Cuesta arriba desde el principio para el Lointek en la Eurocup

El Lointek Gernika Bizkaia tendrá duros rivales en la Eurocup, que abrirá el 14 de octubre en Maloste

18.08.2020 | 00:14
La nigeriana Evelyn Akhator, de blanco, es una de las figuras del Flammes Carolo

El Lointek Gernika Bizkaia tuvo ayer suerte dispar en el sorteo de la fase de grupos de la Eurocup. El conjunto vizcaino estaba en el segundo bombo de cabezas de serie, pero eso no le libró de rivales de entidad, aunque en compensación tendrá viajes no demasiado complicados, algo que en estos tiempos es algo a tener en cuenta. Si la competición se disputa de la forma y en las fechas previstas, las de Mario López se estrenarán el 15 de octubre en Maloste ante La Roche Vendée. "El Flammes Carolo es el favorito, pero creo que va a ser un grupo muy abierto e igualado en el que serán claves los partidos como local. Nosotras tenemos una plantilla larga y pienso que vamos a poder competir de tú a tú", indica el técnico del Lointek Gernika.

LA Roche Vendée

El conjunto galo debuta este año en las competiciones europeas después de ascender hace tres temporadas a la LFB, donde se ha consolidado con un estilo de juego "duro, físico y competitivo", como explica Mario López. La Roche Vendée juega en La Roche-sur-Yon, una localidad a 80 kilómetros de Nantes, no muy lejos de La Rochelle, y a seis horas en coche de Gernika. Si puede haber público en los pabellones, su pabellón es el Halle des Oudairies, con capacidad para 2.300 espectadores y inaugurado hace apenas dos años en un duelo ante el Cáceres, ciudad con la que está hermanada.

Emanuel Body dirige una plantilla con mayoría de jugadoras galas y de su cantera, lo que le da ese estilo reconocible, y este verano La Roche Vendée ha realizado alguna incorporación interesante como la pívot eslovena Eva Lisec, una de las mejores de Europa en su puesto, que llega del Schio; la internacional francesa Ornella Bankole; o la ala-pívot estadounidense Kristina Higgins.

FLAMMES CAROLO

A priori, es el equipo más potente del grupo, no en vano en las últimas campañas es un habitual en las últimas rondas de la Eurocup. Incluso, hace dos años disputó la Euroliga. El Flammes Carolo representa a Charleville-Mézières, capital de las Ardenas, muy cerca de la frontera con Bélgica. Es la cuna del poeta Arthur Rimbaud, que cuenta con un museo en su honor, y está hermanada con Tolosa porque ambas coinciden en acoger dos de las más importantes festivales de marionetas. Además, su Place Ducale está considerada una de las más bellas de Francia.

En lo deportivo, la plantilla del Flammes Carolo, que juega sus partidos en el Caisse d'Epargne Arena con capacidad para casi 3.000 personas, está llena de nombres importantes y con mucha experiencia internacional. Romuald Yernaux dirige a las francesas Amel Bouderra y Endene Miyen, la belga Kim Mestdagh y la nigeriana Evelyn Akathor, que estuvo los primeros meses del pasado curso en el Perfumerías Avenida. Las cuatro siguen de la inconclusa campaña anterior y, además, han añadido a Jaime Nared, estadounidense de calibre WNBA que promedió 18 puntos y 6,8 rebotes en el Broni italiana; la gala Tima Pouye, con 14 puntos de media en el Tarbes; y la austriaca Sigi Koizar, que llega del Enisey ruso. Nadia Colhado, flamante fichaje del Lointek Gernika, militó la pasada temporada en el equipo carolo, aunque las lesiones no le permitieron brillar.

TENERIFE O KANGOEROES

En el cuarto bombo, donde suelen aparecer los rivales más débiles, estaba el regalo envenenado del Clarinos Tenerife, que según Mario López, "debería superar la previa" ante el Kangoeroes de Malinas. Las canarias aceptaron a última hora la invitación para debutar en la Eurocup y lo harán con "una de las mejores plantillas de la Liga Femenina". "Asia Taylor puede ser una de las sensaciones y han logrado mantener a Tanaya Atkinson, la MVP del año pasado", comenta el técnico gernikarra. A Tenerife ha ido Gaby Ocete, base titular del Gernika la temporada anterior, además de Jovana Nogic o Sarah Imovbioh. En principio, parece muy superior al Kangoeroes, representante de un baloncesto de buen nivel, aunque se resiente de la fuga de talento.