Segunda división B

El Gernika recibe un mazazo casi letal

Los forales necesitan un milagro para salvarse tras caer ante un Izarra que asaltó Urbieta al final

09.02.2020 | 01:45
El Gernika se aferra a un milagro para salvarse.

Gernika0

Izarra1

GERNIKA: Carrio, Guarrotxena, Berasaluze, Carracedo, Ander Larruzea (Min. 79, Garmendia), Lander, Gorka Larruzea (Min. 65, Gandiaga), Abaroa, Entziondo, Parra y Etxabe (Min. 81, Pradera).

IZARRA: Iricibar, Eguaras, Eneko, Cabrera, Casado, Cisneros, Sagües, Hinojosa, Laborda (Min. 89, Albisu), Valdo (Min. 78, Galarza) y Deivid (Min. 65, Toni García).

Goles: 0-1: Min. 82; Toni García.

Árbitro: Román Román (Castilla y León). Amonestó a los locales Entziondo, Lander y Parra; y a los visitantes Deivid y Cabrera.

Incidencias: Unos 700 aficionados en Urbieta, que homenajeó al juvenil A por su ascenso a Nacional.

gernika - Ganar los tres partidos que le quedan -ante Racing y Barakaldo fuera y Cultural en casa- y rezar para que se sucedan los tropiezos de un Real Unión, que cuenta con cinco puntos más y ocupa la casilla de play-out. Esa es la única esperanza del Gernika de cara a lograr la permanencia tras su derrota ante un rival directo como el Izarra, que deja a los de Urbieta ocho puntos por debajo de la zona tranquila, cuando solo quedan nueve en el aire. Los vizcainos gozaron de las mejores ocasiones, pero se toparon con las paradas de Iricibar. El mayor mazazo se produjo en el tramo final, cuando Toni García firmó el 0-1.

El Gernika salió con la intención de jugar cerca del arco rival, pero el aviso más destacable del primer cuarto de hora llevó la firma navarra. Carrio desvió el disparo de Sagües. En el ecuador del primer acto, Entziondo trató de conectar con Etxabe, pero un zaguero llegó providencial para evitar el remate del ariete y conceder un córner en el que la volea de Berasaluze rozó el palo. En el 27, el portero del Izarra se vio obligado a salir fuera de su arco para frustrar un remate de Etxabe, que reclamó penalti. La jugada siguió viva y la vaselina de Gorka salió alta. El Gernika, que suspiró aliviado tras un cabezazo de Laborda que no cogió puerta, llevaba la iniciativa sin lograr poner a prueba a Iricibar, hasta que Entziondo gozó en el 36 de la mejor ocasión de la primera parte, en la que el arquero salió triunfador.

El descanso le sentó mejor al Izarra, que encadenó varias llegadas sin premio en el inicio del segundo acto. El Gernika retomó el pulso y volvió a hacerse con el dominio. Pasada la hora de partido, una buena acción de Parra propició un barullo en el área en el que Etxabe cayó en el forcejeo con un rival y encendió a Urbieta, que pidió penalti. En el 70, Etxabe tuvo la opción de abrir la lata tras un robo de Gandiaga, pero Iricibar volvió a lucirse en el mano a mano. En el 75, la aparición de Cabrera evitó un nuevo duelo entre ambos. Respondió Toni García con un disparo lejano que atrapó Carrio, que en el 82 no pudo atajar un centro envenenado y la pelota quedó muerta en el área chica para que el propio Toni fusilase a placer el definitivo 0-1 que deja a los gernikarras al borde del precipicio.