El Lointek Gernika, de la euforia a la desazón en dos días

El covid vuelve a castigar al Lointek Gernika, sin fechas para recuperar los duelos aplazados

22.12.2021 | 00:14
Arrojo, en el partido europeo ante el Mersin.

El infortunio en forma de covid se ha vuelto a cruzar en el camino del Lointek Gernika Bizkaia, que hoy miércoles debería estar en Turquía defendiendo los 24 puntos de ventaja que logró la semana pasada ante el CBK Mersin en la Eurocup. Pero ese partido, como el del pasado domingo de la Liga Femenina ante el Campus Promete, tuvo que ser aplazado sine die por la aparición de un brote de coronavirus en el equipo gernikarra. Así, en solo dos días se pasó de la euforia que desató la brillantísima actuación ante las turcas en Maloste al mazazo que supuso de nuevo el rigor de la inacabable pandemia.

La desazón es grande porque, como la pasada temporada, el virus ataca en un momento de lo más inoportuno, con el calendario muy comprimido y sin apenas espacio para recuperar estos dos choque en estas fechas en las que hay que respetar los días festivos. El duelo ante el equipo riojano debería jugarse antes del 4 de enero, que es cuando acaba la primera vuelta y se decide el corte para la Copa, objetivo que el Lointek Gernika tiene bien encarrilado. Ocurre que el día 28 las vizcainas reciben en Maloste por lo que el partido de Logroño, siendo un desplazamiento cercano, podría disputarse antes del 2 de enero.

Otra cosa es el duelo europeo en Turquía, para el que habría que encontrar un hueco antes del 13 de enero ya que para entonces está previsto el inicio de la siguiente ronda eliminatoria de la Eurocup. En todo caso, no es el único partido europeo aplazado por culpa del covid, por lo que quizás la FIBA pueda reconsiderar un calendario que también está apretado porque en las dos primeras semanas de febrero hay que parar las competiciones nacionales por las ventanas de selecciones.

No obstante, lo primordial antes de tomar decisiones es que las personas afectadas en el Lointek Gernika, que han seguido siendo sometidas a las pertinentes pruebas de control, se recuperen sin problemas para afrontar una situación que ya conocen porque la temporada pasada el virus atacó en febrero y obligó a un confinamiento casi general de la plantilla y después hubo que recuperar todos los partidos en un mes de marzo extenuante. La planificación vuelve a verse afectada para poner a prueba el carácter resistente y férreo de una plantilla que tenía muy cerca cumplir de nuevo alguno de sus objetivos.

noticias de deia