Los libros recuperan su cita en El Arenal

La feria bilbaina abre sus casetas con Najat el Hachmi y Mariasun Landa como nuevas premiadas con el Atea 2021

03.06.2021 | 17:48

La Feria del Libro de Bilbao ha llegado este miércoles a El Arenal con sus 51 años recién cumplidos, con la ilusión de superar un año aciago que incluso aplazó su celebración en 2020 a octubre y con las casetas repletas de libros y libreros dispuestos para ello. En el acto de apertura, las escritoras Najat el Hachmi y Mariasun Landa han recibido el premio Atea 2021 bajo un cielo muy nublado y ante la expectación de los congregados.

El acto ha rozado lo extraño, pues las propias galardonadas han tenido que recoger su premio debido a las normas y precauciones sanitarias. A pesar de ello y de la lluvia fina que amenazaba la inauguración, a Bilbao le esperan diez días de celebración librera. "La Feria del Libro es siempre una fiesta. Estoy muy contenta de estar aquí y agradezco el premio, que reconoce mi trabajo", ha espetado la experimentada escritora vasca. "Me hace mucha ilusión porque en Bilbao siempre me he sentido muy acompañada con mis libros", ha sumado Najat el Hachmi.

LIBRERÍAS CON ESPERANZA


Tanto Naiara, librera en Sorgin Liburuak, como Dina, de la editorial bilbaina Consoni, confían en la llegada de lectores asomadas en sus casetas. "La Feria es una oportunidad para que la gente nos conozca. Tener 15 autores de golpe y porrazo nos da mucha visibilidad. Hace que los lectores se acuerden de ti", explica Naiara. Es el primer año que la editorial Consoni tiene caseta propia sobre el paseo de El Arenal, lugar que el alcalde de la villa, Juan Mari Aburto, ha definido como "el corazón del antiguo y nuevo Bilbao". "Estamos contentísimas de estar aquí, esperamos que se acerque mucha gente. Ha habido que recalcular mucho este año y queremos volver a la marcha", ha expuesto Dina.

ESCRITORAS CON VALORES


La escritora natural de Nador, Marruecos, Najat el Hachmi, antes premiada con el Nadal y el Ramon Llull, ha tratado de explicar lo que significa para ella "el oficio extraño de la escritura": "Los libros me hacen creer en su capacidad transformadora. No soy una ingenua, pero creo que a través de la lectura ayudamos a derribar ciertos muros de un mundo partido en muchas piezas". Para Mariasun Landa, con su literatura infantil y juvenil ha sido emocionante ver cómo su trabajo ha sido reconocido. "Esta pandemia ha traído muchas lecturas. Estar aquí es un paso más hacia lo que entendemos como normalidad", ha sugerido Landa, que ha admitido que ella, en el confinamiento, ha leído más de lo que ha escrito. "Estoy paralizada y desubicada en esta situación para poder escribir", ha reconocido.

Por El Arenal irán desfilando autores como Ander Izagirre, Uxue Alberdi o Karmele Jaio, mientras en horario vespertino María Dueñas, Edurne Portela, José Ovejero, Katixa Agirre y Lorenzo Silva presentarán sus libros en la Biblioteca de Bidebarrieta.

"Todos esperamos que haya pasado lo peor. Vemos el futuro con más luz gracias a la cultura", ha confiado el alcalde como anfitrión y maestro de ceremonias. Aburto ha estado acompañado por el concejal de Cultura, Gonzalo Olaberria; el presidente de la Cámara del Libro de Euskadi, José Agustín Iturri; el presidente de la Asociación de Libreros, Kepa Torrealdai, y el Coordinador de las Ferias del Libro de Euskadi, Asier Muniategi.

Este último ha recordado la XIV edición de la Lectura Ininterrumpida de Clásicos que organiza el euskaltegi Bilbo Zaharra para poner de manifiesto que pretenden "sacar el euskera a la calle". "Bilbao es una ciudad de valores, y Najat y Mariasun son escritoras con valores", ha concluido el propio Muniategi.

noticias de deia