Belako busca el salto internacional con su cuarto disco, ‘Plastic drama’

Actuarán en Austin, Nueva York, Europa y Reino Unido para presentar su último álbum

04.02.2020 | 06:21
Belako, durante su concierto con motivo de los premios MTV en 2018.

Bilbao - Plastic drama será el título del cuarto disco del grupo vizcaino Belako, que será editado en mayo, bajo su propio sello y dos años después de Render me numb, trivial violence. A pesar de haber actuado en múltiples festivales y salas internacionales, su futuro álbum busca que la banda "dé el salto" fuera de las fronteras estatales. Para ello, actuará en Austin, Nueva York, Europa y el Reino Unido, además de en Euskadi, en marzo en el donostiarra Teatro Victoria Eugenia.

Apenas han pasado ocho años desde que Belako se entrenara ante el gran público en el Bilbao BBK Live de 2012. Desde entonces, cada una de las actuaciones del grupo de Mungia ha dejado boquiabiertos y extenuados a los miles y miles de seguidores que han ido acumulando tras grabar discos como Eurie, Hamen y el citado Render me numb...

Plastic drama será el nombre del cuarto álbum de Belako, con el que la banda "dará su salto más internacional", anuncian. Lo editarán bajo su propio sello discográfico en mayo y bajo la licencia de BMG Internacional. "Es un álbum ambicioso, reflexivo y, sobre todo, reivindicativo con el que se involucrarán en una gira internacional", adelantan desde su oficina.

Hasta su lanzamiento en mayo, Belako desvelará parte de Plastic drama con "pequeños aperitivos en forma de singles y actuaciones" en ciudades como Donostia, el próximo 6 de marzo; Nueva York o Austin, en cuyo festival SXSW tomarán parte como integrantes del cartel Sounds From Spain. También actuarán en los meses próximos en países como Reino Unido, Alemania, México y Estados Unidos, además de en el Estado y Euskadi.

crítica social Plastic drama es un disco que pivota sobre "la búsqueda del sentido real de las cosas en un mundo en el que todo se traduce a cadenas de montaje, fabricación y explotación de seres vivos". Sus canciones cuentan "la parábola del cazador que ha sido cazado, cómo el ser humano consume mientras se consume a sí mismo en una sociedad en la que la inmediatez gana a las eternidades y al propio tiempo", explican.

Con una perspectiva crítica frente al exceso de residuos y plásticos, el grupo vizcaino también reflexiona de una forma irónica sobre aquellos problemas cotidianos del primer mundo con los que nos ahogamos. El cuarteto dice "ser consciente" desde dónde parte su mirada: una sociedad desarrollada con problemas del primer mundo. Por ello, el álbum muestra también "la exposición de la dualidad de perspectivas, como el que aprende a distinguir la imagen real de los falsos reflejos sobre una superficie. Todo desde el lenguaje que consigue pulir esas dos caras, la realidad que afecta a toda una generación y la música", concluyen.

noticias de deia