78 Quincena Musical

Euskadiko Orkestra actuará en la Quincena junto a Asier Polo y Juanjo Mena

"No tengo mejor pareja para hacer música. Vale sólo con mirarnos", ha asegurado Mena

18.08.2020 | 16:48
Ensayo de Euskadiko Orkestra.

Euskadiko Orkestra ofrecerá este miércoles en el Kursaal de Donostia la última de sus tres actuaciones en la 78 Quincena Musical en la que interpretará un "maravilloso programa" dedicado a Beethoven y Haydn, acompañada por el director Juanjo Mena y el violonchelista Asier Polo.

El director de la Quincena, Patrick Alfaya, ha presentado el recital este martes en una rueda de prensa en Donostia, junto a Mena y a Polo, considerados dos de los músicos vascos de mayor proyección internacional.

La última vez que el violonchelista bilbaino actuó en el festival clásico donostiarra lo hizo precisamente junto a Mena, quien acudió a Donostia con la Orquesta Filarmónica de la BCC para inaugurar la 78 Quincena Musical.

En esta ocasión, ambos compartirán escenario con los instrumentistas de la Euskadiko Orkestra para ofrecer un "repertorio maravilloso" que, según ha explicado Alfaya, incluye la Sinfonía número 7 de Beethoven y dos obras muy diferentes del que fuera su maestro, Joseph Haydn: la Sinfonía número 44 y el Concierto para violonchelo número 1.

Polo, quien regresa al festival tras haber sido galardonado con el Premio Nacional de Música en 2019, ha manifestado su "ilusión" por retornar a la Quincena Musical y su satisfacción por el hecho de que la música, que "alimenta el alma", pueda retornar a los escenarios en directo.

En similares términos se ha expresado Juanjo Mena, quien ha dicho que resulta "fantástico" que en una situación "tan terrible" como la generada por la pandemia de covid-19 se unan todas las partes para "remar en la misma dirección" y ofrecer lo que demanda la sociedad, que es "escuchar música".

Ha prometido un "programa bellísimo" que combinará la fuerza interior de la obra de Beethoven con la tristeza fúnebre y la vitalidad que emanan de las dos obras de Haydn.

Mena ha valorado especialmente el esfuerzo realizado por la Euskadiko Orkestra para adaptarse a la nueva realidad que requiere, por ejemplo, la separación de los músicos, al tiempo que ha destacado el virtuosismo de Polo con quien logra una comunicación especial. "No tengo mejor pareja para hacer música. Vale sólo con mirarnos", ha agregado.