Lointek Gernika

Cita única y el equipo de siempre

El Lointek Gernika arrolla al Mann-Filter en el Bilbao Arena ante más de cinco mil espectadores

05.01.2020 | 06:19
Cita única y el equipo de siempre

Lointek Gernika78

Mann-Filter58

LOINTEK GERNIKA: Ocete (9), Dietrick (12), Arrojo (2), Roundtree (17), Milic (13) -cinco inicial-, Wojta (9), Lo (9), Díez (4), Alberdi (0), Molina (3), Mazionyte (0) y Ariztimuño (0).

MANN-FILTER ZARAGOZA: Simon (2), Ayuso (2), Nacickaite (18), Gimeno (6), Hempe (4) -cinco inicial-, Lahuerta (2), Diallo (6), Hernández (6) y Dillard (12).

Parciales: 15-17, 36-36 (descanso), 66-51 y 78-58.

Árbitro: Sacristán, López y Esteve. Sin eliminadas.

Incidencias: 5.562 espectadores en el Bilbao Arena.

bilbao - El Lointek Gernika cambió de feudo por un día. Dejó de lado su hogar de Maloste para abrigarse en el Bilbao Arena, bajo el calor de los ánimos llegados desde las gargantas de las más de cinco mil personas que acudieron a este partido que quedará grabado en la memoria del club. El reto de los 6.000 espectadores no pudo ser batido. Al final el número de asistentes se quedó en 5.562, pero eso no impidió que se registrara una entrada nunca vista en un partido de baloncesto femenino de máximo nivel en Euskadi. Fue otra barrera más derribada por el club gernikarra, que en menos de una década ha pasado de jugar en pabellones semivacíos en la Primera Nacional a jugar en la Liga Femenina y con una entrada como la vista ayer. Fue una fiesta del baloncesto vizcaino, que estuvo acompañada por el partido que jugó a continuación el Bilbao Basket, y las jugadoras respondieron para crear el final deseado al ganar por 78-58 al Mann-Filter Casablanca de Zaragoza.

Fue una jornada diferente, en la que los lógicos nervios pesaron en ciertas fases del encuentro. Todo era nuevo y muchas jugadoras pagaron por momentos el hecho de jugar en un escenario desconocido para ellas. Al Lointek Gernika le costó arrancar y la ansiedad le agarrotó por momentos. Pero al final consiguió ser el de siempre. Las gernikarras fueron capaces de dominar el ritmo del encuentro, de elevar el plano físico en los momentos más críticos y subir el nivel de intensidad para acabar con un Mann-Filter que inició el choque con ánimos de aguar la fiesta vizcaina y terminó claudicando ante el despliegue de juego del rival. El equipo de las mejores tarde de Maloste apareció en el Bilbao Arena en el momento justo. Su segunda parte, encumbrada con un tercer cuarto en el que logró anotar 30 puntos. Demasiado para las aragonesas, que presentaron una plantilla con jugadoras de mucha calidad individual, pero a las que les terminó pesando la intensidad del choque.

La atmósfera creada en los minutos previos y la importancia de la fecha hizo que el Lointek Gernika quisiera unirse a las fiesta demasiado pronto. Quiso saltar a la cancha y romper el choque. Sin esperar. Esa falta de paciencia llevó a que las gernikarras entraran en una fase de ansiedad en los primeros minutos y tuvieran problemas para encontrar el punto al partido. Margaret Roundtree fue la encargada de anotar la primera canasta en esta jornada histórica, pero Aina Ayuso no tardó en contestar para poner el 2-2 y dejar claro que el Mann-Filter tenía la intención de complicar las cosas al máximo a las gernikarras. Las jugadas individuales de Dilllard y la exgernikarra Nacickaite complicaron las cosas a la defensa local. Además, en ataque las cosas tampoco salieron tan fluidas como habitualmente y el Lointek Gernika no pudo correr como habitualmente. Además, los errores en los tiros libres penalizaron bastante, pero varios destellos de talento hicieron que las vizcainas se fueran con dos puntos de ventaja al descanso (36-34).

el gernika se activa Un Lointek Gernika entró al vestuario y salió de él otro completamente diferente. Más agresivo y, sobre todo, más tranquilo. Las gernikarras subieron las líneas defensivas, provocaron pérdidas, consiguieron correr al contraataque y en estático encontraron siempre una buena opción. Así murió la resistencia del Mann-Filter. Dos canastas consecutivas en las inmediaciones del aro de Nikolina Milic y un triple de Gaby Ocete abrieron brecha y dos tiros libres de Margaret Roundtree cerraron un parcial de 11-0 que hizo que el partido cambiara de signo completamente. El conjunto vizcaino empezó a creer en su juego y a disfrutar de todo lo que le rodeó. Los puntos empezaron a subir a más velocidad y las aragonesas se las vieron y desearon para superar la férrea defensa rival. Este despliegue de buen juego en las dos canastas hizo que el tercer cuarto finalizara con un resultado de 30-17 y dejó al Mann-Filter tocado, sin capacidad de reacción ante un equipo que tiró de jerarquía para dejarles sin opciones.

El choque quedó sentenciado y el último cuarto sirvió para disfrutar. Las jugadoras pudieron soltarse y jugaron sin presión los minutos finales mientras los más de cinco mil espectadores disfrutaron del espectáculo ofrecido por el Lointek Gernika en este día diferente donde se vio al equipo de siempre.

Noticias relacionadas

noticias de deia