Edu Martínez Alero del Bilbao Basket

“Nuestro foco sigue estando en el ascenso”

Edu Martínez, uno de los jugadores del Bilbao Basket con más partidos en la LEB Oro, recuerda que la temporada del equipo aún no ha acabado ya que queda lo más importante

09.02.2020 | 01:01
Edu Martínez

Recuerda que la temporada del equipo aún no ha acabado ya que queda lo más importante

Bilbao- Con el factor cancha para el play-off en la mano, Edu Martínez (Logroño, 1990) cree que sería un error "guardarse cosas" en los próximos partidos. El domingo, en la visita al Granada, los hombres de negro tienen una buena oportunidad para no especular.

Tras la última victoria ante el Melilla aseguraron el factor cancha en el 'play-off'. ¿Sienten que han cumplido un objetivo?

-Sí que tenemos esa sensación de haber conseguido algo, sobre todo después del ascenso del Real Betis. Pero no tenemos que conformarnos con eso. Al fin y al cabo, queremos quedar lo más arriba posible y acabar la liga regular con las mejores sensaciones para afrontar el play-off.

El Real Betis ha descrito una trayectoria imparable durante varios meses. ¿Eso les hizo cambiar el foco y pensar que había que estar a tope más adelante y que lo importante viene ahora?

-Bueno, el foco desde un principio lo teníamos y lo seguimos teniendo en ascender. Para eso hay dos opciones: subir directamente o a través del play-off. Y esto es lo que nos toca ahora, aún tenemos posibilidades. El camino es más largo y costoso, pero eso no significa que no podamos hacerlo.

Con el factor cancha conseguido, ser segundo, tercero, cuarto o quinto tiene menos trascendencia que otros años.

-A ver, aún no sabemos dónde se organizará la Final Four. No sé si será en casa del segundo clasificado, si elegirán una sede neutral? Nosotros intentaremos quedar lo más arriba posible por si una de las condiciones es que la organice el mejor clasificado. Mientras deciden, tenemos que concentrarnos en seguir jugando al máximo nivel y tratar de ganar.

Parece importante seguir compitiendo, no dejarse ir. En este sentido, van a ayudar partidos como el de domingo en Granada.

-Sí, y también luego contra el Canoe o el Barça B, que pueden estar jugándose la permanencia. El Granada está ahí en el limbo de meterse o quedarse fuera del play-off y van a ser muy duros. Todos se juegan algo, nosotros también, y tenemos que hacerlo notar. Hay que estar concentrados, no podemos relajarnos porque luego nos puede pasar factura. Queda mucho camino y hay que seguir haciendo las cosas.

Hay mucha igualdad por debajo del Bilbao Basket, pero por su experiencia en la LEB Oro y su conocimiento de entrenadores y jugadores, ¿cuál es el equipo al que no le gustaría encontrarse?

-Hay algunos que no me apetecen, pero uno de los que menos me gusta para este tipo de partidos es el Ourense. He estado allí, he jugado contra ellos y sé que Gonzalo (García de Vitoria) trampea mucho y pone las cosas complicadas. Además, allí se crea un ambiente que hace difícil jugar. El Palma tampoco me hace mucha gracia. En definitiva, nos puede tocar cualquiera y habrá que estar preparados para hacerle frente al que toque.

En cuanto a su rendimiento particular, ¿se ha comido mucho la cabeza por el hecho de que los tiros no le hayan entrado? Porque, al fin y al cabo, es su especialidad de siempre.

-Bueno, la verdad es que no ha sido sencillo. Cualquier tirador pasa malas rachas, pero suelen ser más cortas. Yo pensaba que duraría menos y se ha ido alargando más de lo esperado. Yo he seguido insistiendo y he intentado estar tranquilo dentro de lo posible. Además, he seguido teniendo la confianza de los compañeros y del entrenador y las cosas, más o menos, han salido adelante. Y estoy contento por estar rindiendo ahora a un nivel con el que me siento cómodo.

Precisamente, esa rotación amplia que ha manejado Mumbrú ha sido positiva, aunque quizás algunos jugadores estaban acostumbrados a otro reparto de minutos.

-Cualquier equipo importante de cualquier competición suele jugar con rotaciones amplias en las que todo el mundo se siente participativo e importante y todo el mundo tiene un rol y un impacto en el juego más o menos grande. Creo que esta ha sido la filosofía todo el año ya que si llega una lesión o otra circunstancia siempre estás preparado y con confianza. Esa idea es la idónea para equipos como el nuestro ya que puedes mantener una intensidad mayor que otros que quizás tengan plantillas más cortas.

¿Qué cree que el equipo puede mejorar o pulir en lo que queda de temporada?

-Simplemente, ser conscientes de las cosas que hacemos bien y seguir haciéndolas y no dejarnos nada. Si tenemos cinco cosas en defensa, hacerlas. Si tenemos siete cosas en ataque, hacerlas. Sabemos que si jugamos a nuestro mejor nivel pocos equipos pueden hacernos frente. Por eso, no hay que escatimar en esfuerzos ni racanear nada.

Y que no haya lesiones.

-Por supuesto, toquemos madera. Ahora es cuando todos tenemos que estar sanos para competir a tope. Eso es lo principal.