FINAL FOUR DE BILBAO 2019

“me preocupa la recuperación”

ÁLEX MUMBRÚ, | ENTRENADOR DEL BILBAO BASKET, centró los esfuerzos tras el partido de ayer en la mejora física de la plantilla bilbaina

09.02.2020 | 04:45
Mumbrú, que vivió la semifinal de forma muy intensa, aplaude en un momento del partido.

Centró los esfuerzos tras el partido de ayer en la mejora física de la plantilla bilbaina

Bilbao - Tras el final no apto para cardiacos vivido ayer en el Bilbao Arena, era momento no solo de analizar lo ocurrido en un encuentro que fue de todo menos fácil para los Hombres de Negro, sino también de bajar las pulsaciones y comenzar a recuperar el físico de cara a la titánica batalla que el Bilbao Basket disputará esta tarde frente al Palma. En sala de prensa, Álex Mumbrú, entrenador del Bilbao Basket admitió que ese aspecto, el de la recuperación "es el que más me preocupa. En septiembre ya sabíamos que queríamos jugar esta Final Four y solo nos queda recuperarnos lo mejor posible para estar preparados para competir", desgranó el técnico catalán.

El de ayer fue un triunfo coral, con retazos de Larsen, la aportación de Lammers... Todo ello llevado en volandas por un Bilbao Arena, por una marea negra que volvió a demostrar que no solo quiere, sino que, como afición, merece, de sobra, estar en la elite. "La gente ha estado increíble, espectacular. Nos han apoyado en los momentos buenos y malos y hay que felicitarles. Les invito a venir mañana -por hoy- con las mismas ganas para seguir apoyándonos", indicó Mumbrú.

Si de algo ha hecho gala esta temporada el Bilbao Basket es de profundidad de banquillo y una muestra clara fue el papel clave que tuvo ayer Rafa Huertas en la remontada que llevó el éxtasis a Miribilla y pone el sueño de volver a la ACB a solo un partido. "Somos un equipo en el que todo el mundo es importante, no hay nadie imprescindible, pero todo el mundo es importante y Rafa lo es. Ha salido y ha estado increíble en defensa, en ataque ha metido un triple que nos ha abierto el campo... Ha tenido la calma de saber que el partido le vendría y nos ha ayudado mucho. El momento en el que hemos roto el partido ha sido gracias a que él ha estado muy bien todas las acciones y decisiones que ha tomado", recalcó Mumbrú. Hasta entonces, el partido no iba por los derroteros que más convenían al Bilbao Basket, algo que se agudizó, sobre todo, en el tercer cuarto. "Hemos tenido un bache en ataque, nos estaba costando estar fluidos y ha sido el momento del partido en el que peor lo hemos pasado. Nos estaba costando encontrar los tiros abiertos, pero hemos sabido mantener la calma y seguir con nuestro plan. Sabíamos que íbamos a tener nuestro momento y cuando nos hemos puesto por delante hemos sabido llevar el partido".

el último esfuerzo Si la labor de Huertas fue fundamental en la parte final del tercer cuarto y la primera mitad del último acto, en los minutos finales fue clave la aportación tanto de Schreiner como de Salgado. El gran capitán de Santutxu, justo antes de iniciar los primeros ejercicios de recuperación -los jugadores del Bilbao Basket estiraron en el Bilbao Arena minutos después del encuentro-. "Mañana -por hoy- haremos el último esfuerzo. Es el último partido de la temporada y tenemos que darlo todo. Nos jugamos el ascenso y hay que salir a por todas. No existe el cansancio y donde no lleguen las piernas tendrá que llegar la cabeza", señaló Salgado.

A la hora de describir al rival de esta tarde en la final por el ascenso a ACB, Salgado no dudó en calificar al Palma como "un equipo muy complicado con un juego interior muy potente y una plantilla muy completa. Será un partido muy complicado, pero esperamos que con el ambiente de Miribilla y haciendo las cosas bien podamos ganar". Llegando al último encuentro del año con opciones de ascenso, el Bilbao Basket cumple su objetivo. "Sabíamos que teníamos que hacer una plantilla para intentar subir y ese era nuestro objetivo", declaró Rafa Pueyo, director deportivo de un Bilbao Basket que se encuentra a 40 minutos de las siglas de la gloria, a 40 minutos de retornar a la ACB.