Lointek Gernika 58 - Campus Promete 51

El Lointek tira de defensa para resolver el enigma

El equipo gernikarra, poco brillante en ataque, tuvo que esperar a los segundos finales para ganar al Campus promete en un duelo muy táctico

11.01.2021 | 01:08
Colhado trata de hacerse con un balón suelto ante Kovacevic y Knezevic.

Lointek Gernika 58

Campus Promete 51

LOINTEK GERNIKA BIZKAIA: Cornelius (13), Ivanovic (12), Ginzo (6), Bjorklund (9), Colhado (2) –cinco inicial– Lo (10), Díez (0), Arrojo (2), Roundtree (4), Ariztimuño (0).

CAMPUS PROMETE: Weaver (2), Barneda (3), Knezevic (10), Diarra (6), Flores (11) –cinco inicial– Estebas (0), Alarcón (3), Kovacevic (16).

Parciales: 13-13, 31-31 (descanso), 47-43 y 58-51.

Árbitros: Uruñuela, Martín y González. Sin eliminadas.

El Lointek Gernika Bizkaia tuvo que agarrarse a la defensa para resolver el enigma que le planteó el Campus Promete y sumar una victoria importante. No le quedó más remedio al equipo de Mario López en un duelo muy táctico en el que la defensa zonal de las riojanas creó muchos problemas al ataque local, penalizado por los malos porcentajes de tiro para lo que ha sido habitual en Maloste y algunas pérdidas de balón innecesarias. Sin embargo, en el otro lado de la cancha el Lointek Gernika logró minimizar la aportación de Weaver gracias a una excelente defensa de Ginzo y también de Flores, que apenas pudo contener con sus compañeras. Los rebotes de Diarra no fueron esta vez tan dañinos y, aún así, las gernikarras tuvieron que apretar tras el descanso para asegurar una victoria que el Promete vendió muy cara.

Hasta bien avanzada la primera mitad, el juego no tuvo fluidez. El conjunto logroñés llegó a mandar por seis puntos (21-27) gracias a la versatilidad de Kovacevic, que hacía daño jugando de cara. Pero el Lointek Gernika, a falta del acierto de Bjorklund para romper la zona, pudo responder desde lejos con Cornelius y Ivanovic, aunque le costaba encontrar la fluidez en la circulación ante una defensa muy activa. El marcador creaba inquietud en una sucesión de aciertos y errores por parte de los dos equipos. Las vizcainas nunca pudieron coger más de cuatro puntos de ventaja porque el Promete siempre estaba ahí.

Tocaba apretar en defensa y las jugadoras respondieron al dejar a su rival durante casi cinco minutos sin anotar. Solo Kovacevic sumaba en las filas visitantes, aunque al Lointek Gernika tenía que seguir tirando de los hilos por la falta de continuidad. Un tiro libre de Cornelius, notable en la dirección de juego, puso el 54-45 a tres minutos del final, una distancia que parecía tranquilizadora. Sin embargo, algunos errores en ataque por dudar entre si seguir sumando o dejar correr las posesiones permitieron a las riojanas volver a ponerse a una canasta de distancia (54-51) y entonces tuvo que sentenciar Lo bajo el aro a 18 segundos del final de un partido que hubo que deshacer poco a poco para no caer en la trampa del Campus Promete y lograr una victoria que coloca al equipo gernikarra en una buena disposición para asaltar la Eurocup con menos presión la semana que viene. Antes, el viernes toca visitar Cáceres para afirmar el puesto en la zonal de play-off.

noticias de deia