Euskadi pone en marcha 2,6 millones en ayudas al sector cultural

Habrá subvenciones para micropymes y otras para apoyar la producción editorial, la ilustración, el cine, las artes plásticas y la catalogación y digitalización

24.06.2020 | 13:58
Niños leyendo durante una edición de la Feria del Libro y Disco Vasco de Durango

Los beneficiarios deberán contar con menos de 10 trabajadores y presentar una facturación anual inferior a dos millones de euros

El departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno vasco ha puesto en marcha una convocatoria de subvenciones dirigida a micropymes del sector cultural, dotada con dos millones, y otras cinco líneas especiales de ayudas, dotadas con 645.000 euros, para apoyar la producción editorial, la ilustración, la producción cinematográfica, las artes plásticas y la catalogación-digitalización frente a la crisis por la covid-19.

En rueda de prensa en Donostia, el consejero vasco de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, ha dado cuenta de este paquete de ayudas que consta de dos ejes, una nueva convocatoria de subvenciones dirigida a micropymes del sector cultural con el objetivo ayudarles a paliar sus gastos fijos o estructurales, con un presupuesto de dos millones de euros, y cinco líneas de ayudas, con un presupuesto total de 645.000 euros.

Éstas tendrán como objetivo impulsar la creación y generar actividad empresarial en la producción editorial, la ilustración, la producción cinematográfica, la creación en las artes plásticas y, finalmente, la catalogación-digitalización del patrimonio musical.

Zupiria, acompañado del viceconsejero de Cultura, Joxean Muñoz, y la directora de Promoción de la Cultura, Aitziber Atorrasagasti, así como del director de Patrimonio Cultural, Mikel Aizpuru, y la directora de Etxepare Euskal Institutua, Irene Larraza, ha destacado que el sector cultural es "uno de los más afectados por la suspensión obligada de la actividad aprobada para frenar la propagación de la covid-19".

"Además del enorme dolor que a nivel humano está causando la pandemia, la situación de alarma y las medidas que se han tomado para frenar su propagación están generando unas consecuencias muy importantes a nivel social y económico", ha incidido.

En este contexto, ha apuntado que estas medidas buscan "contribuir a paliar esos efectos, ayudando a las empresas del ámbito cultural a afrontar parte de sus gastos" pero también "dar un paso más en el impulso a la actividad creativa y apoyar la actividad de las empresas del ámbito cultural".

MICROPYMES
En cuanto a las ayudas a micropymes ha explicado que están dirigidas a pequeñas empresas culturales que se hayan visto obligadas a reducir su actividad o pararla por completo como consecuencia de la situación de alarma generada por el covid-19.

Esta convocatoria, que se aprobará el próximo martes en el Consejo de Gobierno, contará con un presupuesto de 2 millones de euros y la cuantía máxima de las ayudas a cada beneficiario será de 10.000 euros.

Podrán ser objeto de la subvención los gastos fijos o de estructura de sociedades o asociaciones. Así se tendrán en consideración los gastos de arrendamiento del local de trabajo; de arrendamiento de material técnico y de vehículos de transporte destinados a la actividad laboral; y de suministros de los locales de trabajo.

También se podrán financiar con estas ayudas los intereses derivados de cuotas por préstamos hipotecarios destinados a cubrir la compra del establecimiento donde se desarrolla la actividad; cuotas de préstamos correspondientes a inversiones realizadas en el quinquenio anterior a la entrada en vigor del estado de alarma o derivados de su financiación, destinadas para la adquisición de bienes necesarios para el correcto funcionamiento de la actividad; cuotas para la inversión en elementos necesarios para la adaptación de la actividad a las condiciones impuestas por el covid-19 e intereses derivados de otro tipo de gastos como cuotas de seguros o servicios de profesionales independientes contratados durante el periodo de alarma o impuestos municipales.

Los beneficiarios deberán contar con menos de 10 trabajadores y presentar una facturación anual inferior a dos millones de euros. Asimismo, deberán demostrar que su actividad ha sido suspendida totalmente o que haya sufrido una reducción en la facturación superior al 75% respecto al 2019, como consecuencia de la emergencia sanitaria.

Otro de los requisitos que deberán cumplir es tener como objeto o fin el desarrollo de actividades culturales y que la facturación provenga por lo menos en un 70% de una o varias actividades relacionadas con la cultura.

Quedarán excluidas de esta convocatoria todas aquellas asociaciones de carácter amateur, cuyos integrantes no reciben remuneración alguna, documentalmente acreditada para tal fin, por la actividad desarrollada.

El plazo de presentación de las solicitudes de las ayudas comenzará el día siguiente de la publicación de la convocatoria en el BOPV y finalizará tras 15 días naturales.

NUEVAS LÍNEAS

Por otro lado, se ponen en marcha cinco iniciativas dirigidas a impulsar la actividad de los creadores vascos, así como la actividad empresarial de entidades y empresas del ámbito cultural.

El objetivo de la primera línea de ayudas es incrementar la compra del libro en euskara y el libro editado en Euskadi, mediante compra a las librerías de proximidad con destino a la Red de Bibliotecas Públicas de Euskadi. Se destinará una partida extraordinaria de 100.000 euros a través de una convocatoria concurrente entre las bibliotecas (el Gobierno Vasco repartirá el presupuesto entre las bibliotecas, que se encargarán de comprar los libros).

Estos 100.000 euros se suman a los 800.000 euros destinados a la compra de libros que ya estaban previstos en los presupuestos, llegando así a los 900.000 euros para compra de libros en formato tradicional (en 2019 se destinaron 660.000 euros a tal fin).

Por otro lado, la línea de ayudas destinada a la ilustración busca promover la creación de ilustraciones en torno al confinamiento provocado por la crisis sanitaria. Las obras resultantes se publicarán en un libro gráfico multilingüe (euskara, castellano, francés e inglés). El Gobierno adquirirá el libro resultante de este proyecto para distribuirlo en las bibliotecas de la Red de Lectura Pública de Euskadi, garantizando así su distribución y compensando los riesgos económicos de la edición. El Gobierno vasco cuenta con la colaboración de Euskal Irudigileak-Asociación Profesional de Ilustradores de Euskadi.

En lo que al procedimiento se refiere, se solicitarán dos ilustraciones a 20 profesionales cualificados, conocidos y reconocidos en el sector de la ilustración en Euskadi.

La línea destinada a la producción cinematográfica buscará promover la realización de ocho cortometrajes de ficción en torno al tema general del confinamiento, de modo que puedan distribuirse y comercializarse como productos unitarios o agrupados en un único film de largometraje. EiTB colaborará en la compra de derechos de comunicación de estas producciones.

El Gobierno Vasco invertirá un presupuesto de 240.000 euros en la producción de los films a través de una transferencia directa a Zineuskadi. A esta cantidad hay que sumar los 100.000 euros que EiTB destinará a la compra de derechos de comunicación.

En el ámbito de las artes plásticas, el Gobierno vasco buscará apoyar a los artistas de Euskadi a través de una compra excepcional a fin de aportar recursos al tejido artístico vasco. Esta operación excepcional de compra se basa en una acción colectiva entre el Museo Artium, el Museo de Bellas Artesy Tabakalera. El presupuesto para la compra será de 150.000 euros y se le adjudicará al museo Artium.

Finalmente, el Gobierno vasco invertirá 50.000 euros en catalogar, digitalizar y analizar las carátulas de los discos editados en Euskadi, a fin de dotar a la Biblioteca Digital de Euskadi de un fondo documental "de gran importancia dentro del patrimonio cultural vasco". Este proyecto se llevará a cabo contando con la colaboración del Archivo Vasco de la Música Eresbil.