GDKO Ibaizabal 47 - 48 Ausarta Barakaldo

Un derbi entre el GDKO Ibaizabal y el Ausarta Barakaldo sin acierto pero con emoción

El Ausarta Barakaldo vence al GDKO Ibaizabal con una canasta a falta de tres segundos en un duelo marcado por los bajos porcentajes

29.11.2021 | 00:22
Ainara Ramasco y Florencia Niski, en un momento del derbi.

GDKO Ibaizabal 47

Ausarta Barakaldo 48

GDKO IBAIZABAL: Arrien (4), Aldekoa (5), A. Iruskieta (0), Aizpurua (5), Van der Linden (0) –cinco inicial–, Royale (10), Arenas (7), Ramasco (8), U. Iruskieta (4) y Covane (4).

AUSARTA BARAKALDO: Medel (4), Vergara (2), Horford (7), Johnson (14), Sengo (12)–cinco inicial–, Kantenbeen (0), Anitua (0), Niski (7), Gascón (2) y Biczo (0).

Parciales: 15-10, 28-27 (descanso), 45-37 y 47-48.

Árbitros: Martínez y Heredero. Sin eliminadas.

Incidencias: Lleno en Urreta.

El duelo entre el GDKO Ibaizabal y el Ausarta Barakaldo fue uno de esos derbis en los que la intensidad superó con diferencia al acierto. Imprecisiones, bajos porcentajes y defensas imponiéndose claramente a los ataques llevaron a los dos equipos a luchar en un partido igualado, en un duelo en el que el lugar de los equipos en la clasificación de la Liga Femenina-2 no quedó reflejada en la cancha y la emoción se mantuvo hasta el último segundo. En un final de infarto, donde las canastas apenas llegaron y cada punto valió oro, Irene Medel desequilibró definitivamente el partido con una canasta de mucho mérito para poner el 47-48 final en el marcador a favor del conjunto de Ezkerraldea. Con este resultado, las vencedoras de ayer domingo escalan hasta la sexta posición en la liga y empiezan a estar cerca de los puestos que dan un billete para la fase de ascenso. Por su parte, las galdakoztarras siguen sin salir de la cola de la clasificación y deberán esperar al menos una semana más para buscar la reacción.

La falta de acierto fue una de las características de este partido. Muchos tiros liberados fueron errados, pero también las defensas tuvieron mucho que ver. Los dos equipos se emplearon al máximo en las labores de retaguardia para contrarrestar su baja aportación ofensiva y eso llevó a vivir un encuentro muy duro. En ese escenario, el GDKO Ibaizabal se sintió más cómodo y con la intensidad de sus jóvenes jugadoras consiguió llevar la iniciativa en el marcador prácticamente durante todo el choque.

El último periodo terminó por definir el partido. El ejemplo perfecto de ello fue que el GDKO Ibaizabal estuvo a punto de llevarse la victoria anotando una única canasta en todo el cuarto y que además llegó a falta de solo 18 segundos por jugarse. Esa sequía anotadora de las galdaoztarras le valió al Ausarta Barakaldo para mantenerse vivo en el partido. Lejos de protagonizar un alarde ofensivo, sumó poco a poco, pero su nulo porcentaje desde la línea de tres puntos no le permitió ponerse por delante hasta falta de menos de un minutos por jugarse (46-45). En el desenlace, Julene Royale anotó una entrada que hizo crecer la esperanza en el bando local, pero Medel respondió en la siguiente acción. Fue una jugada que se trabó demasiado, al igual que ocurrió con anterioridad en numerosas ocasiones, pero la riojana tiró de valentía para realizar una penetración que puso a las de Ezkerraldea por delante. La propia Royale tuvo la oportunidad de dar la victoria al conjunto de Galdakao, pero su triple final no entró.

noticias de deia