Un buen día para abrir brecha para el Lointek Gernika

El Lointek Gernika recibe al colista El Pastor con la idea de sumar su tercer triunfo seguido

28.10.2020 | 01:14
Nadia Colhado, en el duelo ante el Al-Qazeres.

Rota en Gasteiz la racha de derrotas fuera de casa, el Lointek Gernika Bizkaia tiene la oportunidad de sumar su tercer triunfo consecutivo y abrir brecha con la parte media de la clasificación. Las vizcainas reciben en Maloste (20.00 horas) al Quesos El Pastor Zamora justo antes de visitar el sábado al Perfumerías Avenida y, por tanto, sumar de nuevo serviría para confirmar que el equipo empieza a reconocerse en sus señas de identidad para esta temporada. Las zamoranas llegan como colistas después de cinco derrotas consecutivas, la última de ellas muy dura ante el Estudiantes, que hizo que su técnico Ángel Fernández amagara con una dimisión que no le fue aceptada por la directiva.

Las jugadoras de Mario López deben, por tanto, tratar de explotar las debilidades de su rival y, para ello, es clave imponer desde el primer minuto el alto ritmo de juego que acostumbran cuando juegan en Maloste. El Quesos El Pastor tiene un buen quinteto inicial, pero su banquillo baja bastante las prestaciones. Las gernikarras forman una plantilla mucho más larga y, además, varias de sus jugadoras acaban de recibir la llamada de sus selecciones, lo que eleva aún más la confianza tras un inicio de curso irregular. A las tres que irán con España se ha sumado Laura Cornelius, que ha sido citada por Holanda para las ventanas de noviembre.

"Aunque no fue un buen partido, la victoria ante el Araski nos ha reforzado, pero también nos demostró que tenemos que salir siempre concentradas. Vamos partido a partido, pero es fundamental amarrar los de casa", recuerda Mario López. El técnico destaca la calidad del juego interior del conjunto castellano, con tamaño y corpulencia, en el que figura Valeria Berezhynska, la veterana ucraniana que tuvo un gran papel en el Lointek Gernika hace dos temporadas y que tras su paso por el Tarbes de la liga francesa es ahora fundamental en su nuevo equipo con diez puntos por partido.

"Tenemos que respetar al máximo al rival, pero hay que intentar defender con agresividad y tratar de imponer las transiciones y si no es posible, tratar de mover el balón en ataque con agilidad", explica Mario López, a quien también le preocupa controlar a la estadounidense Brooke Salas en el puesto de alero alto. Amy Okonkwo, Marina Lizarazu y Marta Montoliú son las otras jugadoras que sujetan la estructura del Zamora.

Con todo, si el Lointek Gernika Bizkaia mantiene el nivel de acierto de sus partidos como local tendrá muchas opciones de victoria ya que su rival apenas llega a los 60 puntos por partido. Al margen del lanzamiento exterior, que es impredecible, las vizcainas necesitan que sus pívots aporten con más continuidad, más en un partido como el de hoy en el que la balanza de la calidad se decanta del lado de las locales.

noticias de deia