Rodri también deja el atlético

El club quiere a marcos llorente como sustituto y se le resiste el fichaje estrella de joão Felix

09.02.2020 | 06:32
El jugador del Atlético de Madrid Rodrigo Hernández (i) disputa el balón con el jugador turco del Real Valladolid Unes Unal (d)

El club quiere a marcos llorente como sustituto y se le resiste el fichaje estrella de joão Felix

madrid - El Atlético de Madrid insistió ayer en el fichaje de Marcos Llorente, el centrocampista del Real Madrid que ha elegido para rearmar esta temporada su medio campo, en el que pierde a Rodrigo Hernández, que ya ha tomado la decisión de marcharse.

En concreto, está en el Manchester City, al lado de Pep Guardiola. Rodri cumple próximo sábado 23 años, que antepone siempre el aspecto deportivo por encima de cualquier otro en su valoración, ha decidido marcharse, pendiente de que se abonen los 70 millones de euros de su cláusula de rescisión.

Rodri es la quinta baja confirmada que debe asumir el Atlético, la primera en el centro del campo, respecto a la pasada campaña, junto a Diego Godín, Juanfran Torres, Lucas Hernández y Antoine Griezmann. Los dos primeros han terminado contrato, el tercero fue fichado por 80 millones de euros por el Bayern y el cuarto pagará su cláusula de rescisión en julio.

En cuanto el City pague los 70 millones, Rodrigo también saldrá del Atlético, que trata de culminar el fichaje del joven talento portugués João Felix como sustituto de Griezmann, en una negociación que continuó ayer con el Benfica, que pide el pago de 120 millones. Mientras, Simeone ya tiene definido el medio centro de su nuevo proyecto: Marcos Llorente.

Ya se interesó por él en el pasado, cuando despuntó en el Alavés, y ahora tiene una ocasión para contratarlo, porque, a sus 24 años, no ha tenido continuidad ni apenas oportunidades con Zidane, el entrenador del equipo blanco.

Ahora, es el objetivo número uno del Atlético para cubrir la posición del medio centro, más aún con la salida de Rodrigo Hernández, aunque también maneja dos alternativas, de las que sólo ha transcendido un nombre: el suizo Granit Xhaka, del Arsenal y 26 años.

El precio está en torno a los 50 millones de euros; una cantidad que el club rojiblanco quiere rebajar para lograr la llegada del medio centro, cuyo abuelo materno, Ramón Grosso, ya jugó en el Atlético, cedido por el club blanco para salvarlo del descenso en 1963-64, al igual que su padre, Paco Llorente, en el periodo 1986-87.