Museos que crecen en 2022

2022 será un año especial. El Bellas Artes de Bilbao afronta su ampliación y el Guggenheim se encuentra a la espera de los fondos europeos para la financiación del proyecto del Guggenheim Urdaibai

29.12.2021 | 00:22
Unas personas visitan la exposición 'Mujeres de la abstracción' en el Guggenheim Bilbao.

LOS museos de todo el mundo han comenzado una lenta recuperación durante este año, aunque todavía se encuentran en niveles más bajos a la pandemia debido a la caída del turismo internacional. El Guggenheim Bilbao y el Bellas Artes de Bilbao daban también a conocer hace unos días sus datos de afluencia de público, unos datos que apuntan a que se van acercando al nivel de visitantes anterior a la crisis sanitaria.

Pero además, las instituciones vascas siguen revalidando la apuesta por la cultura y ambos museos han abordado en 2021 sus planes de expansión. En el caso de Bellas Artes de Bilbao, se han comenzado ya a acometer las obras de su proyecto de ampliación y reforma, diseñado por el arquitecto británico Norman Foster junto con el bilbaino Luis María Uriarte. Unas obras que se desarrollarán durante todo 2022 y que está previsto que concluyan a finales de 2023.

En el caso del Guggenheim Bilbao, este mismo año se ha dado a conocer el proyecto del museo que busca ampliarse en Urdaibai, entre Gernika y Murueta, creando un entorno artístico en la naturaleza. Será un nuevo modelo museístico, que aunará producción artística, ecología, tecnología, conectividad social e investigación y proporcionará al visitante una experiencia diferente y complementaria a la del actual Guggenheim Bilbao. Una experiencia que comenzaría en la villa foral, en los terrenos donde se ubica la antigua fábrica de Cubiertos Dalia, y finalizaría en Murueta, donde se encuentra el astillero. En Gernika y en Murueta se construirían dos nuevos edificios.

El planteamiento presentado por el museo bilbaino contempla que todo el recorrido, que discurre por la vega de la ría de Gernika, esté copado por diferentes propuestas artísticas, de ahí el interés de realizar el recorrido a pie. En todo caso, el proyecto plantea otras posibilidades como recorrer el paseo en bicicleta, en autobús eléctrico e incluso se baraja la posibilidad de habilitar un tren lanzadera, ya que existe una línea de tren que discurre junto a este paseo.

Una ampliación que se realizaría siempre bajo los criterios de sostenibilidad y respeto al medio ambiente. Este último es un requisito indispensable, más si cabe en una comarca cuyos suelos, o buena parte, están sometidos a un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), un documento normativo "que ordena las actividades a realizar en el suelo no urbanizable de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai desde un enfoque de sostenibilidad".

2025 o 2026


Si todo va bien, el Guggenheim Urdaibai podría abrir en 2025 o 2026. "De todas las iniciativas que pusimos en marcha desde 2008 para preparar 2020, la mayor parte se han desarrollado, pero este es un proyecto que está todavía pendiente. Creo que sigue siendo vigente para el museo, que es una ampliación no tanto cuantitativa de más metros, sino cualitativa, que nos permite hacer cosas diferentes a las que ya venimos haciendo, de manera que se propicie una experiencia complementaria a la del museo de Bilbao; que tenga más que ver con la conexión con el paisaje, la naturaleza, la sostenibilidad...", explicaba recientemente Juan Ignacio Vidarte, director general del Guggenheim, a este periódico.

Este proyecto de ampliación del Guggenheim Bilbao optará a recibir hasta 81 millones de los fondos europeos. El resto de la inversión hasta un total de 120 millones de euros correría a cargo del Gobierno vasco, la Diputación Foral de Bizkaia, instituciones locales e inversores privados.

La ampliación se encuentra en estos momentos en una situación de "compás de espera", sin que todavía se hayan dado "pasos significativos" para garantizar la financiación que necesita, según su director, Juan Ignacio Vidarte. "Nosotros seguimos con confianza, pero todavía sin poder garantizar y poder certificar el proyecto. La esperanza sigue puesta en los fondos europeos para la recuperación, "pero todavía –ha puntualizado– en relación con ese aspecto no ha habido ningún avance significativo".

La decisión podrá venir en 2022, cuando el Guggenheim cumplirá 25 años desde que el museo abrió sus puertas, por lo que ha elaborado también una programación muy especial y ambiciosa, en la que se incluyen exposiciones como la relación entre automóvil y arte, comisariada por el arquitecto británico Norman Foster, y un gran despliegue en todo el museo de los fondos de su colección.

5.000 metros


En cuanto al Bellas Artes de Bilbao, "hemos empezado ya a preparar el edificio antiguo para poder mantener abierto el museo. Es una ampliación física importante, son 5.000 metros cuadrados", ha explicado su director, Miguel Zugaza.

Una joven contempla un cuadro de Arrue en el Bellas Artes. Foto: José Mari Martínez

Tras el desalojo de las obras de arte, en noviembre comenzó el acondicionamiento en el edificio antiguo de la pinacoteca bilbaina para adaptar las instalaciones y poder mantener abierto el museo durante la fase de construcción de la nueva galería.

El objetivo es que cuando comience las fase 2 de las obras en la primavera del año que viene –que supone la parte principal de la reforma– la apertura al público se traslade al antiguo. De esta manera, el museo no permanecerá cerrado en ningún momento y la actividad, no solo la expositiva, pueda continuar desarrollándose durante todo el proceso de ampliación.

Entre las novedades, se encuentra la creación de un nuevo espacio museográfico BBK Museoa, que contará con una nueva sala de exposiciones de 1.500 metros cuadrados que se abrirá a una terraza al aire libre de 700 metros cuadrados adicionales para exponer esculturas.

La semana pasada, el Gobierno vasco concedía una subvención plurianual de 12,6 millones para la ampliación, Las tres instituciones que integran la Fundación del Museo, el Gobierno vasco, la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao, abonarán a la Fundación un tercio del importe de la línea de crédito que se suscriba con la entidad financiera Kutxabank para llevar a cabo estas obras.

En total cada entidad pagará 12,6 millones de euros hasta 2036. El proyecto tiene un coste de 37,8 millones incluidos los honorarios de los arquitectos, las licencias, la adecuación del edificio antiguo y la compra de un local próximo, donde se ubicarán las oficinas durante las obras y que luego servirá para otros usos. Las obras finalizarán a finales de 2023.

situación del arte

En el mundo

nuevos museos. Los museos y mercados del arte se han recuperado lentamente a lo largo de 2021, a pesar de las restricciones pandémicas. Pocas ferias se han atrevido a celebrarse, aunque sí lo han hecho ARCO o la Art Bassel Miami.

A pesar de ello, han abierto sus puertas este año el Museo de Helga de Alvear (Cáceres), el espacio Hauser And Wirth (Menorca), el Museo Munch (Oslo), la Bolsa de Comercio de París, o el Museo de Cine de Los Ángeles.

A la baja

mercado del arte. Respecto al mercado del arte sigue bajo los efectos del golpe pandémico, y solo han subido las ventas en Internet, que se han disparado casi al doble, gracias al auge de productos como los NFT (objetos digitales autentificados).

"La esperanza sigue puesta en los fondos europeos pero no hay avances significativos"

juan ignacio vidarte

Director del Guggenheim Bilbao

"La ampliación del Museo es más que nunca un proyecto estratégico"

miguel zugaza

Director del Bellas Artes


noticias de deia