre Agirrezabala y Cacharrón en un balón perpendicular después de que la zaga gualdinegra rechazara un córner, propició el gol de Cabrera, que en dos intentonas batió al meta fabril. Sin embargo, apenas tuvieron los de Estella tiempo de saborear el gol. A los ocho minutos, un córner botado desde la derecha por Héctor fue impecablemente cabeceado a las mallas por Arbelo, que reinició de esta manera el encuentro.

Sin embargo, no iba a ser la tarde de un Barakaldo falto de precisión. Solo un remate desviado de cabeza de Juan Delgado puso algo de peligro en el área del Izarra, que cada vez que atacaba hacía temblar a la defensa local. Un remate de Laborda, a centro de Toni García, salió por muy poco a la derecha de Cacharrón. En el siguiente ataque, el Izarra logró el 1-2 que acabaría siendo definitivo. Laborda, protagonizando una gran jugada en la que dejó atrás a Arbelo, cedió al punto de penalti donde Toni García remachó a la red. El extremo, que se mostró como una auténtica pesadilla para los gualdinegros, generaría otra gran oportunidad con un pase por encima de la defensa sobre Cisneros, que no llegó con comodidad al remate.

El Barakaldo, por su parte, apenas contestó la superioridad de los navarros en el marcador. Tan solo Algarra, con un disparo desde lejos que Ruiz envió a córner, puso algo de luz en un desatinado conjunto fabril al que le costaba un mundo llegar arriba con claridad.

La segunda mitad fue la continuación del querer y no poder por parte de los locales, que dispusieron de cuatro ocasiones en el primer cuarto de hora tras la reanudación. Josué Medina le tomó el relevo a Toni García como jugador más incisivo, llevando a cabo buena parte de las acciones ofensivas de los gualdinegros. Un centro suyo lo cabeceó fuera Carlos Algarra y otro balón servido por el extremo, esta vez por abajo, lo remató fuera Juan Delgado desde la frontal. Poco después, el mismo Josué lo intentó con un disparo desde la frontal que salió por poco a córner tras tocar en un defensor visitante. Héctor Nespral, por su parte, remató a las nubes una falta lateral que Sergio García sacó rasa al punto de penalti.

El Izarra ya no se dejaba ver como en la primera parte aunque tuvo ocasiones para lograr la sentencia y un final de partido más plácido. En un balón largo que pilló dormida a la zaga local, Yoldi estuvo cerca del tercero pero Gándara acabó sacando bajo palos el esférico. Valdo, que jugó los últimos minutos, también rondó el gol, pero disparó fuera después de que Borja le cediera el balón tras una gran jugada por la izquierda.

El Barakaldo no dejó de intentarlo hasta el final, pero no mostró mejora con respecto a la primera mitad y no dio la sensación de poder lograr el empate. De hecho, en la última media hora de juego apenas llegó con claridad a la meta de Ruiz. Un remate flojo de Héctor, atrapado sin problemas por el guardameta visitante, y un balón de Josué al larguero, rematando acrobáticamente otro remate previo de Adri Hernández, fue todo lo que los gualdinegros produjeron en los treinta últimos minutos.

noticias de deia